Reutilización del agua, ¿la solución al estrés hídrico?

436
  • Reutilización agua, ¿ solución al estrés hídrico?

Sobre el blog

Fatine Ezbakhe
Ingeniera de Caminos Canales y Puertos (especialidad Ingeniería Hidráulica y Medio Ambiental) con especial interés en todo lo relacionado con el sector del agua.

¿Se imaginan por un momento vivir sin la cantidad de agua suficiente para satisfacer nuestras necesidades, tanto a nivel doméstico como agrícola e industrial? Sin duda todos coincidiremos en que se trataría de una situación de gran estrés, teniendo que depender permanentemente de la limitada cantidad de agua disponible y siendo vulnerables a cualquier pequeño cambio en esta.

Así viven millones de personas en 36 países del mundo, según el estudio realizado de World Resources Institute (WRI). Para estas naciones, el estrés hídrico se ha convertido en uno de los principales desafíos a los que deben enfrentarse para garantizar el bienestar social y el desarrollo económico.

La pregunta es, ¿qué pueden hacer estos países para responder a este desafío? La respuesta admite varias posibilidades. Por un lado, los gobiernos pueden tomar medidas para desarrollar e incrementar la oferta de agua, invirtiendo en la construcción de nuevas infraestructuras para aumentar la cantidad de agua disponible. Por otro lado, los gobiernos también pueden optar por mejorar la gestión de la demanda de agua, incorporando nuevas prácticas para aumentar el ahorro y eficiencia en el uso que se hace de este recurso.

Una alternativa que está cobrando mucho protagonismo como solución al estrés hídrico es la reutilización del agua, es decir, aprovechar el agua ya depurada y regenerarla para darle un nuevo uso. Esta alternativa no sólo consigue reducir la brecha entre oferta y demanda, sino también mejorar la planificación y gestión de los recursos hídricos en los diferentes usos: ambientales, agrícolas, industriales e incluso urbanos. A continuación analizaremos cuatro países sometidos a un índice de estrés hídrico superior a 4 (esto es, países donde la cantidad de agua extraída es superior al 80% del total de agua disponible) para ver cómo el uso de agua regenerada les ha ayudado a mitigar sus efectos adversos.

1. Emiratos Árabes Unidos

En los Emiratos Árabes Unidos (EAU) el agua siempre ha sido un recurso limitado, pero el aumento de población y estándares de vida durante las últimas décadas ha potenciado el estrés hídrico del país. Para abordar el problema, se recurrió inicialmente a la desalinización, teniendo que afrontar los altos costes energéticos y ambientales asociados. No obstante, en los últimos años, el foco se ha trasladado a la regeneración de agua para su uso no potable, estableciendo como objetivo estratégico que el agua regenerada cubra el 10% de la demanda hídrica del país en 2030.

En Abu Dhabi, el 52% del agua tratada en la depuradora de Mafraq es reutilizada para el riego de los parques y jardines de la ciudad. Se calcula que aproximadamente una cuarta parte de la zona verde de la isla es irrigada con agua regenerada, consiguiendo así reducir la presión sobre las fuentes de agua potable. Además, se está estudiando ampliar la aplicación del agua regenerada a la recarga de acuíferos a gran escala para aumentar la reserva de agua para casos de emergencia.

2. Marruecos

Marruecos, al igual que los EAU, es un país con un limitado potencial de recursos hídricos y con una constante subida de demanda por el fuerte crecimiento económico de las últimas décadas. En tan sólo 40 años (1960-2000), la disponibilidad de agua ha bajado de 3,500 a 1,000 m3 por persona y año, y se prevé que caiga a 490 m3 en 2020. La estrategia nacional adoptada por Marruecos en 2010 busca precisamente aumentar la cantidad de agua disponible y establece la reutilización de aguas depuradas como una de las acciones a potenciar en los próximos años. El objetivo es aumentar la capacidad de regeneración de agua residual para movilizar 300 millones de m3 cada año.

En Marrakech, el 26% del agua tratada se emplea para el riego de 17 campos de golf de la zona, así como los palmerales y zonas verdes de la ciudad, lo cual supone una demanda diaria de agua de 24,000 m3. El Ministerio de Agricultura está estudiando utilizar el agua regenerada las cinco grandes depuradoras del país (Marrakech, Agadir, Ben Slimane, Biougra y Tiznit) para el riego agrícola.

3. Israel

Israel es otro de los países enfrentándose a un grave estrés hídrico pero, a diferencia de los EAU y Marruecos, cuenta con una amplia trayectoria en la reutilización de sus aguas residuales. La aplicación de agua regenerada se remonta a los años 60, cuando el país empezó a sufrir severo estrés hídrico debido a la contaminación de sus aguas superficiales y subterráneas. Hoy en día, Israel se ha convertido uno de los países que más agua reutiliza: 300 millones de m3 cada año, los cuales suponen el 67% del agua residual generada en el país. El objetivo último es aumentar este porcentaje al 100% para cubrir la mayor parte de la demanda agrícola.

En Tel Aviv, el 96% del agua tratada en la depuradora de Shafdan es reutilizada para recargar el acuífero de la cuenca, lo que supone aproximadamente 120,5 millones de m3 al año. El agua extraída del acuífero se utiliza posteriormente para el regadío de los cultivos de la región de Negev. Se calcula que el 80% del total de agua regenerada en Israel se emplea para irrigación agrícola, y un 2-3% para el uso en industrial, en especial para los sistemas de refrigeración.

4. Singapur

Singapur es otro caso de país donde la seguridad hídrica se ha convertido en una prioridad nacional, hasta el extremo de dominar cualquier otra política de las últimas décadas. Históricamente dependiente de los recursos de su país vecino Malasia, en los años 70s Singapur empezó a desarrollar una estrategia global basada en cuatro pilares para satisfacer la demanda de agua, siendo el elemento estrella el llamado NEWater, un proceso de regeneración de agua que somete al agua residual a cuatro barreras de tratamiento. Actualmente, Singapur es capaz de cubrir el 30% de sus necesidades hídricas con agua regenerada, y tiene como objetivo ampliarlo al 50% en 2060.

Las cuatro plantas NEWater del país (Bedok, Kranji, Seletar y Ulu Pandan) tratan diariamente 500,000 m3, de los que el 94% se emplea para en industrias electrónicas y centrales eléctricas. El 6% restante se utiliza para el uso potable indirecto, que consiste en mezclar el agua regenerada con agua procedente de las potabilizadoras convencionales. De este modo, el 1% de la demanda de agua potable de Singapur es cubierta con agua regenerada.

Conclusión

El estrés hídrico es un desafío al que ya se enfrentan muchos países, y el desafío se agravará en los próximos años debido a las consecuencias del cambio climático. Por tanto, es de vital importancia que los países adopten nuevas estrategias de gestión y planificación de los recursos hídricos que les permitan mejorar el uso que hacen de los mismos. La reutilización del agua puede ser una de estas estrategias, y países como los Emiratos Árabes, Marruecos, Israel y Singapur están ya viendo la utilidad de “reciclar” el agua. Los futuros pasos deberán estar encaminados en mayores inversiones para mejorar las tecnologías de regeneración y para potenciar su aceptación social.

Comentarios

La redacción recomienda

30 de Marzo, 2016
¿Remunicipalizar agua?
11 de Marzo, 2016
¿Trabajo Agua?
8 de Febrero, 2016
¿Agua prepago?