5 claves para la optimización del monitoreo ambiental

0
158
  • Equipo de Gidahatari monitoreando una cuenca andina
    Equipo de Gidahatari monitoreando una cuenca andina

Sobre el blog

Gidahatari
Gidahatari es una una empresa dedicada a la ​gestión sostenible de los recursos hidricos ​con especialización en modelamiento numérico y herramientas computacionales.
158

Monitorear está de moda, todos concuerdan que no se tienen datos, todos quieren más monitoreo, pero nadie quiere pagarlo. Es que monitorear es caro; por ejemplo para un análisis de coliformes, bicarbonatos, metales y sulfatos puede costar hasta 470 soles (156 dolares).

Si consideramos que un plan de adecuación y manejo ambiental (PAMA) cuenta con 10 puntos donde se deben hacer 4 muestras por año, y si se incluyen los otros iones principales, la toma de muestras y demás parámetros, el costo aumenta considerablemente y los presupuestos se vuelven ajustados. Esto termina por monitorear solo los puntos indicados en el PAMA que fueron indicados al principio de proyecto, cuando se sabía poco del entorno físico y no se incorporan otros "puntos de interés" que van surgiendo en la vida del proyecto, y otros puntos socialmente sensibles.

Monitorear adecuadamente es una gran herramienta para la gestión ambiental, porque nos permite conocer el estado de la calidad del agua, la interacción con el régimen de flujo superficial y subterráneo, además de evaluar los impactos al medio ambiente de un proyecto / actividad humana. Para optimizar el monitoreo ambiental y en especial el monitoreo del agua mencionaremos los siguientes 5 puntos claves:

1. Comprensión del medio físico

Monitorear adecuadamente es una gran herramienta para la gestión ambiental

Para mejorar el monitoreo se requiere una mejor comprensión del medio físico y para comprender el medio físico se requiere de más monitoreo. Parece un trabalenguas pero no lo es. Los datos de monitoreo no son números estáticos que se ponen en una hoja de cálculo y se reportan cuando lo indique el organismo evaluador; los datos de monitoreo son mucho más que eso, son datos que nos muestran el estado y la dinámica del ciclo hídrico y el entorno geológico.

Los flujos están correlacionados inversa o directamente con las concentraciones, y con los parámetros físico-químicos, que a su vez están relacionados con la precipitación, el tipo de sedimentos, el tipo de acuíferos y los bofedales. Todo esto está en los datos y llevar a una comprensión de estas dinámicas proveerá un mayor panorama para determinar el tipo de análisis, la cantidad de parámetros y la consistencia de los datos de laboratorio.

2. Interacción con los parámetros de campo

Debemos aceptar que los datos de laboratorio serán escasos, pero los parámetros de campo son baratos pudiéndose tomar muchas mediciones en la época seca y en la época húmeda. La conductividad eléctrica está ligada a la cantidad de iones en el agua, de tal manera que se puede analizar tendencias de componentes en el agua con una regresión de la conductividad eléctrica. En muchos casos se puede hacer una recta / vector de regresión por componente de tal manera que se puede saber como está desarrollandose un componente con una limitada cantidad de datos de campo.

3. Aplicación de conceptos teóricos

En base de una análisis del lugar donde esté el agua, si es superficial y subterránea se pueden discriminar los análisis a hacer. Existen varios factores dentro del ciclo hídrico que cambia la química del agua por lo que hay que discriminar los ensayos a realizar.

A continuación mencionaremos tres casos donde el tipo / estado del agua determina el tipo de análisis.

  • Si el pH esta entre 7 y 8 (incluso hasta 9), todo el carbono en el agua estará como bicarbonato, por lo que el muestreo por carbonato sería innecesario.
  • El agua subterránea es reductora, por lo que las especies se encuentran en su versión reducida. Para el caso de nitrógeno, en el agua subterránea estará como nitrato que es la versión más reducida del nitrógeno, por lo que los ensayo por nitratos serían innecesarios.
  • En acuíferos permeables, con manantiales permanentes y formados por calizas, el anión principal será el bicarbonato, y no se espera una predominancia de los cloruros. Los cloruros están relacionados a flujos profundos de agua subterránea, como se esperaría en acuíferos en zonas áridas donde el agua se ha infiltrado hace muchos años y su tiempo de viaje ha sido significativo.

Existen distintos conceptos teóricos que se pueden aplicar al muestreo que te permiten optimizarlos y discretizar el tipo de análisis a realizar.

4. Análisis de especiación hidroquímica

Realizar análisis de especiación con softwares hidroquímicos como el Phreeqc permite conocer no solo los componentes sino las diferentes especies químicas (compuestos) presentes en el agua. De esta manera se puede determinar cuales son los componentes principales y cuales tienen un rol importante en las composición de especies químicas. Si un componente tiene bajas concentraciones y no presenta un rol principal en la formación de especies químicas, sera motivo para muestrearlo con una periodicidad más larga.

5. Análisis de consistencia de datos

Este punto está relacionado a control de datos de laboratorio en sí. Los datos que provienen de laboratorio tiene que se consistentes consigo mismos y con los otros componentes. No se puede tener concentraciones que suben y conductividades eléctricas que bajan; tampoco se pueden tener concentraciones que bajan en los manantiales en la época seca. 

Tampoco se puede esperar concentraciones que suban un 50% en su magnitud en un componente de una muestra a otra sin que haya habido algún hecho que lo haya provocado. No sirve acumular datos de laboratorio si estos no guardan relación con el ciclo hídrico y acciones correctivas con los laboratorios deben hacerse lo más antes posible.

Esta entrada ha sido publicada originalmente en www.gidahatari.com y replicada aquí con su expresa autorización.

Comentarios