Toda presa oculta un misterio: Ranura longitudinal en Chira #GranCanaria [Capítulo 2]

2
653
  • Toda presa oculta misterio: Ranura longitudinal Chira #GranCanaria [Capítulo 2]
    Los Peñones [Archivo Jaime O'Shanahan-mdC]

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Registro, documentación e historia del diseño y construcción de Grandes Presas de embalse (Gran Canaria / Islas Canarias) Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías
653

Si en el capitulo 1 -Toda presa oculta un misterio: la Caverna de Chira- pudimos ver y conocer la naturaleza sometida al símbolo de la duración de la Caverna de Chira, aguas abajo de la vieja Presa de Chira, en este segundo capítulo comprenderemos que dicha Caverna es una "ranura longitudinal" que existe en el cauce del barranco a unos metros de la antigua cimentación de Chira. Así pues, bajo los escombros y acarreos del barranco se encuentra una estrecha ranura a una distancia desconocida del macizo de cimentación del muro del Cabildo de Gran Canaria. Aunque desconocemos a cuantos metros se encuentra este accidente del terreno de Naturaleza hostil de la vieja mampostería de 1944, lo que si tenemos claro es que si Los Peñones impresionan en su contemplación, también impresiona saber que hay una ranura longitudinal estrecha y "profunda" en el cauce de Chira. 


GrBarranco de Chira: muro, filtraciones, cauce, vegetación, escombros y lo demás

Dicen los ingenieros de presas que todo tiene que ser compatible con la seguridad. Este accidente geológico fue encontrado en la cerrada primitiva de Chira en el año hidráulico de 1941-42, al iniciarse la excavación de los cimientos en la parte más estrecha del barranco. Esta ranura longitudinal fue una circunstancia inadmisible a lo imaginado en agosto de 1941: el primer Proyecto de la Presa de Chira. La solución más adecuada fue la de trasladar la presa un poco aguas arriba para su construcción: la ranura no apareció al excavar la zanja de cimentación. La investigación histórica de esta consideración geológica la contó el propio titular de la presa en el pasado. Posiblemente la Corporación Insular no lo recuerde porque son tiempos de filólogos, arqueólogos y entusiastas, pero esta nueva investigación de lo histórico constituye otro fragmento de aquella vieja historia y la base de una consideración todavía más amplia [CHR].  


El tema estricto es, pues, el análisis XYZT de la historia contada por el antiguo Cabildo Insular, incluyendo aquello que no se contó entonces sobre el terreno Peñones - Chira. Mi propósito no es generar "intranquilidad" ni "distorsionar" la realidad de lo imaginado, pero la historia de la ranura también trata de la realidad. En la actualidad no podemos contemplar el penetrante tajo que existe en el cauce a escasos metros de Chira, pero si podemos comprender el misterio que oculta la historia de un muro sensible para propios y extraños. Un símbolo de Gran Canaria 


Lo editado en el sXX sólo indicó que en el punto más estrecho del barranco, bajo los acarreos del cauce -a unos 6 metros de profundidad- apareció una ranura longitudinal de poco ancho, pero cuyo fondo no logró alcanzarse con 14 metros de penetración en la roca. El examen geológico de tan penetrante tajo confirmó que este accidente del terreno se debía al agua: el origen de todo. En conclusión, la ranura longitudinal, que tiene poco ancho a la altura de la cerrada primitiva, es un delgado corte vertical -y cada vez menos profundo- en dirección al muro de Chira. Y este penetrante tajo vertical irá disminuyendo su latitud según se acerca a la vieja cimentación de Chira. No hay ranura bajo la presa pero si delante de la presa, aunque desconocemos a que distancia de Chira Presa acaba o comienza este portentoso tajo del barranco. 


La cerrada primitiva de 1941-42 contemplada por el hombre

A lo contado por la primitiva -y diferente- Corporación Insular de la Gran Canaria del sXX, añadimos ahora un análisis aun más antiguo acerca de la ranura longitudinal de Chira. Así, en el año hidráulico de 1942-43 se informó que una vez despejada la capa de aluvión de varios metros de espesor la roca firme se encontraba cortada en una profundidad mucho mayor por una estrecha ranura rellena de tierra de acarreo que ocupa aproximadamente el eje de la garganta de ubicación de la presa [foto superior], cuyas lisas paredes, que brillan como satinadas, revelan el activo trabajo de erosión y pulimento que practicaron, en un principio, las aguas corrientes. En la cerrada primitiva la ranura longitudinal -antiguo cauce enterrado-, que no mide sino 3 metros de latitud, se estrecha paulatinamente a medida que se baja [con una profundidad superior a 14 metros de penetración en la roca]. En la década de 1940 este accidente del terreno también fue definido como una hondísima grieta.     

Si hay que prestar al terreno la importancia que merece, entonces este accidente del terreno estará debidamente recogido en los estudios y documentos técnicos que garantizan las condiciones actuales de seguridad de la Presa de Chira desde 2011 por parte del binomio Cabildo de Gran Canaria - Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria [agua va]. Lo digo porque sigo sin comprender cómo se puede tener un depósito de escombros a pie de presa ocultando otro misterio de Chira: las filtraciones a pie de cauce [agua para la hondísima grieta que no mide sino 3 metros de latitud a unos 50 metros de distancia de la vieja cimentación de Chira]. Sin disciplina del buen hacer los entusiastas que prometen grandes cosas no son nadie. 

Si es verdad que las excavaciones suelen dar sorpresas parciales, incluyendo los escombros a pie de presa, entonces escribiremos otro capítulo sobre las ostensibles filtraciones que van a parar a la Caverna de Chira, que no es sino una hondísima y estrecha ranura longitudinal que tiene su punto de inicio a unos pocos metros de un muro de presa que produce muchas impresiones. 


Por último, también desconozco por qué el ingeniero presista Alfonso Caballero de Rodas y Colmeiro utilizó el término CAVERNA en el segundo Proyecto de Chira, pero fue original.

Expresión personal.

Comentarios