La interrupción de las concesiones de agua en California por sequía, en el newsletter de Asersa

0
161

Sobre el blog

Rafael Mujeriego
Catedrático (jubilado) de Ingeniería Ambiental de la UPC y presidente de la Asociación Española de Reutilización Sostenible del Agua (ASERSA).
161

Derechos históricos del agua en cuestión

Un excelente artículo de la cadena pública de radio y televisión californiana KQED se hace eco de la reciente orden estatal dirigida a los poseedores de derechos de agua “junior” para que interrumpan la captación de agua, debido a la sequía. Así mismo, el gobierno estatal ha advertido a los poseedores de derechos de agua “senior” (principios de siglo XX) de que sus extracciones podrían verse igualmente afectadas a finales de 2015, si las limitaciones aplicadas a los primeros no son suficientes para satisfacer las necesidades de agua del estado. El pasado mes de abril, el gobernador indicó que si las condiciones de sequía continuaban deteriorándose, la totalidad del sistema histórico de derechos del agua del estado tendría que ser sometida a una evaluación detallada.

“California tiene uno de los sistemas de derecho del agua más complicados de los EEUU, e incluso del mundo entero” manifiesta Buzz Thompson, profesor de derecho en la Universidad de Stanford. Los primeros en acceder a la propiedad del agua son los poseedores de tierras junto a un río o arroyo; son los derechos ribereños. Como la mayoría de los californianos no viven junto a un curso de agua, incluyendo ciudades y zonas agrícolas, y por tanto sus derechos de agua dependen del momento histórico en que se los adjudicaron. ”El primero en llegar al curso de agua consiguió los derechos “senior” para captar agua del río o arroyo”.

En los primeros años de la historia de California, la propiedad del agua podía conseguirse de forma tan sencilla como clavar un trozo de papel en un árbol, como se le atribuye al alcalde de San Francisco cuando se atribuyó la propiedad del río Tuolumne en 1901.  Todos los que llegaron después consiguieron derechos “junior” que solo les permite obtener agua una vez que los poseedores de los derechos “senior” han satisfecho sus propios derechos. En momentos de sequía, los poseedores de derechos jóvenes no reciben agua en absoluto, mientras que los poseedores de los derechos senior pueden captar toda el agua que les corresponde.

“Aunque es nuestro sistema legal, no es necesariamente un sistema equitativo o incluso eficiente”. Es la segunda vez en la historia de California que se implanta este orden de captación. En casos como ese, “tendría mucho más sentido, según el Prof. Thompson, que todos pudieran participar de forma equitativa. Pero en California, donde el whisky es para emborracharse y el agua para pelearse, esa no es una sugerencia popular”. Paul Wenger, presidente de la California Farm Bureau Federation, confirma que “Habrá disputas. No serán con palos de golf y bates de béisbol. Serán con abogados e ingenieros”. Los derechos del agua son el fundamento de la industria agrícola multimillonaria del estado. El valor de la tierra depende de sus derechos de agua. Es parte del derecho de propiedad. Los derechos de agua concedidos por el estado son cinco veces superiores al volumen de agua disponible durante un año medio, aunque no todos los derechos son ejecutados en un año concreto. La perspectivas indican que la idea de cambiar el sistema de derechos constituye una verdadera bomba política.

Nueva fase del ahorro de agua urbana

La normativa recientemente adoptada para el ahorro de agua urbana en California fue debatida con detalle durante la recienteconferencia de la Asociación Californiana de Agencias del Agua; los gestores de las agencias han debatido con funcionarios del estado la forma de implantar esta inusual normativa que obliga a reducir el uso del agua en todo el estado. La presidenta del Consejo Estatal de Control de los Recursos Hídricos ofreció una visión general de los fundamentos de la normativa, indicando que ha sido desarrollada de forma rápida ante la llegada de los meses de verano, para poder así conseguir un mayor ahorro durante los meses de mayor uso de agua. El objetivo general es cumplir la orden de emergencia dictada por el gobernador, que exige un ahorro global de un 24 % del uso de agua. La presidenta reconoció que la normativa representa “una exigencia fortísima”, aunque “los legisladores han tratado de ser razonables”. La normativa, adoptada el pasado 5 de mayo, establece límites de ahorro, pero no prevé prohibiciones de uso. Habrán de ser las agencias del agua quienes determinen la forma de cumplir con esas limitaciones, considerando que son quienes mejor conocen a sus abonados. La normativa clasifica los abastecedores de agua urbana en 9 categorías de recortes de agua, que van desde un 4 % hasta un 36 %, en función del consumo de agua residencial, por persona y día.  El periodo de referencia es el correspondiente al año 2013 y las reducciones de consumo deberán obtenerse de forma acumulada durante los próximos siete meses. Los abastecedores de agua han de informar también sobre el uso comercial, industrial e institucional de agua, pero lo podrán hacer de forma conjunta, sin distinguir entre categorías. La fecha estimada para la entrada en vigor de la normativa es a partir del 15 de mayo.

