Por pedir que no quede

0
144

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
144

Las cinco principales ONG ambientales marcan cuatro prioridades para los nuevos gobiernos autonómicos:

  • Crear una Vicepresidencia de Sostenibilidad, que coordine al resto de consejerías velando por la sostenibilidad ambiental como elemento trasversal
  • Crear consejerías específicas de medio ambiente, dada la gran cantidad de competencia de las autonomías en esta materia
  • La incorporación de las propuestas del documento ‘Un Programa por la Tierra’ en los programas
  • Un diagnóstico ambiental previo de cada territorio para orientar las políticas y garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental.

¿Quién no suscribe estas propuestas? Yo de entrada digo sí.

Preservar el medio ambiente y utilizar los recursos naturales de una forma sostenible requiere unas inversiones económicas importantes, no basta con crear consejerías o similares 

Recuerdo las 14 peticiones del programa por la Tierra:

  • Para mantener el aumento global de temperatura por debajo de los 2ºC, es imprescindible alcanzar tres objetivos para 2030: objetivo climático de al menos el 55% de reducciones de emisiones internas de gases de efecto invernadero (comparadas con 1990), objetivo de energías renovables de un 45% y objetivo de eficiencia energética del 40% (tomando 2005 como referencia).
  • Fomentar la transición hacia un modelo energético renovable, justo y democrático
  • Establecer políticas integrales que prioricen la reducción de residuos y del uso de recursos
  • Detener la pérdida de biodiversidad en Europa para 2020
  • Conseguir mares más sanos
  • Apoyar una agricultura que garantice la biodiversidad y un medio rural vivo
  • Garantizar unos ríos con vida y una nueva cultura del agua en Europa
  • Parar la deforestación y degradación forestal a nivel europeo y global
  • Adoptar medidas para una gestión racional de los productos químicos peligrosos
  • Limitar la contaminación del aire a niveles concordantes con las últimas recomendaciones para la salud
  • Oponerse a cualquier tratado de libre comercio que debilite las normas de protección ambiental y social y a la firma de acuerdos comerciales con países que vulneren el derecho internacional
  • Situar la justicia ambiental y social en el corazón de las políticas comerciales para reducir la pobreza, la desigualdad y la crisis ecológica global
  • Eliminar subvenciones dañinas para el medio ambiente y avanzar hacia una fiscalidad más sostenible
  • Garantizar el derecho a la información, participación y justicia para la ciudadanía europea

Pero permitirme una reflexión: ¿Cuánto nos va a costar a los ciudadanos?

Hagamos una pequeña cuenta:

  • Un/a vicepresidente/a de sostenibilidad (mas despacho y secretaria): Supongo que será un cargo técnico y no necesitará asesores, en caso contrario habrá que contabilizarse los asesores que necesite.
  • Un/a consejero/a de medio ambiente (despacho y secretaria). Este Consejería necesitaría como mínimo tres o cuatro directores o expertos: Servicios (Agua, gestión de residuos, etc.), Espacios naturales (LIC, Zepas, etc.), contaminación atmosférica y acústica, gestión de recursos naturales, etc.
  • Cualquiera de las 14 propuestas, salvo las cuatro últimas, requieren unas inversiones económicas elevadas. Sería bueno que expertos en la materia las cuantificasen, no sea que nos comprometamos a unos objetivos con unos costes fuera de nuestra capacidad económica.
  • Realizar un diagnóstico ambiental de la Comunidad Autónoma es lo más barato (como se nota que este trabajo estará realizado por profesionales cualificados en la materia). Sin embargo, aplicar las medidas que se deduzcan de ese diagnóstico, para mantener un desarrollo sostenible, me temo que serán harina de otro costal.

Es decir, preservar el medio ambiente y utilizar los recursos naturales de una forma sostenible requiere unas inversiones económicas importantes, no basta con crear consejerías o similares. Estos recursos se obtienen a través de los impuestos o del cobre del servicio que se presta a los ciudadanos.

Para muestra un botón: Conozco algo el sector del agua en España, y lo que puedo asegurar es que el nivel de inversiones económica, en un bien de primera necesidad, es manifiestamente insuficiente. La mayoría de los servicios no cubren los costes elementales (los de operación, ni siquiera hablamos de los de mantenimiento) y las pérdidas de producto (a través de las redes de distribución y colectores) son tan elevadas que, en muchos casos, ni se cuantifican.

Resumo: proteger el medio ambiente es caro, aunque no preservarlo es, a medio y largo plazo, mucho más caro.

Comentarios