La Confederación Hidrográfica del Ebro utiliza nuevas tecnologías para conocer la calidad del agua del embalse de La Tranquera

0
0
0

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha instalado una sonda para el control de la calidad del agua embalsada en la presa de La Tranquera. Este análisis en continuo de las características de las reservas a distintas cotas del embalse permite optimizar su explotación y ofrece claves sobre las soluciones para la toma de abastecimiento de agua de la localidad de Calatayud, un tema en el que la Confederación lleva tiempo trabajando para colaborar con las administraciones competentes en el control y suministro de agua de boca.

La instalación de estos modernos aparatos de control supone una inversión de 60.000 euros, a lo que se suma un mantenimiento que supera los 1.000 euros al mes. En concreto, se trata de una sonda autoposicionable y se ha utilizado ya para el estudio del embalse de Cueva Foradada y para otros embalses en las cuencas del Júcar y el Guadiana.

La Confederación Hidrográfica mantiene una red de control de calidad de todas las masas de agua de la Cuenca, pero lo novedoso de este sistema es que su sonda, unida a un equipo autómata, permite transmitir en continuo y en tiempo real a un centro de control la información de calidad a distintas cotas del embalse y varias veces al día.

Con ello se obtiene un perfil del embalse. El objetivo es conocer si el agua en el embalse se encuentra totalmente mezclada o se ha producido una estratificación (normal en algunas épocas del año), con distintas calidades del agua según la capa que se mida.

Estos efectos pueden provocar que, en ocasiones, el agua en las zonas (cotas) más bajas del embalse se quede sin oxígeno disuelto y disminuya su calidad. Este “dibujo” de la calidad del embalse a distintas cotas permite definir cómo explotar sus reservas y en este caso concreto, será una referencia para definir la solución definitiva para la toma del abastecimiento de agua de Calatayud, que la Confederación ya está estudiando como le ha comunicado al consistorio de la localidad.

Abastecimiento

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha ofrecido su colaboración a las administraciones competentes en el control de agua de boca de calidad de Calatayud, principalmente al Ayuntamiento de la localidad, para buscar soluciones en lo que se refiere a la toma directa del embalse. Para ello está trabajando en tres líneas:

- Estudio de la calidad: tanto en el control de la situación general de calidad del embalse, con un estudio sobre el aumento de macrófitos (algas), en el embalse; como en la realización del perfil gracias a esta nueva sonda que se está instalando.

- Solución a corto plazo: la Confederación ya está trabajando para conectar la toma de abastecimiento existente en la actualidad (y que se sitúa a la cota 648,84 del embalse), a las nuevas tomas de riego que existen en el embalse y que se encuentran a una cota muy superior (la 656,50). Esta solución consiste fundamentalmente en la instalación de un tramo de tubería de unos 100 metros desde la nueva toma hasta el edificio de partida del abastecimiento de Calatayud. Se está realizando ya con fondos del Organismo de Cuenca y permitirá combinar agua procedente de las dos alturas del embalse evitando problemas de escasez o de empeoramiento de la calidad del agua a cota más baja.

- Solución a largo plazo: el Organismo también está estudiando la instalación de una nueva toma definitiva en el embalse que salve cualquier problema y variación de cota o altura. Aunque para definir la solución final se utilizarán las conclusiones de los datos de calidad, la Confederación está trabajando en paralelo para estudiar la posible y futura instalación de una toma flotante, que evita que se tome agua de una sola cota y que ya se ha utilizado en otras situaciones similares.

Comentarios