La prevención como la mejor arma de los municipios para contrarrestar la sequía en México

0
19
19

(Conagua) El fenómeno de la sequía será cada vez más recurrente en México, debido a los efectos del cambio climático. Por eso, la creación y aplicación de políticas para mitigar sus efectos deberá ser planeada desde el ámbito local –municipios y estados- y no como parte de una reacción a un fenómeno sorpresivo, aseveró Sergio Soto Priante, Subdirector General de Infraestructura Hidroagrícola, de la Comisión Nacional del Agua.

Durante el Noveno Foro Internacional “Desde lo Local”, donde participan cerca de 7.000 funcionarios municipales, estatales y federales para tratar aspectos del desarrollo municipal, señaló que aunque la sequía afecta a diecinueve estados del país, Durango, Aguascalientes, Guanajuato, Zacatecas, Coahuila, Baja California Sur, Nuevo León, Chihuahua y Sonora son los que tienen los efectos más severos de la que es considerada la peor sequía de los últimos 70 años.

Afirmó que en un país como México —donde 76% del uso del agua se destina a la agricultura— es necesario tener planes de prevención y atención a sequías que se generen en el seno de los Consejos de Cuenca, para que posteriormente se lleven al orden federal. Además, es fundamental que los agricultores sustituyan los cultivos de alto consumo de agua por otros de bajo consumo y que sean más rentables.

Sergio Soto refirió que para ayudar a los estados a enfrentar la sequía, en el rubro de agua potable, la Conagua perfora pozos y rehabilita otros, y construye galerías filtrantes; en el rubro hidroagrícola, intensificó la tecnificación y modernización de distritos y de unidades de riego.

Sobre el abasto de agua para consumo humano, ha distribuido mediante pipas 498.450.000 litros de agua a casi medio millón de habitantes de las zonas rurales de 1.500 localidades de diez estados.

Asimismo, como parte del operativo de clausura de pozos para disminuir la sobreexplotación de los acuíferos y supervisar que el volumen concesionado a los usuarios esté acorde con los títulos de concesión, a la fecha ha clausurado 1.814 pozos en 13 entidades.

El funcionario federal reiteró que la previsión debe ser incluida en las políticas públicas, ya que, por la posición geográfica de México y porque 70 por ciento de la población se ubica en una zona donde existe un importante déficit de agua, las sequías son y serán recurrentes, lo que obliga a evolucionar a una cultura de prevención de riesgos mediante la adquisición de seguros contra catástrofes, para evitar pérdidas sustanciales.

Finalmente afirmó que, como nunca antes, para atender los efectos de la sequía, el Gobierno Federal implementó una de las mejores estrategias, pues incluyó la estrecha coordinación entre diversas secretarías de Estado e inversiones históricas. 

Comentarios