El agua en la Reforma de la Avenida de Gasteiz: El sistema de los ríos como Proyecto Paisaje

0
114
  • agua Reforma Avenida Gasteiz: sistema ríos como Proyecto Paisaje
    Imagen aérea de Vitoria-Gasteiz (wikipedia/cc)

Sobre el blog

Eduardo Rojo Fraile
Jefe Servicio Espacio Público y Medio Natural del Ayuntamiento de Victoria-Gasteiz
114

La resolución del programa del agua es especialmente importante en la propuesta y funcional y formal del proyecto de Paisaje.

Este proyecto forma parte de un conjunto de actuaciones hidráulicas de prevención de inundaciones y de mejora de la biodiversidad  en el sistema de los ríos. Parte de las aguas de los  ríos Avendaño y Zapardiel, ahora canalizados en una tubería de sección ovoide que discurre bajo el actual paseo central, aflora a la superficie en el  tramo reformado. Este río recuperado viene a estructurar la nueva Avenida introduciendo un paisaje biodiverso.

La obra de toma del agua limpia  se realiza  en ese punto en el que el río desaparece para convertirse en colector urbano. El agua limpia del río  se ha  introducido en un conducto  que discurre  por el interior del colector hasta llegar al cauce a cielo abierto por toda la avenida por gravedad.

Nuestra avenida queda contaminada por toda la biodiversidad arrastrada por el agua que discurre desde los Montes de Vitoria, atravesando las tierras de cultivo para llegar a la ciudad de camino al río Zadorra.

Es un hilo más a sumar al la malla de Infraestructura Verde Urbana. Una serie de sifones aseguran la continuidad del agua en los diferentes tramos del  cauce.

Paralelamente se está trabajando en la construcción de unas balsas de laminación aguas arriba de la ciudad que derivarán los caudales a través del barrio de Zabalgana a cielo abierto hacia el río Zadorra. En un futuro próximo todo el caudal ecológico no derivado  aguas abajo que se ha de preservar en ese tramo  discurrirá por la avenida a cielo abierto.

El drenaje y la permeabilidad del suelo

Se ha mejorado la permeabilidad del suelo bien por la ampliación de las zonas verdes permeables  o bien  mediante  la incorporación de sistemas de laminación e infiltración (cajones de propileno).  El agua caída en las zonas de pavimento de menor impermeabilidad se ha introducido en los cajones desde donde lentamente se va infiltrando en el terreno. Constituyen a su vez un reservorio de humedad que alimenta la vegetación del cauce antes descrito.

Una serie de cámaras filtran de alguna manera el agua antes de ser introducida en los cajones infiltrantes.

Las aguas caídas que no se lleguen a infiltrar en los cajones (que hacen a su vez la función de conductos)  se depurarán mediante técnicas de  lagunaje en la plaza de la Constitución, proyecto que se desarrollará en una fase posterior.

Comentarios