Para Naciones Unidas agua y saneamiento ya NO es un derecho

2
639

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, desarrollo, sostenibilidad, RSE.
639
  • Naciones Unidas agua y saneamiento ya NO es derecho

Y es una buena noticia para el saneamiento, porque ahora la Asamblea General de Naciones Unidas acaba tomar una decisión ampliamente demandada desde hace años: que el derecho humano al saneamiento no esté “oculto” dentro del derecho humano al agua y saneamiento.

El saneamiento siempre ha sido el hermano menor del sector, a pesar de que reiterados estudios han demostrado la importancia del mismo para la salud, la educación, los ingresos y la dignidad de las personas. Una encuesta realizada entre 11.300 lectores de la revista British Medical Journal eligió la “revolución del saneamiento” como el mayor avance médico de los últimos 150 años, por delante de las vacunas y la anestesia.

En 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció, por fin, el agua y saneamiento como derecho humano, pero se decidió aprobar un derecho único para ambos porque en caso contrario no se habría aprobado, por la presión de diversos países.

Ahora, por fin, en la 70ª Sesión de la Asamblea General (ver a partir de página 157) ésta recuerda que ya el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Relatora Especial sobre el derecho humano al agua potable y al saneamiento establecieron que los derechos al agua y al saneamiento están estrechamente relacionados, pero tienen características distintas que justifican su tratamiento por separado para hacer frente a las necesidades específicas en su aplicación, y que el saneamiento demasiado a menudo permanece descuidado.

En la resolución la Asamblea señala, entre otras cuestiones:

  • que los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, como componentes del derecho a un nivel de vida adecuado, son esenciales para el pleno disfrute del derecho a la vida y todos los derechos humanos
  • que el derecho humano al agua potable es el derecho de todos, sin discriminación, a tener acceso a agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico, y que el derecho humano al saneamiento es el derecho de todos, sin discriminación, a tener acceso físico y económico a los servicios sanitarios, en todas las esferas de la vida, de forma inocua, higiénica, segura, social y culturalmente aceptable y que proporcione intimidad y garantice la dignidad
  • la bienvenida a la inclusión del agua y el saneamiento en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y exhorta a los Estados a garantizar la realización progresiva de los derechos humanos al agua potable y al saneamiento para todas las personas, vigilando continuamente y analizando el estado de la realización de dichos derechos
  • además, pide a los Estados que identifiquen y aborden las causas estructurales de vulneración de los derechos, desarrollando políticas y presupuestos adecuados, y promoviendo el liderazgo de la mujer y su participación plena y efectiva en la toma de decisiones sobre la gestión del agua y saneamiento
  • también hace un llamamiento a los actores no estatales para cumplir con su responsabilidad de respetar los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, y a cooperar con los Estados para detectar y remediar los abusos

Finalmente, emplaza a la Sesión 72 de la Asamblea para continuar desarrollando estas cuestiones.

Agua y saneamiento ya son 2 derechos. Una buena noticia para el saneamiento.

Comentarios