Lo que me dijo mi hija sobre acceso al agua y saneamiento...

7
320

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.
320
  • Lo que me dijo mi hija acceso al agua y saneamiento...

Hace unas semanas compartía unos datos muy sencillos para contarle a un niño o niña lo que significa no tener acceso al saneamiento en condiciones básicas, y prometía que se lo contaría a mi hija de 9 años. Me gustaría contar lo que me ha dicho.

Pero permitidme que os cuente primero lo que me dijo cuando tenía 4 años hablándole del acceso básico al agua, pues lo que me dijo entonces podría aplicarse perfectamente al saneamiento.

En aquel momento estábamos lanzando desde ONGAWA una campaña para sensibilizar a la ciudadanía española sobre la situación de acceso al agua en el mundo desde la perspectiva del desarrollo humano, y un día aproveché para hablarle a mi hija de 4 años de este tema.

Le comenté que hay muchas personas en el mundo que mueren cada día por tener poco agua o beber agua sucia, y lo primero que me preguntó fue, “¿por qué?”. Me figuro que acostumbrada a abrir el grifo en casa en cualquier momento del día y de la noche, en su cerebro de 4 años no cabía una idea así.

Yo recuerdo que entonces me preguntaba en qué momento hemos perdido, individualmente o como sociedad, la capacidad de una niña pequeña para sorprenderse ante situaciones incomprensibles, como la que sufren 2.400 millones de personas, 1/3 de la población mundial, que no tienen acceso al saneamiento en condiciones básicas.

Estamos en crisis, es indudable. Pero España es un país rico, y creo que no podemos olvidar que hay millones de personas en todo el mundo en “crisis permanente”, por lo que no podemos ver la erradicación de la pobreza como un lujo reservado a tiempos de bonanza, sino como una responsabilidad de todas las personas que poblamos un mundo interdependiente.

Hace 2 semanas le hablé a mi hija, ahora de 9 años, de lo que significa no tener acceso mejorado al saneamiento, como planteaba en mi post. Claro, ahora ya no es una sorpresa para ella, pues habitualmente intento hablarle de situaciones como éstas que no suelen salir en los medios de comunicación. Pero creo que, en cierta manera, sigue sin entender por qué, en un mundo en el que somos capaces de enviar una sonda espacial a Marte, millones de personas carecen de acceso básico al agua o al saneamiento.

Espero que nunca deje de sorprenderle ni que deje de preguntarse qué puede hacer para ayudar a evitarlo.

Desde la #Waterpeople tendremos que seguir trabajando e insistiendo para que se adopten políticas eficaces y sostenibles, a nivel local, nacional e internacional, para que los derechos humanos al agua y al saneamiento sean una realidad. Sigamos en ello.

Comentarios