Cómo el conocimiento abierto ayuda a mejorar la gestión del agua

1
221
  • Cómo conocimiento abierto ayuda mejorar gestión agua

Sobre el blog

BID Agua
División de agua y saneamiento del Banco Interemericano de Desarrollo (BID).
221

El 22 de marzo se festeja el Día Mundial del Agua.  Se trata de un día proclamado hace 23 años por la Asamblea General de Naciones Unidas para destacar la importancia de este recurso y debatir cómo se pueden gestionar en el futuro.

América Latina y el Caribe albergan más del 30% de agua dulce del planeta. Sin embargo, un cuarto del territorio de la región está cubierto por zonas áridas. Y aunque solo seamos un 6% de la población mundial, los efectos del cambio climático a través de inundaciones y sequías han aumentado en intensidad y frecuencia, afectando peligrosamente las fuentes de agua, tanto en los pueblos como en las ciudades.

A continuación, destacamos cuatro iniciativas que revelan cómo elconocimiento abierto y la reutilización de los datos pueden ayudar a afrontar distintas crisis vinculadas al agua y garantizar una mejor gestión de este vital recurso.

1. Sin Zika

Ante el brote en la región del mosquito Aedes aegypti y los virus que transmite, especialmente el Dengue y Zika, en febrero de 2016 la ciudad de San Pablo en Brasil comenzó a usar una plataforma llamada “Sin Zika” que ofrece una aplicación para los ciudadanos para informar áreas de cría del mosquito y síntomas de fiebre.

La colaboración abierta de datos ayuda a los gobiernos a entender mejor dónde están los problemas y cómo los ciudadanos pueden ayudar realmente a prevenir y combatir la reproducción de este mosquito. Las fotos publicadas por los usuarios demuestran claramente las desigualdades y deficiencias en infraestructura para agua residuales, recolección de desechos, desarrollo urbano y, especialmente, suministro de agua.

Puedes bajar la aplicación aquí.

2. Datos Abiertos para diagnosticar sequías

El Servicio Geológico de los Estados Unidos desarrolló un sitio web interactivo como parte de laIniciativa de Datos Abiertos sobre Agua del gobierno federal. Esta página cuenta con gráficos que ilustran el efecto de la sequía en California en el depósito de almacenamiento regional en el período 2011-2014.

Los datos presentados en la web se han extraído de fuentes libres y accesibles al público. Además, las herramientas, gráficos, y software de análisis utilizados son de código abierto y disponibles para su reutilización pública.

3. HydroBID

Se trata de una plataforma de código abierto de modelaje hidrológico y climático para América Latina y el Caribe para la simulación de impactos del cambio climático. Se alimenta de información satelital (NASA-NOAA) y cartografía internacional (FAO) para gestionar los recursos hídricos a diferentes escalas (subcuenca, cuenca, subnacional, país, subcontinental).

HydroBID cuenta con una base de datos con más de 230.000 cuencas delineadas y caracterizadas en toda América Latina y el Caribe, con una resolución espacial media de unos 80 km2 y una resolución temporal escalable en función de las necesidades del usuario (anual, mensual, diario).

Puedes conocer más sobre esta iniciativa, en el siguiente video:

4. Takadu

En promedio, los servicios públicos de agua de todo el mundo pierden más del 30% del agua que distribuyen en sus redes. Frente a este escenario, Takadu es un software basado en la nube que analiza “big data” y utiliza algoritmos para ayudar a las empresas de agua a detectar problemas a tiempo, reducir la pérdida de agua, acortar los ciclos de reparación y mejorar el servicio al cliente.

Su software ha sido adoptado por empresas de servicios públicos en las ciudades de Campo Grande en Brasil y Bilbao en España. A su vez, este sistema fue implementado por el proveedor de agua más grande de AustraliaSydney Water. En conjunto, estos servicios gestionan alrededor de 40.000 millas de tuberías de agua.

Uno de los desafíos más grandes para asegurar el futuro del agua, es la poca atención que se le presta. Estas cuatro herramientas son un buen ejemplo de iniciativas que mejoran la gestión del recurso a través de la reutilización del conocimiento abierto. Aún quedan muchos datos por descubrir para lograr desarrollar mecanismos que eviten crisis ligadas a inundaciones, sequias y asegurar una buena gestión. Será hasta que todos contemos con la información adecuada que empezaremos a darle la importancia que se merece a nuestro más preciado recurso.

Artículo original de Sergio I. Campos G., Jefe de la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, publicado originalmente en su blog y reproducido aquí con su expresa autorización.​

Comentarios