5 cosas que no sabías de los bofedales

0
209

Sobre el blog

Gidahatari
Gidahatari es una una empresa dedicada a la ​gestión sostenible de los recursos hidricos ​con especialización en modelamiento numérico y herramientas computacionales.
209

Los bofedales son humedales que en el "argot" ambiental están localizados en las zonas altoandinas y su nombre viene del "bofe" o material orgánico blando que lo conforma. Estas zonas son de alta importancia en la preservación de la fauna y flora andina en la época seca.

Todos queremos preservar los bofedales, y no queremos que les pase nada malo. Sin embargo, para gestionarlos ambientalmente de manera efectiva se necesita comprender su funcionamiento hidráulico. A continuación se detallan 5 cosas que potencialmente no sabrías de los bofedales.

Los bofedales están relacionados a los manantiales

Y también relacionados a los cursos de agua durante la época seca. Sobre la superficie de los bofedales los poros sobresaturados darán comienzo a pequeños cursos de agua que se juntan en manantiales o ojos de agua. Ambos, bofedal y manantial están relacionados por mecanismos del régimen de aguas subterráneas que se mencionan luego en este artículo.

Los bofedales son zonas de descarga de aguas subterráneas

Solo algunos manatiales asociados a discontinuidades geológicas pueden aflorar agua sin que haya un bofedal asociado, pero estas zonas no presentan una capa de suelo orgánico.

Los bofedales son zonas de descarga

Tanto como los manantiales, los bofedales son zonas de descarga de aguas subterráneas. Esto quiere decir que ningún bofedal infiltra a las aguas subterráneas. En las partes altas, la precipitación genera recarga que se transporta hacia las partes bajas de las quebradas donde están los bofedales y manantiales. 

En los bofedales la descarga se da como evapotranspiración, es decir, las plantas absorben aguas subterráneas y la transpiran a través de sus estomas, descargando el agua como vapor de transpiración. Los manantiales descargan agua subterránea como flujo de agua superficial. 

También existe una descarga de aguas subterráneas como flujo base que aumentan el flujo en los cursos de agua.

Los bofedales oscilan

Al principio de la época seca (Mayo) los bofedales están su máxima extensión porque el reservorio de aguas subterráneas está lleno luego de la época de lluvias. A medida que transcurre la época seca el reservorio de aguas subterráneas va disminuyendo, los niveles de la napa freática también disminuyen y por ende, la extensión de los bofedales. Los bofedales se encuentran en su mínima extensión en el mes de Octubre, para luego ser vegetados de nuevo por la época de lluvias a partir de Noviembre.

Los bofedales tienen su propia vegetación

Ya que los bofedales tienen agua tanto en la época seca como en la época húmeda, la vegetación que se crece en los bofedales consume bastante agua y siempre están verdes. Dependiendo de las condiciones de temperatura, se pueden encontrar hasta helechos.

Los bofedales estarán en el centro de la preocupación ambiental por su relevancia para los ecosistema andinos

Los bofedales tienen su propia química

Habíamos hablado que los bofedales son zonas de descarga, entonces están asociados a un recorrido del agua infiltrada de precipitación (recarga) dentro del agua subterránea que produce cambios en su química. El agua de los bofedales tiene mayor conductividad eléctrica por su mayor cantidad de sales, su pH será mayor a 7 y presentará valores negativos de potencial óxido-reducción. 

En base de investigación realizada por Gidahatari, bofedales grandes asociados con manantiales de más de 1 l/s en cuencas andinas tiene al bicarbonato como ión principal. En bofedales más pequeños con flujos menores a 0.1 l/s tiene al cloruro como ión principal. Esperamos este comportamiento en el 90% de los bofedales.

Los bofedales estarán en el centro de la preocupación ambiental por su relevancia para los ecosistema andinos. Esperamos haber llevado conocimientos apropiados para empezar a discutir medidas para su preservación. Queda en nosotros seguir investigando hasta el punto de realizar modelos numéricos de bofedales.

Esta entrada ha sido publicada originalmente en www.gidahatari.com y replicada aquí con su expresa autorización.

Comentarios