México, cuando el agua es espectáculo

1
470
  • México, cuando agua es espectáculo
  • Con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo, Visitmexico.com navega por los paisajes más bellos que tienen este elemento como protagonista.

Sobre el blog

Magic Places
Magic Places es un blog de iAgua en el que, a través del agua, viajamos a lugares mágicos a lo largo de todo el planeta.
470

Temas

El Día Mundial del Agua se celebra el 22 de marzo y, un año más, es necesario concienciar de la conservación de este bien tan preciando en nuestro planeta. Como muestra, Visitmexico.com recorre los entornos mexicanos más espectaculares en los que el agua tiene un especial protagonismo y una belleza inigualable.

Los cenotes en Riviera Maya

En México tiene lugar un fenómeno único en el mundo: los cenotes. Son hundimientos en el suelo de piedra caliza, que se encuentran principalmente en la península de Yucatán. Los ríos subterráneos de la zona forman cavernas y albercas naturales en las que está permitido bañarse. Se dice que los cenotes fueron lugares esenciales dentro de la cultura maya, ya que lo consideraban puertas de acceso al mundo de los muertos. Además de servir como fuente de abastecimiento de agua dulce, fueron escenarios de rituales de lluvia, vida, muerte, renacimiento y fertilidad. Vegetación selvática, agua fresca y silencios misteriosos nos proporcionan una sensación de deidad única. Se calcula que pueden existir hasta 6.000 cenotes a lo largo de la Península de Yucatán y la Riviera Maya. Los que más destacan son Las Mojarras, Siete Bocas, el Chilam Balam o el Verde Lucero. Además, puedes nadar en los cenotes cercanos a zonas arqueológicas como Tulum, Cobá y Chichen Itzá y transportarte a tiempos prehispánicos llenos de mitologías.

Acantilados y clavadistas en Acapulco

En el estado de Acapulco se encuentra La Quebrada, un acantilado de 45 metros de altura desde el que los clavadistas se lanzan hacia las aguas del océano, que cuentan con una profundidad menor a cuatro metros. Los saltos más espectaculares e inolvidables son los nocturnos, cuando los clavadistas se lanzan con una antorcha en cada mano. Existe un mirador público para contemplarlos, pero la mejor vista, sin embargo, la proporciona el club La Perla. La caída dura apenas tres segundos y es un intervalo de tiempo muy breve para admirar el respeto del ser humano a las olas y el océano. Acapulco ofrece, además, otras opciones privilegiadas para los amantes del agua. Lujo y naturaleza en Punta Diamante, para quienes busquen una forma de alojamiento ecológico; contacto con el mundo salvaje en la hermosa Isla Roqueta, donde se pueden practicar deportes acuáticos; y, por último, un atardecer romántico en la Laguna de Coyuca. Acapulco es el agua para los valientes.

Las cascadas de Chiapas

Chiapas, al sureste de México, ofrece una riqueza natural ilimitada, desde la selva más densa hasta los más elevados acantilados. Las abundantes cascadas que tiene Chiapas son lo que más destacan los turistas. Las de El Chiflón están rodeadas de caña de azúcar y vegetación tropical y la más grande mide 120 metros de altura. También destacan las de Agua Azul y Misol-Ha. A 30 kilómetros al suroeste de Palenque, la cascada de Misol Há, cuya impresionante caída alcanza 30 metros de altura, se forma por la corriente del río Tzaconejá. Este destino turístico cuenta con cabañas para pasar la noche. Asimismo, las cascadas de Agua Azul se forman por los afluentes de los ríos Shumuljá, Otulún y Tulijá. Estas aguas cristalinas se ubican en el municipio de Tumbalá, donde es posible contemplar cientos de especies endémicas. Por otra parte, el Cañón del Sumidero de Chiapas, el cual forma parte del escudo del estado, es otro de los sitios más emblemáticos de esta zona. Una impactante falla de más de 30 kilómetros de largo y acantilados de 1.000 metros de altura, atravesados por el río Grijalva.

Hierve el agua, en Oaxaca

Este es un lugar ideal para ver el agua de hace miles de años parada en el tiempo. Cascadas petrificadas que se formaron por el alto contenido en minerales que transportaron sus aguas. A 70 kilómetros de la capital de Oaxaca, se encuentra este bello paisaje que cautivará tus sentidos; una oportunidad inigualable para ver las esculturas que crea la naturaleza. El verde de la sierra, el rumor del viento y, a tus pies, dos enormes cascadas solidificadas. En la parte superior, hay unas pequeñas pozas de aguas termales que brotan a unos 24 grados centígrados. En Hierve el agua se puede admirar la mano de la naturaleza, paciente, durante cientos de miles de años, esculpiendo capa a capa las caídas de agua que se deslizan 30 metros barranca abajo. Pozas naturales, baños relajantes y sencillas cabañas te esperan aquí. Hay pocos lugares que ofrecen todo esto en el mundo.

Las playas vírgenes de Riviera Nayarit

Un paraíso tropical en el Pacífico mexicano ofrece 320 kilómetros de cielos azules, verdes montañas y un sinfín de playas vírgenes. Riviera Nayarit, en el estado de Nayarit, tiene pueblos costeros envidiables. Avistamientos de ballenas y delfines son comunes en esta zona. También puedes admirar lobos marinos y libertar tortugas. Vive la naturaleza en San Blas, cuyo puerto es uno de los íconos turísticos del Pacífico mexicano. A pocos metros del Puerto de San Blas, se encuentra el embarcadero El Conchal, desde donde se puede adentrar en lancha hasta La Tovara, un verdadero santuario de biodiversidad. El estado de Nayarit presume del mayor número de playas en todo México que poseen la distinción de calidad. Las playas nayaritas son conocidas por su fina arena blanca y aguas azules con un oleaje ideal para surfear.

Comentarios

La redacción recomienda