Entre la biología y la química: Nuevas alternativas en el tratamiento de aguas y cómo convertir residuos en productos

0
459
  • PTAR de Aqualân Grou (Imágenes: Águeda García de Durango)
    PTAR de Aqualân Grou (Imágenes: Águeda García de Durango)

Sobre el blog

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad de iAgua.
459

Si tuviera que elegir un “día fuerte” de este viaje por Holanda, sin duda sería el miércoles. Y a continuación explico por qué.

Aqualân Grou

En primer lugar, hemos visitado Aqualân Grou, perteneciente a la Water Authoritie de Wetterskip Fryslân. Aqualân Grou es un sistema de tratamiento de aguas residuales procedentes de uso doméstico (de una población de 25.000 habitantes equivalentes) dividido en dos fases. Una primera es una PTAR de fangos activos, sin ningún añadido especial y que produce agua de muy buena calidad. La segunda fase es el punto novedoso.

Ésta consiste en un proceso llamado Water Harmonic, basado solo en procesos biológicos. A pesar de que el agua que recibe de la PTAR ya está en condiciones de ser devuelta a un cauce, Wetterskip Fryslân quiso ir más allá en 2005 e implementó el concepto de Water Harmonic.

La idea es conseguir agua limpia al 99,9%. Tras ser tratada, el agua pasa por un estado de reposo de tres días de duración en pantanos de unos 2 metros de profundidad y 25 m de largo por 4 de ancho en las que (atención) pulgas de agua eliminan cualquier resto de materia orgánica presente, que se deposita en el fondo y se limpia periódicamente.

Pantanos de limpieza con pulgas de agua.

Posteriormente, para eliminar los restos de fósforo y nitrógeno, se filtra (durante 1 día y medio) a través de juncos o cañas tipo carrizo, con una eficiencia cercana al 95%.  Finalmente, se vierte a un curso fluvial específico estanque de profundidad variable apto para la pesca, en el que se ha estudiado qué tipo de pez es más adecuado ecológicamente. Esto es debido a que el contenido de oxígeno en el agua es muy bajo y hay pocas especies que puedan vivir en ese ecosistema.

Carrizal

La calidad del efluente final es muy superior a la exigida por la legislación. Como futuro desarrollo en un contexto europeo cada vez más exigente tiene futuro, aunque no en un país como Holanda debido a la gran cantidad de superficie que se requiere para ponerlo en marcha. Con la imperante filosofía de cooperación, no es probable que haya inconvenientes a la hora de exportar la idea.

Estanques de pesca

Anthonis Hospital

La segunda parada ha sido Anthonis Hospital, un hospital público de pequeño tamaño en Sneek (Fryslân) que facilita la investigación en sus aguas residuales desde la primavera de 2014. El procedimiento consiste en alquilar un espacio cercano a varias empresas que durante un periodo aproximado de dos meses, prueban la eficacia de sus tecnologías en la eliminación de bacterias del agua.

Espacios en alquiler donde trabajan las empresas, junto al hospital

El agua residual que investigan no es un agua cualquiera. El hospital ha diseñado unos inodoros específicos que separan la orina de las heces de los pacientes con cáncer, ya que su sistema inmune está sometido a mucha medicación. También recolectan las aguas residuales de los enfermos de riñón, por el mismo motivo.

Inodoro diseñado específicamente para separar la orina

Estas aguas, en vez de ir directamente al alcantarillado para su posterior tratamiento en una PTAR, son dirigidas y repartidas entre las compañías (en el caso presente, 3). Como el tiempo de las visitas es algo ajustado, solo hemos tenido la ocasión de ver dos de ellas.

La primera basa su proceso en la esterilización del agua con calor y presión, con lo que se han conseguido reducciones significativas de la concentración de bacterias en el agua tratada, de modo que es apropiada incluso para que beban los niños recién nacidos. En el segundo caso, la empresa somete al agua a tres procedimientos: purificación con membranas, electrofloculación y ozonización, también con resultados esperanzadores.

El objetivo final es evitar que las bacterias resistentes a antibióticos lleguen a las PTARs, puesto que no se pueden eliminar en estas plantas. Además, los genes de este tipo de microorganismo pueden pasar fácilmente a las bacterias que limpian el agua en la PTAR, y posteriormente al agua vertida, los peces, los pastos, etc. Con lo que en vez de evitar el problema, se incrementa.

Sin embargo, es necesaria también la colaboración de las farmacéuticas en la investigación de medicinas biodegradables que no provoquen resistencia a los patógenos que pretenden tratar, así como un marco legal a nivel europeo que especifique tratamiento para los microcontaminantes. Hoy en día solo Suiza obliga a eliminarlos.

Reststoffenunie

Reststoffenunie es una empresa fundada por las compañías proveedoras de agua potable holandesas en 1995. Su misión es aprovechar los residuos (o materias primas, según se mire) derivados de la producción y potabilización de agua, para venderlos como productos.

De estos procesos se obtienen sustancias como hierro, calcita, estruvita, carbón activo, arenas, pellets… Muy útiles por ejemplo en la fabricación de botellas (las de Coca-Cola son en su mayor parte carbonato cálcico), fertilizantes, suelos (DESSO), asfaltos, depuración de aguas, etc.

Algunos de los materiales extraídos en el proceso

Para alcanzar este objetivo, Reststoffenunie sigue “tres reglas de oro” de cara al comprador/consumidor: tener un precio competitivo, ofrecer material de buena calidad y asegurar el suministro.

Respecto al primer punto, han conseguido que sus materiales sean más baratos que la extracción “en crudo” de los mismos con excepciones puntuales, igual que con la calidad. En cuanto al hecho de asegurar el suministro, cuentan con la provisión de 200 puntos de producción de agua potable (tanto superficial como subterránea; no de embalses) para lograrlo. De hecho, sus vecinos alemanes compran en Holanda estas materias primas debido a la alta capacidad organizativa que permite en suministro continuo.

Fertilizantes obtenidos en la producción de agua

El mayor problema al que se ha enfrentado la corporación desde su fundación es la denominación legal de su producción, que a partir de 2011 obtuvo el estatus de producto y disparó su crecimiento, haciéndola merecedora de un premio a la empresa con el crecimiento más rápido el pasado año e incrementando sus beneficios desde -200.000 euros en 2008 hasta 1,2 millones de euros en 2014.

Y por todo esto, el miércoles ha sido el mejor día.

Comentarios