Corcoesto: Más allá del Principio de Precaución

0
325

Sobre el blog

Salvemos Cabana
Plataforma ciudadana de Cabana de Bergantiños (A Coruña, Galicia) que promueve el activismo en términos de conservación y defensa ambiental.

Blog asociado a:

325
  • La explotación de la mina conllevará el empleo de grandes cantidades de reactivos

Actualmente, el Principio de Cautela o de Precaución es uno de los pilares que rigen las políticas públicas a nivel europeo, y exige que en caso de amenaza para el medio ambiente, la salud humana o la biodiversidad ante una determinada acción o proyecto, se tomen las medidas apropiadas para prevenir posibles daños.

En el Tratado de la Unión Europea (2002) es donde el Principio de Cautela llega a su máximo alcance

Si bien existen otros precedentes, el origen de esta norma es un mérito que puede atribuirse a la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo, promulgada en Brasil el 14 de junio de 1992, que en su postulado nº15 afirma que: "Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente".

Posteriormente, en la Comunicación de la Comisión Europea sobre el recurso al Principio de Precaución del 2 de febrero del 2000, se afirma que "El recurso al principio de precaución constituye un elemento fundamental de su política", pero no obstante, será en el Tratado de la Unión Europea (2002) donde el Principio de Cautela llega a su máximo alcance en el artículo 174 como un instrumento de gestión del riesgo potencial, afirmando en su segundo apartado que: "La política de la Comunidad en el ámbito del medio ambiente tendrá como objetivo alcanzar un nivel de protección elevado" y "se basará en los principios de cautela y de acción preventiva, teniendo presente la diversidad de situaciones existentes en las distintas regiones".

En definitiva, hoy en Europa aplicar el Principio de Precaución supone examinar comparativamente el coste-beneficio de una determinada acción o proyecto tanto a corto como a largo plazo, yendo más allá de un mero análisis económico de la rentabilidad, abarcando un ámbito mucho más amplio e incluyendo consideraciones no económicas, como la eficacia de las posibles opciones (incluyendo la Opción Cero, o de no realización) y su grado de aceptabilidad para las poblaciones afectadas, que son en definitiva las que habrán de cargar con las consecuencias de la iniciativa en cuestión.

Un enfoque preventivo para el proyecto minero de Corcoesto

Más allá del Principio de Precaución, revisar en detalle el proyecto y valorar sus cifras nos hace descubrir hasta qué punto es inviable

Más allá del Principio de Precaución, revisar en detalle el proyecto que la minera canadiense Edgewater Exploration Ltd. y su filial Mineira de Corcoesto S.L. pretenden instalar entre los ayuntamientos coruñeses de Cabana de Bergantiños, Coristanco y Ponteceso y valorar sus cifras nos hace descubrir hasta qué punto es inviable tanto ambiental como socialmente.

Un período real de explotación de 8,1 años y unos consumos de reactivos/año difíciles de imaginar: 798.000 kg. de sosa caústica, 357.000 kg. de ácido clorhídrico y 546.000 de cianuro de sodio, con un máximo en planta permitido de hasta 50 toneladas y 100.000 toneladas anuales de residuos derivados de este compuesto considerado en el Anexo VIII de la Directiva Marco del Agua (2000/60/CE) como uno de los principales contaminantes. Sin seguro de cobertura integral ante un accidente a gran escala, cuantificado en 2012 por diversas organizaciones y formaciones políticas en torno a los 300-350 millones de euros.

Consumo de reactivos. Declaración de Impacto Ambiental aprobada por la Xunta de Galicia

Todo ello, en un contexto en el que diversos estudios científicos publicados a nivel internacional (Costas et Al., Devesa-Rey et Al., 2011), certifican que la antigua actividad minera realizada en galería y a pequeña escala sigue contaminando el río Anllóns y su estuario, protegidos a nivel europeo, con unos niveles de arsénico completamente inasumibles de 850 kg./año.

Porque incluso dejando de lado la "cautela" necesaria, parece ser de sentido común que un proyecto como el de Corcoesto (actualmente paralizado por la Consellería de Industria de la Xunta de Galicia por la falta de garantías económicas) no salga adelante, sobre todo cuando en fechas recientes se ha hecho público que Mineira de Corcoesto S.L./ Edgewater llegó a 2012 con una capacidad financiera abrumadoramente inferior a la inversión anunciada, con unos recursos propios de 868.000 euros para asumir un proyecto de más de 100 millones en un contexto en el que los analistas internacionales advierten de una caída sostenida en el precio del recurso aurífero durante los próximos dos años.

Comentarios