Empresas, agua y saneamiento en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

1
127
  • Empresas, agua y saneamiento Objetivos Desarrollo Sostenible

Sobre el blog

Jose Manuel Gómez
Ambiéntologo. Trabajando en ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano. Comunicación, sostenibilidad y desarrollo.
127

El ODS 6 - garantizar la disponibilidad de agua, y su gestión sostenible del agua, y el saneamiento para todos en 2030 - es sin duda es un objetivo ambicioso que el Overseas Development Institute incluye entre los nueve que requerirán de cambios profundos para poder ser alcanzados (junto al resto de los “trabajos pendientes” de los ODM y frente a otros cinco que exigen un cambio radical). Puede alcanzarse, por tanto, y hacerlo o no dependerá de las capacidades y recursos que se inviertan y, finalmente, de la voluntad política.

Uno de los mayores cambios que supone la nueva agenda global de los ODS es la incorporación del sector empresarial como un actor imprescindible para alcanzarlos. Por un lado, porque teniendo en cuenta el impacto de su actividad (enorme, por ejemplo, en el caso del consumo de agua para industria o para la producción de energía) era demasiado absurdo no incluirlo en la búsqueda de soluciones, pero también porque para el sector empresarial es estratégico (al menos en teoría) a largo plazo evitar escenarios de pobreza, desiguadad y degradación ambiental.

Los líderes empresariales no han situado al ODS 6 entre los que consideran más importantes para las empresas: según un reciente informe de KPMG el acceso agua y saneamiento ocuparía la novena posición tanto por su impacto potencial como por las oportunidades para el sector privado, por detrás del acceso a la energía o el consumo sostenible y lejos del cambio climático y del crecimiento económico y el trabajo decente.  A pesar de eso, el potencial de contribución empresarial a este objetivo es enorme: Pacto Mundial  ha recopilado algunas de las posibilidades que tienen las empresas para hacerlo, especialmente aquellas – como las de sectores como la alimentación, la industria o la minería – cuyo núcleo de negocio está directamente relacionado con el agua.

Sin embargo las mismas preguntas que afectan al rol que puede jugar el sector empresarial en la promoción del desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza, son también pertinentes cuando hablamos del acceso al agua y al saneamiento, y de la gestión sostenible del recurso. Entre ellos, aspectos cómo el carácter limitado – global y localmente - del agua como recurso natural y sus consecuencias en términos de expansión de mercados o actividades, o de posibles conflictos de uso en contextos concretos. Y de fondo la cuestión de cómo relacionar el ejercicio de los derechos humanos al agua y al saneamiento con las lógicas e incentivos de mercado en regiones pobres.

Algunos de estos ángulos del papel del sector empresarial en la lucha contra la pobreza y la nueva agenda de los ODS serán tema de conversación en el próximo Foro Empresa, Lucha contra la pobreza y Desarrollo Sostenible, organizado por ONGAWA con apoyo de la Cooperación Española, que tendrá lugar en Madrid el jueves 16 de junio.

Comentarios