La presa más antigua de las #IslasCanarias: Una hazaña de la iniciativa privada

3
1.428
  • presa más antigua #IslasCanarias: hazaña iniciativa privada
    La Represa

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Registro, documentación e historia del diseño y construcción de Grandes Presas de embalse (Gran Canaria / Islas Canarias) Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías
1428

La Represa del Pinto en Arucas [Isla de Gran Canaria], construcción que pertenece a la Naturaleza y a la Historia,  fue ejecutada en la misma cerrada del Barranquillo del Pinto que la presa diseñada en 1867 por Pedro Maffiotte Ayudante de Obras Públicas. Maffiotte imaginó una gran presa de 25 m de altura con cimientos, planta recta y con un perfil tipo muy robusto; un diseño muy diferente a lo proyectado en 1902 por el Ayudante Julián Cirilo Moreno para la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas. Según el Acta de reconocimiento de las obras [1910]: del examen practicado resulta que las obras están bien ejecutadas y se ajustan al proyecto que sirvió de base a la concesión con la diferencia de que la altura máxima de la presa es de veinte y siete metros en vez de los treinta que se proyectan, no obstante lo cual los espesores del muro corresponden a la segunda de las alturas referidas con el aumento de resistencia consiguiente. La vieja Represa es una de las 100 grandes presas más antiguas de España: un tesoro patrimonial de Gran Canaria.


La Represa en 1964 [SVP]

La Represa adopta en planta una traza ligeramente curva, con una longitud en coronación de 121 m. El perfil de la presa es de gravedad, con talud vertical en el paramento de aguas arriba y escalonado en el de aguas abajo. La coronación presenta una anchura de 4 m. La altura máxima de la presa es de 27 m sobre el cauce, desconociéndose la profundidad exacta de los cimientos.


La Represa es una construcción notable de mampostería con mortero de cal. Ambos paramentos están formados con fábrica de sillería. En general, el paramento de aguas arriba presenta un aparejo muy cuidado, seguramente con el objeto de mejorar la impermeabilidad del mismo. El tamaño de los sillares y su regularidad es mayor en este caso, salvo en los metros superiores, dónde se aprecia una ejecución menos cuidada con mampostería careada. La fábrica del paramento de aguas abajo viene condicionada por el escalonado del mismo, de gran belleza por la regularidad de las hiladas. Al igual que en el paramento de aguas arriba, se ve un acabado de peor factura en los metros superiores. Quienes se ocupan del patrimonio histórico en Gran Canaria no tienen base técnica para entender la singularidad y magnitud de nuestra ingeniería de presas. Un defecto a corregir en el futuro porque estas obras hidráulicas son creaciones portentosas innaturales, es decir, son más que naturaleza por su diseño, construcción y explotación en los caminos naturales del agua. Y su uso es compatible con su reconocimiento cultural, independientemente de que sea con una figura de protección inventada por el hombre o simplemente por una admiración personal o conjunta a lo mejor: el agua.


Detalle del paramento de aguas arriba

La vieja presa de Canarias dispone de varias tomas de agua dispuestas en la margen derecha y a diferentes cotas, unidas entre si por una bella escalinata. Las cantoneras identifican en lo alto con su forma estructural e hidráulica las tomas, intensificando así la monumentalidad de La Represa. En la zona inferior del muro se dispuso una galería de fondo de grandes dimensiones para la limpia del vaso [elemento típico de las presas muy antiguas], fuera de servicio desde hace mucho tiempo. 


Escalinatas, cantonera y muro

El único elemento de alivio que tiene La Represa del Pinto se encuentra en el estribo izquierdo. Consiste en un simple rebaje del pretil de aguas arriba, formado por tres pequeños vanos, descargando mediante un canal que discurre por debajo de la coronación y se prolonga por un canal formado sobre el terreno natural de la ladera. Los vanos del aliviadero se pueden cerrar de forma rudimentaria mediante tablones: una modificación “artesanal” típica de la primera mitad del siglo XX [el agua es oro líquido]. El aliviadero de La Represa, que tiene un gran valor estético y monumental, también lo es de la presa superior: Nueva Represa.


Aliviadero [SVP]


Camino de coronación de la presa en la actualidad

Es incuestionable el valor histórico que tiene La Represa, su antigüedad, su funcionalidad y su valor artístico, con el triunfo de sus líneas curvas y su cuerpo de ingeniería de piedra sobre el terreno dominante. Pero La Represa de Arucas, el mejor monumento que existe en Canarias de aquella ingeniería heroica de la iniciativa privada que tanta admiración y asombro causó a propios y extraños en las décadas verdes de la platanera, no es BIEN DE INTERÉS CULTURAL. El Norte de la Gran Canaria perdió todo su esplendor con el ascenso y soberanía de la Corporación Insular durante el último tercio del sXX.  


La Represa con embalse lleno [SVP]

Para terminar, no puedo por menos de citar de nuevo a los arqueólogos y políticos del Cabildo de Gran Canaria, que no quieren que este legado de nuestro pasado agrícola universal, las presas de embalse -las obras hidráulicas más complejas y singulares que hay en la Naturaleza-, sea declarado Bien de Interés Cultural. Este binomio de funcionarios y políticos controla la puerta de la normativa canaria vigente para incoar Bienes de Interés Cultural y basta una sola mente sin base técnica de ingeniería -pero si con una ideología en contra de lo que sigue asombrando al mundo- para dar sentido desfavorable a toda solicitud presentada. Hasta la fecha los arqueólogos y políticos del Cabildo han bloqueado la incoación de las presas públicas de Cuevas Blancas, San Lorenzo y Caidero de la Niña; y desde 2012 no responden a las siguientes solicitudes: bóveda de Soria (2012), Granadillar (2015), Salvia India (2015) y las presas escalonadas del Pinto (2015). Suelen decir que basta que estén incluidas en los Catálogos y en la Carta Etnográfica de Gran Canaria, pero con una simple observación y análisis de las fichas de esos documentos, cualquier ciudadano del mundo podrá comprobar que los datos son erróneos en su mayor parte, faltan datos o simplemente no dicen nada de nada sobre el valor de estas creaciones de piedra y cal construidas con tenacidad por la iniciativa privada para captar, almacenar y trasvasar el agua a las fincas construidas en la isla. La Represa del Pinto también forma parte de la historia de Arucas y esa historia se puede contemplar desde el muro perimetral del vaso de La Represa. Ahí es nada. 


Templo, Heredad, Arehucas y muro perimetral de La Represa

Para más información sobre las presas del Pinto véase Un ejercicio de investigación: las grandes presas de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas

Expresión personal.

Comentarios