Factor de reducción de costes energéticos: Sistema de bombeo antiatascos

2
142
  • Factor reducción costes energéticos: Sistema bombeo antiatascos

Sobre el blog

Enrique Castellanos Rodrigo
16 años trabajando en el Sector del Agua. Actualmente como Coordinador de Proyectos Internacionales de Xylem Water Solutions Iberia (Spain-Portugal). Escritor de Novela y Relato Corto. Blogguer FreeLance. Six Sigma Green Belt (LSS).
iResiduo

Feliz día,

Como decíamos en el artículo anterior (aquí puedes volver a consultarlo), la reducción de los costes energéticos dependía de mantener el rendimiento real operativo en un sistema de bombeo de agua residual. Ya expliqué que la reducción de los costes energéticos es aplicable a muchos campos y que había decidido exponerlo en el campo de los sistemas de bombeo.

Entonces, ¿de qué depende mantener el rendimiento real operativo en un sistema de bombeo?

Depende de que la relación existente entre la inversión energética y la operatividad del sistema a la hora de trabajar estén equilibradas. Para entenderlo, ¿Tendría sentido estar gastando X número de Kw para obtener un rendimiento total del 100%, si después, cuando el sistema estuviese funcionando, el rendimiento real operativo, que debería de ofrecer un rendimiento acorde con lo invertido, bajase varios puntos en su rendimiento total quedando, por ejemplo en un 80%?

Un factor que tiene una incidencia más contundente: los atascos que se producen en la parte hidráulica en los sistemas de bombeo

¿De qué dependería esta merma del 20%, siguiendo con el ejemplo anterior, en el rendimiento real operativo?

Hay varios factores envueltos, pero en los sistemas de bombeo hay un factor que tiene una incidencia más contundente: los atascos que se producen en la parte hidráulica en los sistemas de bombeo.

Expliquémoslo brevemente: 

Un sistema de bombeo transporta agua. La impulsión de dicho agua se efectúa con la parte hidráulica del sistema de bombeo. En el caso del agua residual, dicha agua contiene sólidos que pueden ser de diferentes tamaños y tipologías en su constitución y que favorecen el atasco con el paso del tiempo. La parte hidráulica en contacto con el agua es el impulsor o el rodete. Todo impulsor tiene un paso de solidos definido, un diseño funcional para evitar el atoramiento con los sólidos, un tipo de material específico para hacerlo resistente al desgaste y otros sistemas patentados por los fabricantes para dotarlo de cualidades que eviten el atasco.

Por otro lado, las estaciones de bombeo donde se instalan los sistemas de bombeo tiene también elementos para recoger sólidos de gran tamaño y que, de esta manera, no lleguen hasta la aspiración de las bombas, como pueden ser las rejas de desbaste, cámaras tranquilizadoras con desbaste y sistemas de limpieza de la sedimentación acumulada en la zona de aspiración de los sistemas de bombeo.

Evidentemente sin estos desarrollos tecnológicos y funcionales en la parte hidráulica y en las estaciones de bombeo, los atascos serían mucho más frecuentes en los sistemas de bombeo.

La relación existente entre la inversión energética y la operatividad del sistema a la hora de trabajar deben estar equilibradas  

Fotografía: Atasco en Impulsor o Rodete de un Sistema de Bombeo  

¿Por qué son importantes todos estos avances que luchan contra el atasco?

Para mantener en todo momento el rendimiento real operativo del sistema de bombeo y mantener así los costes energéticos en su debido lugar. Estos costes se traducen en los siguientes impactos:

  • La potencia energética consumida por el sistema no daría un rendimiento de bombeo equiparable a su consumo.
  • Habría que sumar los costes operacionales de mantenimiento dedicados a desatascar la parte hidráulica.
  • También las pérdidas generadas en el conjunto de la Planta cuando hay que parar el sistema de bombeo de algunas de las estaciones de la misma por problemas de atascos.

Toda esta incidencia por atascos se sumaría a los costes normales de explotación.

¿Qué efectos negativos producen los atascos en los sistemas de bombeo?

Hay dos clases de atascos:

  • Un atasco parcial de la parte hidráulica que todavía no ha parado el sistema de bombeo al no atorar por completo el impulsor o rodete y, por lo tanto, este sigue girando y bombeando agua. En este caso, el sistema de bombeo continúa trabajando y sacando agua pero el caudal de agua no corresponde al que debería de estar bombeando, es decir, al 100% del caudal de su punto de trabajo de máximo rendimiento. ¿Por qué? Debido a que hay un atasco parcial en el impulsor o rodete.
  • Un atasco total del impulsor o rodete. En estos casos el sistema de bombeo se para y deja de funcionar. La única manera de volver a hacer funcionar el sistema de bombeo es el de la limpieza del impulsor de manera manual para eliminar los sólidos que lo atoran.

Toda esta incidencia por atascos se sumaría a los costes normales de explotación

Por todo lo explicado anteriormente contar con un sistema antiatascos en nuestros sistemas de bombeo es clave para la reducción de los costes energéticos y mantener el rendimiento real operativo.

Un afectuoso saludo

Enrique Castellanos Rodrigo
Pincha aquí para obtener más información sobre el Autor

Comentarios