El riego de precisión: el futuro de la fresa en el entorno de Doñana

0
2.507

Sobre el blog

Manuel Martín Arroyo
Ingeniero Consultor de Gestión del Agua y Sostenibilidad.

¿Por qué es importante la fresa en el entorno de Doñana? El cultivo de fresa es el cultivo con mayor repercusión económica y social en el entorno de Doñana. Los beneficios que genera y la gran cantidad de mano de obra que requiere han provocado el aumento de la superficie cultivada muy por encima de las previsiones más optimistas. España es el principal productor de fresa fresca de Europa y el segundo del mundo, detrás de Estados Unidos, con una producción cercana a las 300000 t/año. De esta producción, el 95% se sitúa en la provincia de Huelva, que se ha convertido en la mayor concentración productora de fresas del mundo.

Sin embargo, la zona donde se desarrolla el cultivo, el entorno del Parque Nacional de Doñana, es una de las zonas de mayor sensibilidad ambiental de Europa, siendo el agua el elemento que vincula los ecosistemas (marismas, lagunas) con el sector  económico (fresas, arrozales). La relación del agua con el territorio genera importantes tensiones y problemas ambientales, especialmente en épocas de escasez del recurso, y cualquier actividad que se desarrolle en este entorno debe ser respetuosa con el mismo, viable económicamente y tener un impacto social positivo.

¿Cuáles son los problemas de gestión del agua de riego en esta zona? Las dotaciones previstas por la administraciones públicas del agua en dicha zona preocupan al sector fresero, por considerarlas insuficientes, y están generando importantes tensiones entre la Administración, los agricultores y el sector medioambiental. De ahí que deba lograrse una dotación consensuada que satisfaga los intereses de las tres partes.

El menor uso del agua de riego no debe conllevar una pérdida de rentabilidad por parte del agricultor

Por otra parte, el diseño de muchas de las instalaciones de riego en fincas comerciales no se ha realizado con criterios técnicos. Así mismo los emisores utilizados, cintas de riego, son emisores turbulentos donde el caudal varía con la presión y tienden a obstruirse. Las circunstancias anteriores junto con un manejo del riego por parte del agricultor basado en su experiencia, hace difícil el uso sostenible del agua de riego en el cultivo de fresa en una zona tan sensible ambientalmente como es el entorno de Doñana.

Alternativa sostenible: el riego de precisión, que consiste en dar a la planta el agua que necesita en el momento adecuado. Para ello es necesario conocer tanto los requerimientos de agua del cultivo como el movimiento del agua a través del suelo, muy condicionado por el alto contenido de arena, normalmente superior al 90% en la zona. Por ello es recomendable que el riego se aplique de forma uniforme en toda la parcela, mediante eventos de riego de duración variable a lo largo de la campaña, de modo que el agua se mantenga en los primeros 40 cm del suelo, evitando la percolación. El tiempo de riego se determina a partir de variables medibles, reduciéndose así la incertidumbre sobre la cantidad de agua aplicada. Las simulaciones llevadas a cabo mediante un modelo suelo-planta-agua permiten definir la duración óptima de los eventos de riego para cada tipo de suelo y definir una programación adecuada. Así mismo, la idoneidad del diseño hidráulico de las redes de riego se evalúa mediante un simulador hidráulico de redes de distribución de agua a presión.

Para que el riego de precisión en la fresa sea una realidad, desde el Área de Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Córdoba llevamos trabajando cinco años en la zona. Actualmente estamos desarrollando el proyecto financiado por la Fundación Coca Cola “Reducing the hydrological impact of imported strawberries – Huelva región of Spain”, que tiene como objetivos desarrollar y difundir técnicas de riego de precisión, asesorar en la gestión del riego e implantar este tipo de riego en las fincas que participan en este proyecto, para que hagan un uso más eficiente del agua en el cultivo de fresa.

Para desarrollar estas técnicas, se han implantado en campo ensayos de sistemas de riego de precisión en diferentes tipos de suelo de la zona Almonte-El Rocío, provincia de Huelva. La dosis de agua aplicada en los ensayos se fundamenta en una programación óptima de riego, basada en el cálculo de las necesidades teóricas del cultivo, el análisis hidráulico del sector y el movimiento del agua en el suelo. Para el cálculo de las necesidades hídricas del cultivo se dispone de una estación agroclimática, y para monitorizar el movimiento del agua en el suelo se utilizan equipos de monitorización de humedad en el mismo. El menor uso del agua de riego no debe conllevar una pérdida de rentabilidad por parte del agricultor, por eso, se registra la producción y calidad de la fruta obtenida en los ensayos. Además, se realiza un seguimiento de la fertilización aplicada, para asegurar el correcto estado nutricional de las plantas, y se controla la lixiviación de fertilizantes mediante sondas de succión.

La gestión precisa del riego consiste en establecer el momento, la frecuencia y el tiempo de riego adecuados según la configuración de la red de riego, clima, suelo y las características del cultivo

Durante la campaña 2013-14 se implantó el sistema de riego de precisión descrito en una finca comercial de la zona, obteniéndose una reducción del consumo de agua con respecto al manejo del agricultor superior al 40%, manteniendo la misma producción en cantidad y calidad. En la presente campaña, se está asesorando en la gestión del riego e implantando este sistema en cerca de 1500 ha de fresa (23% de la superficie total de fresa), de forma particularizada para cada finca. Se elaboran los calendarios de riego personalizados por finca con los tiempos de riego y frecuencia para cada sector, en función de la variedad, configuración de la red de riego, clima y suelo, para satisfacer las necesidades hídricas del cultivo. El control de la programación del riego requiere una sectorización adecuada de la red de riego (unidades de riego homogéneas), el control de la presión en cabeza de riego, unidades de riego y laterales para trabajar en condiciones idóneas, el uso de contadores inteligentes, para conocer la frecuencia y el volumen del agua aplicado en cada evento riego y el control de la humedad en el perfil del suelo y de la solución nutritiva en el mismo mediante el uso de sondas de humedad y de succión respectivamente. Finalmente, la variable clave de manejo del riego: el tiempo, se controla mediante el correspondiente programador electrónico para facilitar la gestión y el ahorro en los costes de operación.

El proyecto cuenta con un blog propio: http://riegofresacocacola.blogspot.com.es/, en el que se publican los resultados y periódicamente los tiempos de riego diarios para la  fresa, en función del periodo de cultivo, la climatología, el tipo de suelo, el caudal de la cinta de riego y la superficie del sector, lo cual es una información clave para cualquier productor de fresa. El blog recibe visitas tanto de agricultores locales, como de todas las zonas productoras e importadoras de fresa del mundo. La difusión de las técnicas de riego y de los resultados obtenidos se complementa con jornadas técnicas dirigidas a agricultores, técnicos, representantes de las principales empresas del sector y de la administración pública del agua.

El futuro de la fresa depende de la implantación de sistemas de riego de precisión en las fincas de cultivo, que permitan la utilización más eficiente de los recursos agua, fertilizante y energía de manera que se mantengan los niveles de producción actuales utilizando menos recursos productivos. Con el riego de precisión se incrementa la rentabilidad de las explotaciones y se minimiza el impacto ambiental de esta actividad al disminuir tanto las extracciones del acuífero como la aportación de elementos contaminantes al mismo.

La gestión precisa del riego consiste en establecer el momento, la frecuencia y el tiempo de riego adecuados según la configuración de la red de riego, clima, suelo y las características del cultivo, que puede ser cualquiera, no sólo la fresa. La implantación de sistemas de riego de precisión es fundamental para garantizar la sostenibilidad de la agricultura de regadío.

Comentarios