Implicaciones del Trasvase de las Aguas del Lago de Valencia hacia el Mar Caribe

0
199

Sobre el blog

Jesús Castillo
Director de la ONG Agua Sin Fronteras, somos una asociación civil sin fines de lucro dedicada promover el conocimiento del agua, la valoración económica, social, religiosa, cultural y ambiental del agua, la gestión de recursos hídricos.
web
199
  • Implicaciones Trasvase Aguas Lago Valencia Mar Caribe
  • Implicaciones Trasvase Aguas Lago Valencia Mar Caribe

El Lago de Valencia o los Tacariguas, en Venezuela cuyo espejo de agua en la actualidad es de 460 kilómetros cuadrados, es un importante reservorio de agua en una cuenca endorreica que es compartido por dos entidades federales: Aragua y Carabobo, teniendo influencia en once (11) Municipios del primero y nueve (9) del segundo respectivamente por formar parte de sus planicies aluvionales.

En la actualidad quizás uno de los problemas ambientales más grave e importante de América Latina, es el aumento de los niveles del Lago. Este conflicto se ha convertido en uno de los inconvenientes más grave en Venezuela, cuyo costo social más significativo ha sido el desalojo de numerosas familias que habitaron, por más de veinte años, viviendas construidas en terrenos no aptos para usos urbanísticos.

Durante 1975 y 1980 fueron construidas muchas urbanizaciones en terrazas cuyas cotas oscilaban entre los 410 y 415 msnm. Para esa época el nivel del lago era de 401 msnm; el cual fue en aumento progresivo, pasando por las cotas 408 en 1999, 410 en 2005 hasta alcanzar 412 en 2011,obligando a muchas familias desalojar sus viviendas a consecuencuencia de la inundación producto del incremento del nivel del lago.

El origen de este problema estuvo en la expansión urbano-industrial hacia las zonas no aptas para tales fines, contradiciendo los principios básicos del ordenamiento territorial, en particular en áreas como cuencas cerradas. Por otra parte el incremento en el uso urbano-industrial de las tierras planas de la cuenca está estrechamente ligado a lo antes señalado toda vez que el estado Venezolano desde 1980 hasta la fecha ha estimulado la ocupación desordenada del territorio de la cuenca, principalmente en sus áreas planas, incidiendo en el aumento descontrolado de sus efluentes urbanos e industriales que unido al aporte de sus 22 ríos que tributan sus caudales de agua al lago, más el aporte de agua derivado desde la cuenca del Pao-Cachinche, localizada en el vecino estado Cojedes, cuya importación para el año 1983 era de 7 metros cúbicos/segundo y para el año 2011 está por encima de los 16, es decir en tan solo tres décadas los planificadores del desarrollo urbano-industrial de este ecosistema estimularon más del100% el abastecimiento de agua para tales fines, sin considerar las consecuencias negativas que tal decisión traería para la gente que hoy vive un drama humano impresionante.

Cabe destacar que los procesos de expansión urbana e industrial que ha experimentado la Región Central de Venezuela han generado indudables beneficios al país pero han ocasionado con frecuencia un grave impacto sobre la ecología de esa Región. Tal es el caso, por ejemplo, de la progresiva disminución y degradación de los recursos hidráulicos de la cuenca y del propio Lago de Valencia. Allí se ha configurado una compleja problemática ambiental caracterizada por múltiples factores que interactúan entre sí, a veces con carácter conflictivo, y cuya armónica y rápida solución, como lo exige la urgencia de esa crítica situación, ha sido difícil de precisar, y seguramente requerirá de considerables inversiones y de un cuidadoso control de los volúmenes y de la calidad del agua que se manejará en la cuenca.

Bajo este marco de referencia el estado Venezolano, ha decidido trasvasar las aguas del Lago de Valencia o los Tacariguas para controlar su crecimiento y detener las afectaciones sobre urbanismos y predios agrícolas, en ese sentido desde 1995 se han presentado un conjunto de alternativas, entre ellas destacan el Trasvase al Mar Caribe, la cual tiene sus inconvenientes ,sin embargo resulto como seleccionada y que tiene implicaciones de carácter negativo al ambiente y de cero utilidad en procesos productivos. En ese sentido a continuación se describe en que consiste la alternativa en cuestión:

La alternativa Ocumare para controlar los niveles del Lago de Valencia consiste en la extracción, conducción y disposición en el Mar Caribe del agua propia del Lago. La obra fundamental que la caracteriza es la construcción de un túnel de considerable longitud, que cruza con dirección Norte la Cordillera de La Costa.

