Hacia un modelo de gestión integrada de la seguridad de presas y embalses

0
999

Sobre el blog

Eduardo Echeverría
Consultor especializado en ingeniería hidraúlica. Secretario Técnico del Comité Español de Grandes Presas (SPANCOLD) y Vicesecretario de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Blog asociado a:

999

“La gente nos paga para que les ofrezcamos soluciones integradas, porque ellos no tienen tiempo para pensar en estas cosas constantemente. Si sientes una pasión extrema por la creación de grandes productos, eso te lleva a ser integrado, a conectar el hardware con el software y la gestión de contenidos”.

Steve Jobs (1955-2011). Cofundador y presidente ejecutivo de Apple Inc.

 

Este texto, tomado de la magnífica biografía de Steve Jobs redactada por Walter Isaacson es una de las reflexiones que el propio Jobs hizo sobre su visión del producto que él quería vender. (En este enlace se puede extraer esta cita y otras interesantes conclusiones). Él creía en la gestión integrada de sus productos, desde el primer componente de hardware hasta la última actualización de software. Y a tenor de los resultados obtenidos por su empresa, parece que no se equivocaba, puesto que Apple se ha convertido en la firma con mayor capitalización bursátil de la historia. La cuestión que quiero plantear en este post es ¿se podría plantear un modelo integrado al uso en el caso de la gestión de seguridad de presas y embalses?

¿De qué hablamos cuando hablamos de seguridad de presas?

Básicamente se podría hablar de mantener la presa es unas condiciones optimas en todas las fases de su vida útil (proyecto, construcción, puesta en carga, explotación y puesta fuera de servicio), de forma que no represente ninguna amenaza para las personas, los bienes y el medio ambiente. Baste esta sencilla definición como introducción a este post. Para saber más se puede consultar la normativa en el apartado correspondiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en la página web del Comité Español de Grandes Presas (Spancold).

En el mundo anglosajón se utilizan dos conceptos diferenciados en seguridad de presas. Así, se habla de Dam Safety, como la seguridad de presas frente a acciones naturales, y Dam Security, como la seguridad de presas frente a acciones antrópicas. El concepto de Dam Safety es muy antiguo, y fue el motivo de la fundación de la Comisión Internacional de Grandes Presas ICOLD, en 1928. En este caso me referiré a esta área de la seguridad de presas.

La gestión integrada de la seguridad de una presa y su embalse

Como el lector se imaginará la gestión de la seguridad de presas engloba múltiples aspectos y no es sencilla su concreción en pocas líneas. Existen múltiples métodos, operaciones, campos y metodologías, que abarcan desde la inspección visual diaria de la presa y embalse por el equipo de explotación hasta el desarrollo de modelos de comportamiento de las estructuras involucradas o el uso de la técnica del Análisis de Riesgos para priorizar inversiones en la gestión de un Sistema de Explotación formado por varias presas. Ó desde el mantenimiento del sistema de auscultación de la presa hasta el uso de las herramientas de gestión hidrológica en tiempo real (SAIH) para minimizar daños en la estructura y la zona aguas abajo en caso de avenidas, que describí en mi anterior post. Y así podríamos seguir con una infinidad de tareas que abarcan múltiples disciplinas.

Así pues, la respuesta a la pregunta de si se puede abordar la gestión integrada de la seguridad de una presa y su embalse no es tan simple como pudiera parecer. De hecho, la tendencia histórica en la gestión de presas ha sido la especialización en un campo determinado, formando magníficos profesionales en dicho campo en concreto, pero sin la suficiente visión global de conjunto. Es prácticamente imposible encontrar profesionales que controlen todos los campos de la seguridad de presas, desde su construcción hasta su explotación y la gestión de seguridad.

No quiero decir con ésto que la especialización en un campo concreto, en general, sea una mala solución. En general, un ingeniero especializado que se ocupe de estudiar un aspecto concreto de una presa hará un buen trabajo si tiene los datos correctos para realizar el estudio. Mi intención es poner de relieve que si ese ingeniero, además de contar con la información correcta (software), tiene en el mismo equipo de trabajo a un ingeniero que trabajó en la última obra realizada en la presa, al ingeniero que redactó la última revisión y análisis de seguridad de dicha presa y a un ingeniero que participó en la última actualización de los sistemas de auscultación de la presa, probablemente haga un trabajo magnífico. Estoy defendiendo, por tanto, los beneficios de tener un equipo con diferentes perfiles que ofrezca al explotador de presas una auténtica gestión integrada de la seguridad del sistema presa-embalse.

Esta reflexión no es fruto de un ensayo teórico, sino que la he podido comprobar en el desarrollo de mi actividad profesional. En las ocasiones en las que la gestión de una presa se ha realizado de principio a fin con el mismo equipo, de forma que el ingeniero que ha llevado cada obra, el que analiza su comportamiento y el que la explota están en el mismo equipo, el resultado ha sido en general magnífico. Además, he podido constatar que esta forma de trabajo fideliza al cliente, porque dicha integración redunda en una optimización y economía de recursos, el buscado binomio eficacia-eficiencia tan necesario en las circunstancias actuales.

Es la integración entre tecnología y humanidades, vista desde el prisma ingenieril como la integración entre ingenieros que construyan las obras y los ingenieros que las exploten. Es conocer al milímetro como se fabrica el producto para poder ofrecer las mejores soluciones al cliente en su gestión. Aunque no sólo es eso. Si se quiere obtener la excelencia es necesario que el equipo esté formado por los mejores profesionales, que fluya la comunicación entre ellos y que sean unos fanáticos de lo que hacen.

Aplicando estos condicionantes se tendría que el futuro de la gestión de las presas y embalses pasa, más que por el uso de equipos especializados que resuelvan un aspecto concreto de la gestión de la presa para muchas presas, por el uso de equipos que lleven la gestión integral para cada presa, ofreciendo al Ingeniero encargado de Explotación la máxima certeza en el conocimiento de la infraestructura que gestiona. 

Comentarios

La redacción recomienda