El uso de agua en la agricultura de California

El Pacific Institute de California acaba de publicar un resumen titulado “Hemos de saber” en el que recoge la información básica más importante sobre el uso del agua en la agricultura del estado. El documento presenta el volumen total de agua dedicada a diferentes cultivos, las dotaciones de agua adoptadas en California para diferentes cultivos y la productividad económica conseguida por esos mismos cultivos, en dólares por unidad de volumen. El agua juega un papel primordial en el sector agrícola de California. En los últimos meses, los retos impuestos por la sequía han hecho que el uso del agua en la agricultura pase al primer plano de la actualidad. Aunque se dispone de abundantes datos sobre el uso de agua, falta todavía mucha información sobre el uso de agua en la agricultura debido a la incoherencia de las mediciones y su presentación, los retrasos en la publicación de los datos y la confusión en las definiciones. No es común registrar datos relativos a la producción agrícola y el uso de agua o, si se hace, lo realizan las comunidades de regantes individuales, los condados y toda una variedad de agencias estatales y federales, utilizando una gama de herramientas que oscilan desde la información obtenida a nivel del terreno hasta la detección remota mediante satélites. Las estimaciones adicionales sobre el uso del agua proceden no tanto de observaciones reales o informes, sino de estimaciones obtenidas con modelos y técnicas de estimación del uso. La autora del resumen, Heather Cooley, indica que para entender verdaderamente los riesgos y las oportunidades del uso del agua en California, se necesitan más y mejores datos. El resumen Hemos de Saber es una introducción al uso de agua en la agricultura y vendrá seguido, durante los próximos meses, por valoraciones más detalladas del sector agrícola del estado en el contexto de la sequía. La agricultura de California usa aproximadamente un 80% de los recursos de agua disponibles, valor comparable con el uso medio mundial (aproximadamente un 75% del agua en agricultura). A medida que el estado entra en su cuarto año de intensa y creciente sequía, algunas personas ven la gran cantidad de agua utilizada por ciertos cultivos como una indicación clara del malgaste e ineficiencia del sector agrícola en el uso del agua. El Pacific Institute y otras entidades han explorado el potencial existente para mejorar la eficiencia del uso del agua en el sector agrícola, concluyendo que son necesarios análisis más detallados de las posibilidades para reducir la vulnerabilidad de la agricultura a las limitaciones del suministro de agua y mejorar su sostenibilidad a largo plazo.

Restricciones de agua para el medio natural

El diario Fresno Bee informa sobre las intensas y continuas reclamaciones que los agricultores del Valle Central, sometidos a intensas restricciones de agua desde los trasvases del Delta de Sacramento-San Joaquín, están impulsando para obtener una parte de los caudales dedicados a la protección ambiental del Delta. Los representantes del condado de Fresno han reiterado su determinación para conseguir unos mayores volúmenes de agua para regar en el Valle, mediante la aprobación de una resolución enérgica que confían sea refrendada por otros condados. La reciente proclamación pretende que las agencias federales y estatales reduzcan los suministros de agua “actualmente dedicados a la protección ambiental y las zonas de pesca”. Los representantes del condado quieren que el gobernador del estado adopte las medidas necesarias para reducir la cantidad de agua dedicada al medio ambiente en una tasa del 25 %, similar a la exigida a los usuarios urbanos. “No necesitamos tan solo una simple declaración de emergencia, sino que hemos de ser muy concretos tanto con el gobierno federal como con nuestros funcionarios estatales para que sepan lo que queremos y lo que les estamos pidiendo que hagan”. La resolución sobre la sequía aprobada el pasado martes 5 de mayo propone que se establezca legislación federal sobre la sequía para mejorar la disponibilidad de agua en el condado de Fresno y el valle de San Joaquín. Mario Santoyo, director ejecutivo del Latino Water Coalition indicó que “en mis más de 30 años en el mundo del agua, no me había visto nunca en estas condiciones”. Incluso en los perores días de la sequía del final de los años 1970, el suministro de agua para los usuarios del este y oeste del valle era de un 25 %. En estos momentos es del 0 %.