Conducción por Gravedad

Estaría constituida por las siguientes obras:

  • Estructura de captación en el Lago ubicada al Sur de Mariara, que consiste en la excavación de un canal de unos 800 m de longitud y la construcción de una estructura de control de niveles en el extremo del mismo seguida por una transición hasta el inicio del túnel a cota aproximada 406 msnm.
  • Túnel de unos 2,14 km de longitud y 3,5 m de diámetro en condiciones especiales de excavación y soporte, en la planicie aluvial al Norte del Lago desde la estructura de control hasta el pie de la Cordillera de La Costa.
  • Túnel convencional a través de la Cordillera de La Costa hasta su descarga en la cuenca del río Ocumare. Para este túnel se consideraron tres opciones de trazado dependiendo de su cota de descarga desde 9,0 km hasta 12,6 km de longitud.
  • Tubería de acero a presión de 1,10 m de diámetro desde la salida del túnel hasta una descarga submarina a 1 km de la costa en las cercanías de la población de Ocumare.

Tanto en esta variante como en aquéllas que contemplan bombeo, se descartaron las descargas de agua en los cauces naturales del río Ocumare o sus afluentes a la salida del túnel, ya que razones de tipo ambiental y legal las impiden. Por lo tanto, las conducciones deberán realizarse hasta el mar.

Conducción por Bombeo

En estos casos las obras que constituyen las alternativas son fundamentalmente las mismas que las de la opción a gravedad con las siguientes excepciones:

  • En la estructura de captación se elimina el vertedero de control y se sustituye por una estación de bombeo sobre una plataforma en el extremo Norte del canal excavado desde la orilla del Lago.
  • Se sustituye el túnel especial en la planicie aluvional al Norte del Lago por una tubería de acero desde la toma hasta el portal de entrada del túnel convencional en la falda Sur de la Cordillera de La Costa.
  • Para este caso de bombeo se consideraron cuatro posibles cotas del portal de ingreso al túnel (440, 500, 600 y 700 msnm) las cuales reducen las longitudes del túnel de trasvase a medida que se localiza el portal a mayor altura, pero se incrementan los requerimientos de bombeo y las longitudes de la tubería desde la toma.

Consideraciones Ambientales e Institucionales de la Alternativa Ocumare

Esta alternativa, desde el punto de vista ambiental, presenta las siguientes características:

  • Para el propio Lago de Valencia, la extracción de un caudal de 6 m³/s significará a largo plazo un beneficio por la reducción a la mitad de los niveles de sulfatos, magnesio y sólidos disueltos (año 2025). Asimismo, se reduciría el proceso de eutroficación que sufre el Lago de Valencia. Sin embargo, las cargas poluentes de nitrógeno y fósforo seguirían siendo excesivas (146% y 250% respectivamente de las cargas admisibles).
  • Para el río Ocumare o sus afluentes es inadmisible ambientalmente recibir un caudal de 6 m³/s de agua del Lago de Valencia ya que por su reducido gasto medio (máximo 1 m³/s) se salinizaría, exterminando la fauna acuática que actualmente posee y afectando la flora y fauna terrestre del área.

Adicionalmente, se producirían modificaciones geomorfológicas de consideración en los cauces receptores que contravienen la normativa ambiental vigente.

  • En la costa, la descarga del agua del Lago tendría que realizarse dentro del mar, a una distancia mínima de unos 1.000 m de la orilla, ya que, de otra forma, causaría una contaminación inmediata de las playas de la zona por los niveles excesivos de nutrientes y contaminación orgánica que poseen las aguas del Lago.

Adicionalmente a los aspectos ambientales señalados, existen restricciones legales de importancia para la construcción de las obras requeridas. Desde el extremo Norte de la planicie aluvial del Lago de Valencia hasta la costa del Mar Caribe se cruzaría el Parque Nacional Henry Pittier, el cual además de las severas limitaciones de uso que le impone su condición de parque nacional, posee un reglamento de uso especial aprobado y publicado en la Gaceta Oficial (Nº 35-845, 24-11-95) que específicamente prohíbe la construcción de infraestructuras (vías, tuberías, etc) dentro del parque.

Esta circunstancia constituye una limitación severa y en la práctica casi insoslayable para la construcción de la Alternativa Ocumare. La colocación de la tubería desde el portal de salida hasta el mar, las vías de acceso al portal de salida del túnel y para la colocación y mantenimiento de la tubería, la disposición del material excavado del túnel, entre otras, constituyen violaciones específicas del reglamento de uso del parque, lo cual acarrearía con toda seguridad una severa resistencia de las autoridades regionales y locales a la construcción de las obras, tanto más cuanto que existen otras posibilidades de menor impacto ambiental para controlar los niveles del Lago de Valencia.

Comentarios

La redacción recomienda

26 de Octubre, 2016
Semiótica Agua
23 de Agosto, 2016
importancia social agua