Una apuesta rentable: El cultivo de frutos secos

0
1.657
  • apuesta rentable: cultivo frutos secos

Sobre el blog

AZUD
El Grupo AZUD desarrolla soluciones y productos orientados al uso eficiente del agua en riego localizado, filtración y tratamiento de agua, adecuando la calidad del agua disponible para aplicaciones agrícolas, industriales y municipales.
1657

Temas

El incremento acelerado de la demanda de frutos secos y la consecuente subida de sus precios han hecho de este cultivo una apuesta interesante para muchos agricultores. Los que apuesten por una agricultura intensiva verán un rápido retorno de la inversión que realicen.

Un futuro prometedor

El mercado internacional presenta un horizonte esperanzador para el cultivo de frutos secos tales como almendra, avellana, nuez o pistacho. En los últimos años, se ha producido un incremento en el consumo mundial de estos productos y se prevé que en los próximos años la demanda supere a la oferta gracias a:

  • La aparición de nuevos mercados consumidores como China, India, Rusia o Corea del Sur.
  • La mayor preocupación por una dieta más sana y las reconocidas propiedades cardiosaludables de los frutos secos, que se caracterizan por tener un alto valor energético, ser ricos en grasas, proteínas y oligoelementos.

A este incremento en la demanda, se suma un freno en la oferta internacional por las limitaciones en la disponibilidad de suelo y recursos hídricos en algunas de las zonas productivas más importantes, como EE.UU. o Australia.

El contexto actual está favoreciendo la aparición de nuevas variedades y prácticas de cultivo, pasando de la agricultura tradicional a una agricultura más competitiva y productiva que permite plantaciones intensivas y superintensivas.

Consideraciones agronómicas

El cultivo de frutales que producen un fruto de cáscara dura y semillas comestibles pertenecen al grupo de los frutos secos, que contienen menos de un 50% de su peso en agua en su composición natural (sin manipulación humana).

Clima

El clima óptimo para el cultivo de almendra y, en general, de todos los frutos secos, es un clima sub-tropical cálido y seco.

Transición de secano a regadío

En contraste con zonas de gran producción como California, Australia o Chile, donde se realiza una práctica de cultivo en regadío moderno y muy tecnificado, hay otras (principalmente Europa y Arco Mediterráneo), donde el cultivo se ha limitado a secano, seleccionando variedades susceptibles de sobrevivir y producir en condiciones de aridez. Así, mientras que en EE.UU. se estima una productividad media de 2.700 Kg grano/ha, en las zonas sin riego tecnificado este ratio baja a 100 Kg grano/ha, según datos oficiales de 2013. La nueva situación de mercado está incentivando la modernización de las zonas con plantaciones antiguas, llevando a cabo:

  • Selección de suelos más idóneos y marcos intensivos o superintensivos. Los más habituales son de 6x5 m, 7x6 m, 7x7 m y 4x2 m.
  • Utilización de nuevas variedades con mejores características agronómicas y productivas.
  • Implementación sistemas de riego por goteo y fertirrigación.

La práctica de riego por goteo

La reducida disponibilidad de agua en las zonas habituales de cultivo, junto con las innegables ventajas de carácter económico y agronómico que aporta el riego localizado, convierten a esta práctica en la mejor alternativa para aumentar la rentabilidad y niveles de producción por unidad de superficie.

Además de un mayor ahorro de agua, energía y fertilizantes, este sistema permite una total automatización, así como una gran facilidad para adecuar la práctica de riego y aporte de fertilizantes (dosis y frecuencia de aplicación) a las condiciones edafo-climáticas, especie cultivada y objetivo productivo deseado.

En las nuevas plantaciones se opta principalmente por una práctica de riego por goteo subterráneo (RGS), que aporta ventajas adicionales al riego localizado, entre ellas:

  • El personal y equipos mecánicos pueden desplazarse en la finca más fácilmente.
  • La tubería está protegida contra posibles daños por vandalismo y/o animales, así como de la radiación solar UV, alargando su vida útil.
  • No se producen desplazamientos fortuitos de la tubería emisora, por lo que los puntos de emisión permanecen estables.
  • Además, al no haber riego en superficie, hay una menor presencia de malas hierbas.

Para obtener los resultados esperados en el cultivo de frutos secos, es imprescindible conocer los criterios agronómicos y realizar las acciones adecuadas durante el diseño, instalación, operación y mantenimiento. En este sentido, es importarse invertir en materiales de máxima calidad y fiabilidad y buscar el asesoramiento técnico adecuado. Los agricultores que apuesten por una agricultura altamente tecnificada para el cultivo de frutos secos verán un rápido retorno de la inversión que realicen.

Elementos clave en el diseño de una instalación de RGS

Cabezal de riego:

  • Caudalímetro. Permite el monitoreo continuo del caudal, indicando cuándo realizar las labores de mantenimiento.
  • Inyector de fertilizantes y productos químicos anti-obturación.
  • Sistema de filtrado AZUD HELIX AUTOMATIC. Garantiza la calidad del agua que accede al sistema para la protección de los emisores de riego.

Instalación en campo:

  • Colectores y válvulas de drenaje final de línea. Permiten agilizar las labores de inspección y mantenimiento.
  • Ventosas y tomas manométricas en diferentes puntos de la instalación.
  • Tubería emisora con gotero integrado AZUD PREMIER PC AS, altamente resistente a obstrucciones y capaz de autolimpiarse.

Más información en nuestra página web:  http://bit.ly/1VbMtis

Comentarios