Oportunidad y desafío de la ANA en la gestión de la calidad de los recursos hídricos del Perú

1
297
  • Oportunidad y desafío ANA gestión calidad recursos hídricos Perú

Sobre el blog

Juan Carlos Castro Vargas
Director de Gestión de Calidad de Recursos Hídricos de ANA Perú

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
297

El Perú cuenta con 3 vertientes geográficas (Pacifico, Amazonas y Titicaca), en las que se encuentran 159 unidades hidrográficas (62, 84 y 13 unidades respectivamente), 65 intercuencas costeras y 7 del Titicaca. En 1.285.216 km2 del territorio se extiende longitudinalmente la cordillera de Los Andes, que alberga 71% de los glaciares tropicales de Los Andes centrales de América del Sur con una cobertura de 0,12% de la superficie del país y que dan origen a 12.201 lagunas y a 1.007 ríos.

A partir de la Ley de Recursos Hídricos, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ejerce jurisdicción administrativa exclusiva en materia de aguas, desarrollando acciones de administración, fiscalización y vigilancia para asegurar la preservación de las fuentes naturales de agua, los bienes asociados y la infraestructura hidráulica. Además, promueve una gestión integrada de los recursos hídricos, considerando 4 ejes: cantidad, calidad, oportunidad e institucionalidad del agua.

"A partir de la Ley de Recursos Hídricos, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ejerce jurisdicción administrativa exclusiva en materia de aguas"

Los resultados de la evaluación de la calidad del agua muestran que actividades informales, pasivos ambientales y manejo inadecuado de residuos sólidos conllevan al deterioro de su calidad, impactando su desarrollo sostenible y generando problemas y afectación a la calidad de vida. Por tanto, la calidad del agua de los cuerpos naturales depende de los factores que inciden en ella, verificándose la existencia de 4.147 fuentes de afectación en las 3 vertientes hidrográficas. Del total de fuentes identificadas, el 55% de ellas se ubican en la vertiente del Pacífico y el 90% corresponden descargas de aguas residuales domésticas.

La ANA inició en 2009 actividades de identificación de las fuentes de afectación a la calidad del agua en las cuencas Chili, Chancay-Lambayeque, Chancay-Huaral, Tumbes, Chira-Piura y Locumba-Sama-Caplina. Al año 2016 se han realizado 125 actividades de IFC a nivel de cuenca.

Del análisis de los monitoreos en 2013-2014, se identificaron 41 cuencas hidrográficas con parámetros que exceden el Estándar de Calidad Ambiental (ECA) para agua, siendo la principal causa el vertimiento de aguas residuales no tratadas.

Además, en 2016 se han identificado 98 cuerpos naturales de agua que cumplen los ECA para agua vigente. Se destacan 71 ríos, 18 quebradas y 9 lagunas, las cuales se encuentran en 34 unidades hidrográficas que representan el 20%.

Al año 2016 ha logrado monitorear 129 unidades hidrográficas, que representan el 81.13% respecto al total (159), además de monitoreos en las bahías (Sechura, Paita, Talara y El Ferrol), alta mar (Huarmey, Tambo de Mora, Tumbes y Paracas), y sistemas de embalses y represas (cuenca Maure, Locumba, Sama, Pasto Grande y Sistema de Derivación, Chili y Colca). Cabe señalar que desde 2013 se realizan monitoreos binacionales en el lago Titicaca.

La ANA autoriza el vertimiento del agua residual tratada a un cuerpo natural de agua sobre la base del cumplimiento de los ECA para agua y los LMP, cuyas emisiones deben ser sometidas a tratamientos previos y comprobar que el receptor permita el proceso natural de purificación. En ese sentido, en 2016 se han emitido 202 resoluciones directorales, destacando el sector minería con un 44.5%. Asimismo, se han otorgado 20 autorizaciones de reúso orientadas al riego de áreas verdes.

"En 2016 se han identificado 98 cuerpos naturales de agua que cumplen los ECA para agua vigente"

En 2016 se realizaron 356 supervisiones correspondientes a minería, energía, pesquería, saneamiento, industrial y agricultura entre otros para verificar el cumplimiento de las disposiciones contenidas en las resoluciones de autorización de vertimiento y reúso de aguas residuales tratadas. Todo ello en el marco del Plan Anual de Evaluación y Fiscalización Ambiental-PLANEFA ANA 2016.

