Cuando el organismo competente es la comunidad: Derecho al Agua y gestión comunitaria en Nicaragua

2
79

Sobre el blog

Jose Manuel Gómez
Ambiéntologo. Trabajando en ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano. Comunicación, sostenibilidad y desarrollo.
79
  • Cuando organismo competente es comunidad: Derecho al Agua y gestión comunitaria Nicaragua

La gestión comunitaria del agua constituye uno de los principales retos y referentes de los esfuerzos por la realización del Derecho Humano al Agua, especialmente en las áreas rurales de los países más pobres del mundo. En Latinoamérica se estima que estas organizaciones Comités, Cooperativas, Juntas, etc. proveen de agua potable a más de 40 millones de personas. Solamente en Nicaragua se estima que los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) proveen de agua potable a un millón doscientos mil personas.

Los CAPS son estructuras comunitarias lideradas por personas electas por la comunidad que voluntariamente realizan las labores de administración, operación y mantenimiento de los sistemas de agua potable y saneamiento. En la mayoría de los casos, estas acciones son realizadas con recursos escasos, bajo nivel educativo y poca formación de sus integrantes para ejercer las tareas asignadas, y además con una limitada capacidad de las instituciones para darles atención y seguimiento.

La gestión comunitaria del agua constituye uno de los principales retos y referentes de los esfuerzos por la realización del Derecho Humano al Agua

  

En Nicaragua los CAPS son reconocidos legalmente a través de la Ley Especial de Comités de Agua Potable y Saneamiento (Ley 722), la cual otorga facultades y beneficios, pero también implica el cumplimiento de requisitos en cuanto a su organización, constitución y funcionamiento. Aún en este contexto, existen muchos ejemplos de experiencias positivas de acción colectiva de los CAPS que además de tener repercusiones en la eficacia y eficiencia en la gestión comunitaria de los sistemas de agua potable y saneamiento, pueden también ser consideradas buenas prácticas desde el punto de vista de los derechos humanos.

Durante 2012 y 2013, ONGAWA Ingeniería para el Desarrollo Humano, en conjunto con la Asociación para la Promoción y Desarrollo de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (RED CAPS), el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), la Asociación de Educación y Comunicación LA CUCULMECA y la Iniciativa PARAGUA, impulsó en varias regiones de Nicaragua, una recopilación de experiencias de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) que pudieran identificarse como buenas prácticas de derecho humano al agua y saneamiento y a su vez, puedan inspirar a otros para promover el acceso a agua potable y saneamiento en condiciones seguras y accesibles.

El documento Buenas Prácticas de Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en en la gestión comunitaria de los CAPS en Nicaragua recoge algunas de esas experiencias llevadas a cabo en 10 CAPS en Nicaragua. La iniciativa fue compartida con más de 60 organizaciones que trabajan en el sector de agua y saneamiento rural en Nicaragua, instituciones del Estado, alcaldías y agencias de cooperación, y también fue difundida en encuentros de las redes municipales y departamentales de CAPS.

Se recibieron más de 400 propuestas de CAPS provenientes de 40 municipios del país. Las experiencias presentadas estuvieron relacionadas con los esfuerzos de los Comités por mejorar la calidad, el acceso o ampliar la cobertura de los sistemas de agua potable rural; así como en otros casos a estimular la participación equitativa de la comunidad, el acceso a información, la transparencia y la rendición de cuentas sobre la gestión de los sistemas.

Tomando en cuenta criterios derivados del derecho humano al agua y saneamiento, así como otros relacionados con una gestión efectiva de los sistemas comunitarios, se seleccionaron los casos que se presentan en esta publicación, que esperamos constituyan una muestra positiva de los resultados de la acción colectiva, y que fomenten en otros CAPS, así como en los actores que les acompañan, la búsqueda de alternativas para promover el acceso a agua potable y saneamiento suficiente, salubre, aceptable y asequible en condiciones de equidad.

Durante la recopilación de información de los estudios de caso se encontraron evidencias de una gran cantidad de acciones y estrategias que los comités emprenden para encontrar soluciones a problemas cotidianos, para optimizar el uso de los recursos, reunir fondos, organizar el trabajo comunitario, etc. que constituyen verdaderos ejemplos de acción colectiva para garantizar el derecho al agua y saneamiento de las comunidades rurales de Nicaragua.

Si bien las experiencias que se presentan en este documento no pretenden recetar, sí tienen el propósito de inspirar a otros CAPS; llamar la atención de organizaciones civiles, instituciones del Estado y actores sociales, sobre el aporte de estas expresiones comunitarias para garantizar el derecho humano al saneamiento; y animar la generación de alternativas y el desarrollo de buenas prácticas para la realización universal de estos derechos.

Descarga el documento completo

Comentarios