Flexibilidad de una depuradora

0
349

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
349

Las últimas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (E.D.A.R.) que se han diseñado en España inciden mucho sobre la flexibilidad y fiabilidad de cada uno de los procesos y del global de la E.D.A.R.

Muchas veces nos fijamos en la flexibilidad de instalación menores y no somos capaces de aplicar los mismos criterios a los procesos más importantes

No voy a ser yo el que me oponga a esta tendencia que creo estaba tardando en aplicarse a las E.D.A.R, pero, como siempre ocurre, muchas veces nos fijamos en la flexibilidad de instalación menores y no somos capaces de aplicar los mismos criterios a los procesos más importantes.

Por propia experiencia sé que una E.D.A.R., sin un pretratamiento flexible y fiable, suele presentar numerosos problemas en los procesos posteriores (p.e. las arenas no retiradas suelen afectar a la estabilización y a la deshidratación mecánica de los fangos) que son sufridos por los operadores de las instalaciones y que obligan a dedicar numerosos recursos técnicos y mucha atención personal, con el consiguiente coste económico año tras año.

También creo que la deshidratación de fangos debe de dimensionarse no solo de forma fiable y segura, sino con una alta capacidad de producción, suficiente para extraer los fangos generados, como mínimo, por el percentil 80 o, en su defecto, para procesar el 125 % de los fangos generado en condiciones medias.

Sigo sin creer que el tratamiento biológico por fangos activos sea el proceso más importante, pero si abogo por que, por ser muy versátil, sea uno de los que tiene que tener la máxima flexibilidad operativa y funcional. Y ello pasa por que su funcionamiento sea mediante unidades independientes.
¡¡¡¡Pero qué dice ¡¡¡¡ Todos los fangos activos diseñados funcionan de forma independiente.

Pues no, la mayoría de los tratamientos biológicos diseñados con esta tecnología no funcionan de forma independiente, el diseño tradicional es este:

Veamos cuales son los puntos fuertes y débiles de esta configuración tan extendida.

Puntos fuertes:

1) El reparto hidráulico a los decantadores secundarias es bueno

2) Si se necesita parar una balsa biológico, podemos trabajar con tres balsas y cuatro decantadores con un buen reparto hidráulico

3) Si se para un decantador también se puede trabajar con cuatro balsas y tres decantadores, aunque no tenga mucho sentido (salvo que la EDAR este sobrecargada)

4) El control es sencillo, solo se tiene un proceso biológico

Puntos débiles:

1) En caso de problemas en el biológico (fouling, proliferación de filamentosos, etc.) todo el tratamiento biológico se ve afectado.

2) Si hay un vertido que afecte al licor mezcla, todo el proceso se ve afectado.

3) Si el tratamiento biológico puede operar con varios procesos (A2O, UCT, UCTM, JHB, etc.) todas las balsas biológicas deben de trabajar con el mismo proceso.

4) Cuando cambian las cargas contaminantes (estacionalidades, sobrecargas, etc.) la capacidad de respuesta del tratamiento biológico es muy lenta.

Frente a esa configuración, propongo una que permita realmente funcionar como unidades independientes desde el punto de vista biológico y no solamente hidráulico. Me refiero a esta configuración:

Analicemos, también, sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Puntos fuertes:

1) Cada biológico funciona con su decantador de forma independiente

2) En caso de problemas en un biológico (bulking, filamentosas, etc.) el resto de los biológicos no se verán afectados.

3) Si hay un vertido que afecta al licor mezcla se pueden limitar los daños a tantos biológicos como se quiera.

4) Si el tratamiento biológico puede operar con varios procesos (A2O, UCT, UCTM, JHB, etc.) podemos tener cada balsa biológica con un proceso diferente y ver cuál es el más eficaz en mucho menor tiempo.

5) Cuando cambian las cargas contaminantes (estacionalidades, sobrecargas, etc.) la capacidad de respuesta del tratamiento biológico es muy rápida, ya que al trabajar con unidades independientes, se pueden poner diferentes procesos o diferentes condiciones de funcionamiento (oxígeno, MLSS, porcentaje de recirculaciones, etc.)

Puntos débiles:

1) Mayor coste de inversión

2) Es necesario esmerase en el reparto hidráulico a los decantadores para que, en el caso de querer funcionar con un único proceso biológico el reparto a los decantadores sea bueno.

Me resisto creer que los diseñadores de las E.D.A.R. no vean un reto a sus habilidades el lograr un diseño de unidades independientes

He añadido el segundo punto débil por poner algo, pues me resisto creer que los diseñadores de las E.D.A.R. no vean un reto a sus habilidades el lograr un diseño de unidades independientes, compatible con un buen reparto hidráulico a los decantadores.

Por el contrario, no creo que la necesidad de mayor control, necesario para cada biológico que funcione de forma diferente, pueda ser un punto débil. Forma parte de mis creencias que el laboratorio de una E.D.A.R. está en manos de personal con una alta competencia profesional, al que no le asustan unos análisis más o menos si ello conlleva disponer de un proceso más versátil y fiable.

Personalmente creo que diseñar con la primera configuración limita mucho las labores posteriores de los operadores de las E.D.A.R., que verán mermada su capacidad de respuesta, en el tratamiento biológico, como consecuencia de la rigidez operacional que le viene impuesta por un diseño inapropiado para un proceso altamente versátil y con una flexibilidad potencial muy elevada.

No debemos de olvidar que el tratamiento de fangos activos es un proceso biológico y que un buen diseño no se debe de limitar a un buen reparto hidráulico, sino que tiene que dotarlo der la mayor flexibilidad y versatilidad y eso pasa por una configuración de funcionamiento en unidades independientes compatible con un buen reparto hidráulico.

Comentarios