Sobre el blog

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad de iAgua.
429

Termina el tour por Holanda con la visita a la PTAR más grande de Ámsterdam, una infraestructura de inmensas proporciones construida en 2005 que da servicio a una población equivalente a un millón y medio de personas y de operación pública (Waternet). El complejo, formado además por una central energética, se localiza a un kilómetro y medio de la ciudad. En Ámsterdam hay otra planta que trata el agua de 500.000 personas.

Los procesos que se llevan a cabo en la planta son similares a varios vistos con anterioridad (fangos activos, tanques de sedimentación para separar los lodos del agua limpia que se vierte al Canal del Mar del Norte, digestor de lodos con producción de biogás) excepto por la escala y el hecho de que recogen lodos de otras 10 plantas más pequeñas en los alrededores de la capital holandesa, con el objetivo de centralizar la producción de biogás. La otra gran diferencia con las demás PTARs es el proyecto experimental (aunque no por ello a pequeña escala) de producción de estruvita, un fertilizante fosfatado en forma de cristales con gran calidad, y el destino final de los lodos (incineración).

En relación a la estruvita, el sistema consiste básicamente en recuperar de los lodos este fertilizante a través de presión, cambios de pH (la estruvita necesita un pH mínimo de 8 para formar cristales) y adición de magnesio. La sustancia obtenida es un excelente fertilizante que, de hecho, en Holanda aún no es comercializable, por lo que lo venden a sus vecinos alemanes. En 2015 cambiará la legislación al respecto, y las 900 toneladas de estruvita que se producen cada año podrán destinarse a la fertilización de los propios campos de cultivo del país.

Tanques de producciónd e estruvita.

Respecto a la incineración, cuando los lodos han cumplido su ciclo de vida y se ha extraído la estruvita, pasan a ser incinerados en un emplazamiento en las mismas instalaciones. La incineradora es propiedad de AEB Amsterdam, una compañía privada que pone de manifiesto la voluntad cooperativa entre instituciones (la PTAR es propiedad del Gobierno de Ámsterdam). La incineradora funciona con parte del biogás producido en los digestores de lodos vecinos. La parte restante, un 20% aproximadamente, se destina a los circuitos de calefacción de la ciudad, así como la energía y calor producidos durante la incineración.

Aunque las actividades que se llevan a cabo en la central energética se explicaron exhaustivamente, su interés en relación al tratamiento de aguas residuales es escaso excepto por lo anteriormente explicado.

Centro de control de incineración.

La siguiente parada fue el aeropuerto de Schiphol, en donde se lleva a cabo un proyecto piloto a partir del tratamiento de las aguas residuales procedentes de los aviones y las oficinas del aeropuerto para la producción de estruvita, en un proyecto similar al que se ejecuta en la PTAR de Ámsterdam pero en una escala menor.

Tanque de producción de estruvita en Schiphol.

Por último, concluimos el tour en Denim City. Para fabricar unos vaqueros se necesitan 7.000 litros de agua desde el cultivo del algodón hasta el envejecido de la tela, y con el propósito de reducir esta cantidad nace precisamente la ONG House of Denim. Los objetivos son básicamente tres: utilizar menos agua, menos químicos y generar menos residuos.

Para ello cuentan con varias herramientas: educación, red de trabajo con eventos y una “embajada” de la ONG, el archivo índigo (recopilación de buenas prácticas) a disposición de las empresas e investigación, concretada en el Blue Lab, donde se estudian técnicas como el teñido de tejidos con ozono o láser para el envejecimiento de la telas.

Estos vaqueros han ahorrado un 10% de agua.

En cuanto a objetivos concretos, en la actualidad se centra en el lavado ecológico (con menos agua) y alternativas al algodón que necesite menos regadío. De hecho, ya existe una primera lñinea de vaqueros “piloto” llamada Red Light, haciendo referencia al emblemático barrio, que además están compuestos de parte de tela vaquera reciclada. Su precio oscila entre 75 y 110 euros, aunque depende de la demanda.

Y con esto, se acaba el Media Tour Industry and Waste Water.

Comentarios