WWF exige la paralización de los dragados de mantenimiento en el Guadalquivir

0
54
54

WWF considera inaceptable que el Puerto de Sevilla haya iniciado el dragado de mantenimiento del Guadalquivir sin consultar previamente a la Comisión Científica, ni contar con los expertos en su diseño. Además, WWF ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente que paralice los dragados si el Puerto carece de todos los permisos necesarios para llevarlos a cabo.

Los dragados de mantenimiento del Río Guadalquivir han comenzado sin que se haya contado con la participación de la Comisión Científica. A juicio de WWF, el Puerto de Sevilla ha demostrado, una vez más, que trabaja de forma unilateral ignorando absolutamente las necesidades del río Guadalquivir en su conjunto. Por ello, WWF pide a las administraciones competentes la paralización de los dragados hasta que esté asegurado el asesoramiento científico independiente para su realización.

El dictamen de la Comisión Científica para el Estudio de las Afecciones de las Obras de Dragado del Río Guadalquivir emitido en 2010 advertía que “en la situación actual del río Guadalquivir, es necesario continuar el dragado de mantenimiento, pero el mismo debe modificar sus condiciones de tiempo, lugar y magnitud, asesorado por conocimiento científico, para evitar el solape de las consecuencias del dragado con otros factores en el estuario y minimizar así sus efectos negativos”.

En febrero de 2011, con motivo de la presentación del Estudio del Dragado junto con el director de la Estación Biológica de Doñana y dos de los autores de los estudios científicos, tanto el Presidente como el Director del Puerto declararon aceptar las conclusiones de los estudios y su voluntad de contar con los científicos en la campaña de dragados de mantenimiento.

Tanto los responsables del Puerto como otras autoridades han reconocido, en línea con el dictamen de la Comisión Científica, la necesidad de una gestión integral del Guadalquivir. Por su parte, la UNESCO, en su informe de Patrimonio de la Humanidad sobre Doñana recién publicado, insiste en la necesidad de gestionar el río Guadalquivir “con un enfoque integrado” y “ecosistémico”.

Sin embargo, el dragado ha comenzado como todos los veranos, organizado unilateralmente por la autoridad portuaria y sin contar con los científicos y con los demás actores implicados en el río y que podrían verse afectados por las obras.

Uno de esos actores es el Espacio Natural Doñana. WWF quiere puntualizar que el Consejo de Participación, que se reunió el pasado viernes, no dio su visto bueno a los dragados de mantenimiento. La propuesta de apoyar las conclusiones de la Comisión Científica fue bloqueada inexplicablemente por el Ministerio de Medio Ambiente. En todo caso, el Consejo hubiera apoyado lo que exige la Comisión Científica – la necesidad de continuar con unos dragados que cuenten con el aval de los científicos y modificados en “tiempo, lugar y magnitud” – no los que actualmente está realizando el Puerto de Sevilla, que no cumplen estas condiciones.

Por otra parte, WWF ha solicitado la copia de la autorización de dragado de mantenimiento del río Guadalquivir, con su pertinente Declaración de Impacto Ambiental (DIA) e informe del Espacio Natural Doñana, y de la autorización para el vertido y acumulación del material resultado de los dragados en las márgenes del río Guadalquivir, en virtud del derecho de acceso a la información en materia de medio ambiente.

WWF considera que si el Puerto no posee todas las autorizaciones necesarias, incluida una DIA, es urgente que se paralicen los dragados de mantenimiento por parte de la administración competente, aunque el Puerto, como administración pública, debería paralizarlos por sí mismo a fin de dar un estricto cumplimiento de la ley.

Para Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF: “El Ministerio y la Junta de Andalucía no pueden consentir que de nuevo el Puerto de Sevilla tome acciones unilaterales que dañan a la biodiversidad y a la economía del estuario sin contar con otras administraciones ni con los científicos”. Y añade: “Los científicos han concluido que los dragados de mantenimiento sólo serán posibles si se hacen de forma diferente a como se han hecho hasta ahora pero parece que el Puerto seguirá haciéndolos como siempre, sin informar y contando sólo con sus propias necesidades, no con las del Guadalquivir”.

Fuente.- WWF

Comentarios