El Sector del Agua de la UE en América Latina: "El Bueno, El Feo y El Malo"

0
285

Sobre el blog

David Smith
David es el director de Water, Environment and Business for Development.
285

Para aquellos de vosotros que estáis familiarizados con las películas del oeste, seguramente os sonará la película "El bueno, el feo y el malo". La película, ambientada en el viejo oeste, bajo mi punto de vista, tiene una serie de similitudes con las empresas Europeas dedicadas al tratamiento del agua, que desean hacer negocios en América Latina.

En la película, El Bueno, es un pistolero profesional que trata de ganarse unos pocos dólares (este puede ser la Empresa Europea dedicada al sector del agua). El Malo, es un asesino a sueldo, que matará a cualquiera, si se le paga por hacerlo (este es la competencia de las Empresas Europeas en América Latina). El Feo, el forajido siempre buscado, que simplemente trata de salvar su pellejo, (para esta analogía, este puede ser el socio de la Empresa Europea). ¿Y el viejo oeste? Este es el mercado del agua en América Latina.

Una empresa europea del agua que busca hacer negocios en el sector del agua en América Latina puede aprender mucho de la película "El bueno, El Feo y El Malo

Las oportunidades de negocio en el mercado del agua en América Latina, desde mi punto de vista, pueden seguir perfectamente la historia de la película.

América Latina se caracteriza por enormes variaciones en sus economías, las situaciones sociales y las actitudes hacia la inversión privada, que lo convierten en un mercado con un gran contraste. Hay una necesidad incuestionable en lo que se refiere a prestación de servicios de tratamiento de agua y aguas residuales (es decir, el botín!).

Las oportunidades son, por tanto, considerables, pero también hay riesgos. Por ejemplo si recordamos alguno de los eventos que han sucedido en el pasado:

  • Manifestaciones violentas contra la privatización en Cochabamba y La Paz, en Bolivia en 1999 y 1997, respectivamente, siguen siendo un cuento con moraleja, al igual que el colapso de la concesión de agua de Buenos Aires en Argentina tras la caída del peso (Waterworld 2013).

Sin embargo, la situación en la región es cambiante, y algunos países sí permiten la participación del sector privado en sus economías.

Como director de la empresa de consultoría "Water, Environment and Business for Development", con oficinas en España y México, tenemos socios fuertes en Europa y en América Latina, por lo tanto, la recopilación de información sobre el mercado del agua en América Latina ha sido un trabajo colectivo. De acuerdo con este punto de vista colectivo, los siguientes aspectos son los temas principales que deben abordarse en América Latina:

  • Hay una migración urbano-rural en general, donde las ciudades se están convirtiendo en Mega-ciudades, por ejemplo, la zona metropolitana del Valle México cuenta con más de 20 millones de habitantes y Sao Paulo tiene alrededor de 19 millones, por lo tanto, las necesidades en estas ciudades son cada vez mayores.
  • Las expectativas de ganancias económicas y de mejorar los estándares de vida de las personas cada vez están aumentando, lo que significa que el agua potable y saneamiento es ahora una necesidad para muchos hogares. Esto se traduce en un enorme potencial y grandes oportunidades para las empresas dedicadas al tratamiento del agua.
  • La eficiencia de los sistemas de agua potable es vital. En primer lugar, sería vital atender al consumo excesivo y sólo producir y distribuir la cantidad necesaria de agua. En términos muy generales, este punto está muy mal gestionado, con muchas fugas y agua no contabilizada (por encima del 40% en algunos países) y exceso de una infraestructura obsoleta.
  • El Punto 3 va de la mano del punto 4: Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Las oportunidades para la incorporación de sistemas de control, sistemas de soporte a las decisiones y sistemas de monitoreo, es inmensa.
  • La mayoría de las zonas peri-urbanas están todavía desatendidas, sin embargo existen programas gubernamentales con el fin de abordar este punto, por ejemplo, en México el "Nuevo Plan Hidrológico Nacional" quiere invertir 170M € en el sector del agua hasta 2018, y estos programas están abiertos a empresas internacionales. Esto se traduce en un enorme potencial.

En la película, El Bueno era el más rápido en apretar el gatillo, de esta manera, tenía una clara ventaja sobre sus rivales, a raíz de esta analogía, ¿Qué ventajas tienen las empresas europeas en el sector del agua?

  • América Latina en general tiene una gran dependencia en Tecnologías de EEUU, esto para las empresas europeas se convierte en una ventaja. Latinoamérica paga un alto precio por estas tecnologías estadounidenses, es por esto, que se abre la puerta para que las tecnologías europeas puedan traer ofertas mucho más competitivas.
  • España y Portugal tienen una ventaja natural, hablar el mismo idioma y ser culturalmente similares.
  • En Europa tenemos todo tipo de combinaciones de operaciones público-privadas, estructuras tarifarias, modelos de gestión innovadores, una gran cantidad de tecnologías innovadoras para los distintos tipos de agua y en diferentes condiciones climáticas. Generalmente, las empresas europeas comparten estas experiencias y colaboran de forma unificada. La Plataforma Tecnológica Europea del Agua (WssTP) es un claro ejemplo de esto. Otros países individuales no tienen esta ventaja. Esta experiencia, el conocimiento y la cultura de colaborar, es algo muy útil cuando miramos a mercados tan diversos como América Latina.

Hay pocas dudas de que las tecnologías del futuro para América Latina seguirán el camino de Europa, las tecnologías de membranas, un mejor control y monitoreo, la mejora de la calidad del agua con métodos alternativos de desinfección…, todo esto, abre la puerta a la colaboración público-privada con las empresas europeas.

Por último, y probablemente lo más importante es que las empresas Europeas no deben solo enfocarse a implantar las tecnologías más innovadoras, si no que tienen que ser suficientemente flexibles para adaptarse a las necesidades del cliente.

Una empresa europea del agua que busca hacer negocios en el sector del agua en América Latina puede aprender mucho de la película "El bueno, El Feo y El Malo". Formar una alianza, trabajar conjuntamente, adaptarse a las condiciones locales (le ayudarán a dejar fuera la competencia "El Malo") y finalmente podrán desenterrar su oro... Buena Suerte!

Comentarios