La gestión del agua en el 2017

0
406
  • gestión agua 2017
  • La Autoridad Nacional del agua (ANA), por segundo año consecutivo, se ha hecho merecedor al Premio iAgua a la Mejor Administración Pública Latinoamericana 2016, otorgado por la organización del mismo nombre (www.iagua.es), destacada y conocida plataforma digital española que promueve el debate internacional sobre la importancia del agua en el planeta y la eficiencia en la gestión de un elemento natural del cual depende el bienestar y el futuro de la humanidad.

Sobre el blog

Luis Luján Cárdenas
Especialista en Comunicaciones. Área de Prensa de la Autoridad Nacional del agua en Perú.
406

Para seguir avanzando, en el 2017 es imprescindible que la ANA pase del Ministerio de Agricultura y Riego a la Presidencia del Consejo de Ministros, a fin de fortalecer su institucionalidad y autoridad, con visión multidimensional, multisectorial, transversal y humana, dado su aporte al desarrollo nacional y responsabilidad global.

Es cierto que un galardón internacional reconoce y estimula el trabajo realizado por la ANA, pero también significa cambio y perspectiva, en el que su accionar público y posicionamiento debe ser reforzado, sin duplicar y/o superponer esfuerzos y/o funciones con los ministerios del Ambiente y de Agricultura, y otros organismos estatales.

El próximo año -vaticinan especialistas del sector- se presentarán grandes retos y desafíos: la sequía de este año podría solo atenuarse e impactar negativamente en la economía nacional; los conflictos sociales se reactivarán intimidando la inversión privada en un entorno político preelectoral debido a las elecciones regionales y municipales; los nuevos proyectos de agua y saneamiento demandarán más volúmenes de agua y cuidado de las cuencas; y debemos cumplir con el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible ‘Agua limpia y saneamiento’, porque somos parte de un piloto mundial de seguimiento de metas, en el que nuestra línea base parte de una gestión integrada del agua que está aún en un 29%.

La ANA es la máxima autoridad en el agua e, incluso -opino-, debe ser una entidad ejecutora de obras de infraestructura hidráulica con visión a largo plazo, adecuando toda su política a la democratización del agua, la seguridad hídrica, la promoción de la inversión, la paz social, la modernización del Estado, el cambio climático y el equilibrio entre economía y medioambiente.

En ese sentido, el Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos y los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca (actualmente existen ocho, casi todos en la cuenca del Pacífico) son la clave para hacer realidad una gestión social y sostenida del agua en el país, bajo el liderazgo de la ANA, como lo establece la Ley 29338 de Recursos Hídricos.

El Perú camina hacia la gobernanza hídrica gracias a la voluntad de sus actores decisorios que han hecho posible: la política de Estado 33 producto del Acuerdo Nacional, la Ley de Recursos Hídricos (necesita algunas reformas), la puesta en marcha de la Política, Plan y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos, y hace unas semanas la aprobación del proyecto de ley de reforma constitucional que incorpora el derecho al agua potable y el saneamiento.

Comentarios