La necesidad de agua clarifica la visión

El 8 de mayo, el diario New York Times publicó un extensoartículo sobre al proyecto de regeneración potable de Orange County, en California, donde se está a punto de alcanzar una producción de 380.000 m3/día. Aunque el título plantea la dificultad que para el público representa  “tragar un agua que ha sido previamente agua residual”, el contenido del artículo describe una situación que “por la necesidad de la sequía” está pasando a ser una opción de futuro. A medida que California se esfuerza por resolver la sequía paralizante que la atenaza y las restricciones obligatorias de agua proclamadas por su gobernador, se está planteando una revisión de ideas descartadas en el pasado por su carácter controvertido, su coste excesivo o simplemente su carácter desagradable. Una de ellas es ahorrar agua, una segunda es recurrir a fuentes de agua próximas y abundantes como el Pacífico, mediante la desalinización. Incluso se está considerando la utilización de agua regenerada. Y ahí es cuando surge un reto comercial que sin duda supera con creces el reto  tecnológico. En palabras del Prof. George Tchobanoglous de la Universidad de California en Davis “los inevitables remilgos a la hora de beber un agua que ha sido agua residual ignoran un hecho fundamental: a fin de cuentas, el agua es siempre agua. Todos los que viven aguas abajo de un curso de agua están bebiendo agua regenerada”.  “Una minoría de ciudadanos se sienten muy ofendidos por esto y pueden retrasar o paralizar el proceso por razones legales y políticas”, según el Prof Paul Rozin, catedrático de psicología de la Universidad de Pennsylvania. No obstante, “en condiciones de crisis, las personas aceptan cosas que no aceptarían de otro modo”. Hasta el momento, los contrarios a la reutilización del agua han tenido la última palabra, según el Paul Slovic, catedrático de psicología en la Universidad de Oregon, debido al problema de “marca de calidad”. Las personas tienden a juzgar el riesgo de forma emocional, de modo que expresiones como “del inodoro al grifo” pueden anular la más cuidadosa de las explicaciones. “El sector del agua no ha sido diestro en la comercialización de la reutilización. Pero los estudios de investigación muestran que resaltar los beneficios del agua regenerada – y su necesidad – puede cambiar las emociones, consiguiendo una reacción más positiva y disminuyendo la sensación de riesgo. El articulista termina señalando el caso extremo de la reutilización del agua: la estación espacial internacional, donde se recoge el agua de los inodoros e la transpiración de los astronautas.  El coronel Douglas H. Wheelock, comandante de la estación en 2010 afirma que ”la bebió durante 6 meses y de hecho tiene buen gusto”. El chiste cotidiano en la estación era “el café de ayer, será el café de mañana”.

Páginas web del USGS sobre la sequía

El Servicio Geológico de los EEUU (USGS) ofrece una página web interactiva de las circunstancias en que se está desarrollando la sequía en California. El USGS ha tomado esta iniciativa a la vista de la evolución que está siguiendo una de las sequías más intensas registradas en la historia de los EEUU y particularmente en California. La página web describe la sequía mediante mapas, gráficos y diagramas que ayudan a relacionar las condiciones de los ríos, arroyos, lagos y embalses. La navegación a través de la página web permite a los usuarios observar el efecto de la sequía desde 2011. La página web muestra como los niveles de los embalses responden a las circunstancias estacionales y también como los niveles de agua disponible han venido descendiendo. Un gráfico interactivo muestra la conexión entre el espesor de nieve y los niveles de agua en los embalses. Los datos relativos a caudales circulantes recogidos por el USGS en sus estaciones de aforo se comparan a las medias históricas. La web también ofrece un resumen general del uso de agua en el estado. El USGS está decidido a proporcionar a los gestores y residentes datos significativos y actualizados que les ayude en la toma de decisiones y la planificación de los recursos hídricos del estado, según afirma su director de comunicación. “La sequía afecta las aguas circulantes de todo el estado, lo que ocasiona la reducción del agua contenida en los embalses y el agotamiento de los acuíferos”. El USGS ha desarrollado esta página web como parte de la iniciativa federal “Open Water Data Initiative”, cuyo objetivo es mejorar el acceso a la información y permitir un intercambio directo de información hídrica, a la vez que proporcionar tanto al público como a los gestores de los recursos hídricos un atlas de la sequía, un calendario actualizado de sus efectos sobre los recurso hídricos y unos resúmenes del uso de agua y de los cambios en el ciclo hidrológico. Las herramientas analíticas, gráficas y de programación utilizadas son de código abierto y están disponibles para su reutilización. Además de esta página web, el USGS California Water Science Center ha creado la página web USGS California Water Science Center webpage, un foro muy amplio en el que compartir información relativa a la sequía.

Comentarios