Ello conlleva al diseño de instrumentos técnicos normativos y de gestión participativa que involucre a los actores de la cuenca, con el fin de que contribuyan en la toma de decisiones políticas y de diverso nivel, de los sectores involucrados (públicos y privados), gobiernos regionales y locales, sociedad civil y público en general. Se espera que su difusión ayude a crear conciencia sobre la calidad del agua, facilite la toma de decisiones y contribuya al uso eficiente y sostenible de nuestros recursos hídricos.El Perú cuenta con 3 vertientes geográficas (Pacifico, Amazonas y Titicaca), en las que se encuentran 159 unidades hidrográficas (62, 84 y 13 unidades respectivamente), 65 intercuencas costeras y 7 del Titicaca. En 1.285.216 km2 del territorio se extiende longitudinalmente la cordillera de Los Andes, que alberga 71% de los glaciares tropicales de Los Andes centrales de América del Sur con una cobertura de 0,12% de la superficie del país y que dan origen a 12.201 lagunas y a 1.007 ríos.

A partir de la Ley de Recursos Hídricos, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ejerce jurisdicción administrativa exclusiva en materia de aguas, desarrollando acciones de administración, fiscalización y vigilancia para asegurar la preservación de las fuentes naturales de agua, los bienes asociados y la infraestructura hidráulica. Además, promueve una gestión integrada de los recursos hídricos, considerando 4 ejes: cantidad, calidad, oportunidad e institucionalidad del agua.

Los resultados de la evaluación de la calidad del agua muestran que actividades informales, pasivos ambientales y manejo inadecuado de residuos sólidos conllevan al deterioro de su calidad, impactando su desarrollo sostenible y generando problemas y afectación a la calidad de vida. Por tanto, la calidad del agua de los cuerpos naturales depende de los factores que inciden en ella, verificándose la existencia de 4.147 fuentes de afectación en las 3 vertientes hidrográficas. Del total de fuentes identificadas, el 55% de ellas se ubican en la vertiente del Pacífico y el 90% corresponden descargas de aguas residuales domésticas.

"La ANA autoriza el vertimiento del agua residual tratada a un cuerpo natural de agua sobre la base del cumplimiento de los ECA para agua y los LMP"

La ANA inició en 2009 actividades de identificación de las fuentes de afectación a la calidad del agua en las cuencas Chili, Chancay-Lambayeque, Chancay-Huaral, Tumbes, Chira-Piura y Locumba-Sama-Caplina. Al año 2016 se han realizado 125 actividades de IFC a nivel de cuenca.

Del análisis de los monitoreos en 2013-2014, se identificaron 41 cuencas hidrográficas con parámetros que exceden el Estándar de Calidad Ambiental (ECA) para agua, siendo la principal causa el vertimiento de aguas residuales no tratadas.

Además, en 2016 se han identificado 98 cuerpos naturales de agua que cumplen los ECA para agua vigente. Se destacan 71 ríos, 18 quebradas y 9 lagunas, las cuales se encuentran en 34 unidades hidrográficas que representan el 20%.

Al año 2016 ha logrado monitorear 129 unidades hidrográficas, que representan el 81.13% respecto al total (159), además de monitoreos en las bahías (Sechura, Paita, Talara y El Ferrol), alta mar (Huarmey, Tambo de Mora, Tumbes y Paracas), y sistemas de embalses y represas (cuenca Maure, Locumba, Sama, Pasto Grande y Sistema de Derivación, Chili y Colca). Cabe señalar que desde 2013 se realizan monitoreos binacionales en el lago Titicaca.

La ANA autoriza el vertimiento del agua residual tratada a un cuerpo natural de agua sobre la base del cumplimiento de los ECA para agua y los LMP, cuyas emisiones deben ser sometidas a tratamientos previos y comprobar que el receptor permita el proceso natural de purificación. En ese sentido, en 2016 se han emitido 202 resoluciones directorales, destacando el sector minería con un 44.5%. Asimismo, se han otorgado 20 autorizaciones de reúso orientadas al riego de áreas verdes.

En 2016 se realizaron 356 supervisiones correspondientes a minería, energía, pesquería, saneamiento, industrial y agricultura entre otros para verificar el cumplimiento de las disposiciones contenidas en las resoluciones de autorización de vertimiento y reúso de aguas residuales tratadas. Todo ello en el marco del Plan Anual de Evaluación y Fiscalización Ambiental-PLANEFA ANA 2016.

Ello conlleva al diseño de instrumentos técnicos normativos y de gestión participativa que involucre a los actores de la cuenca, con el fin de que contribuyan en la toma de decisiones políticas y de diverso nivel, de los sectores involucrados (públicos y privados), gobiernos regionales y locales, sociedad civil y público en general. Se espera que su difusión ayude a crear conciencia sobre la calidad del agua, facilite la toma de decisiones y contribuya al uso eficiente y sostenible de nuestros recursos hídricos.

Comentarios