Entrevista a Jeff Seabright, vicepresidente de Medio Ambiente y Recursos Hídricos en Coca-Cola

0
294

Sobre la Entidad

294
  • Jeff Seabright, vicepresidente de Medio Ambiente y Recursos Hídricos en Coca-Cola.

Jeff Seabright, vicepresidente de Medio Ambiente y Recursos Hídricos en The Coca Cola Company comparte su opinión con el corresponsal de OOSKAnews, Renee Martin- Nagle, sobre los programas del de agua y las responsabilidades de las cuencas hidrográficas. Esta entrevista forma parte de un serial realizado en la Semana Internacional del Agua de Singapur (SIWW) con diferentes líderes mundiales de la industria del agua, Conversaciones con los Lideres del Agua.

Ser uno de los mayores usuarios de agua obliga a Coca-Cola prestar especial atención a la gestión del agua. Sus empleados y socios reconocen el agua como un recurso compartido, cuya conservación y protección es una responsabilidad también compartida.

Lea acerca de Jeff Seabright

Pregunta.- Coca-Cola es la mayor compañía de bebidas del mundo con una enorme repercusión en todo el mundo, ¿qué responsabilidades tiene la empresa?

Respuesta.- El ADN de este negocio, yendo todo el camino mirando a sus inicios, ha sido comprometido, éticamente positivo y optimista. Mucho de eso tiene que ver con el sistema de franquiciado de embotelladores en las comunidades locales, en relación en términos locales para que Coca -Cola esté en esos mercados. En segundo lugar, hay un reconocimiento real de que cuando eres el líder mundial, eres capaz de dar forma a las fuerzas del mercado y a las opciones de tecnología, y tienes la obligación de utilizar esa escala y presencia en el mercado para innovar y crear valor añadido. Si eres una compañía muy pequeña, fabricante de bebidas independiente, puede que no tengas esas relaciones con los proveedores y los innovadores de tecnología, o la capacidad para generar un gran impacto. En el espacio de agua, hemos tomado un papel de liderazgo en el Foro Económico Mundial para elevar el agua. Junto con Nestlé, formamos una pareja muy fuerte con las Naciones Unidas (ONU) para crear el CEO Water Mandate. Presidí el Grupo de Seguridad del Agua del Foro Económico Mundial para el nexo agua- energía de los alimentos. Estamos tratando de ejercer nuestra obligación de ser un verdadero líder.

P.- ¿Cuál es la posición de Coca-Cola cuando se trata de agua?

R.- El agua es la base de todas las bebidas que producimos, por lo que el tratamiento del agua, la calidad del agua, las plantas de tratamiento de aguas residuales, y la gestión de las aguas pluviales en nuestras plantas embotelladoras han sido un foco principal de la empresa. Como resultado de una evaluación de riesgos detallada del agua en 2004, supimos lo que realmente se necesita para entender lo que está pasando en las cuencas hidrográficas que compartimos con otros usuarios en los lugares donde operamos. El mensaje de la firma en la última década ha sido el de mirar más allá de nuestras plantas y de los riesgos hídricos compartidos en cuencas y comunidades. Para el agua, nuestro próximo objetivo será en el área de la agricultura. El nexo energía - agua en la alimentación es algo en lo que también vamos a estar centrados.

El agua es la base de todas las bebidas que producimos

P.- ¿A qué tipo de desafíos os habeis enfrentado trabajando con cuencas hidrográficas y comunidades compartidas?

R.- Nos enfrentamos a un reto en el estado de Kerala, en el sur de la India, por las denuncias de que estábamos sacando agua a expensas de los agricultores. Fue una llamada de atención. El Instituto de Energía y Recursos de Nueva Delhi fue el encargado de realizar un estudio en profundidad de nuestras prácticas de agua e informar. Estuvo un año y medio con pleno acceso a nuestras instalaciones, y finalmente generaron un informe de 700 páginas con recomendaciones y conclusiones. Ellos identificaron áreas de mejora, una de las cuales era un mayor compromiso en torno a los aspectos sociales del agua. Hemos incorporado las recomendaciones en nuestro marco estratégico general, y como resultado, somos una compañía mejor y más fuerte hoy en día.

P.- ¿Están los socios embotelladores de Coca-Cola comprometidos con el agua?

R.- Somos un sistema de franquicias, lo que significa que los socios embotelladores que producen nuestros productos finales bajo licencia en todo el mundo son empresas independientes, de propiedad local, o tal vez negociadas en bolsa de valores por una familia. Emitimos una encuesta sobre riesgos del agua en 2004 que tenía 300 preguntas para cada una de nuestras más de 900 plantas embotelladoras. Tuvimos una tasa de respuesta del 94%, que era tremendo. Creo que refleja el hecho de que nuestro negocio, hasta los operadores locales de la planta embotelladora, entiende que el agua es absolutamente vital.

P.- ¿Cómo utilizais los resultados de la encuesta de riesgos del agua para reforzar vuestras iniciativas de custodia del agua?

R.- Hemos elaborado un modelo que tenía diferentes áreas específicas de riesgo del agua y se creó un curso para cada una de las 23 unidades de negocio geográficas de Coca-Cola de todo el mundo. Pasamos un día y medio con los equipos multi-funcionales revisando los datos y viendo si eran válidos, y cerramos la sesión informativa con los presidentes de las unidades de negocio. Luego fuimos a las unidades geográficas más pequeñas en todo el mundo y fuimos validando una instantánea global del agua a nivel local. Nosotros agregamos todo eso en un marco estratégico para nuestro enfoque 360 para agua, y encontramos cuatro áreas principales. Uno de ellos era el interior de las plantas, se centró en la eficiencia del uso del agua, tratamiento de aguas residuales, y la calidad del agua. En segundo lugar, no había salud de las cuencas, ni en la conservación y protección de las cuencas hidrográficas. En tercer lugar, ligado a él, nos fijamos en los usuarios comunes en las comunidades. Luego, en cuarto lugar, nos hemos convertido en muy activos en el Foro Económico Mundial, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el CEO Water Mandate, así como varias discusiones políticas. Vimos con claridad la necesidad de asociarnos - con otras industrias, ONG y organizaciones gubernamentales - para lograr más juntos de lo que podríamos solos.

P.- ¿Podría darme algunos ejemplos de cómo Coca-Cola repone el agua que utiliza?

 Las áreas deforestadas no retienen el agua cuando llueve, así que hemos estado comprometidos en la reforestación en México, Brasil y otros lugares

R.- Claro. La mayoría están dirigidos a nivel local, en colaboración con nuestros socios embotelladores, como resultado de nuestro compromiso de protección de las fuentes de agua. En la India, tenemos un amplio programa de participación de la comunidad local en las estructuras de recolección de agua de lluvia para ayudar a canalizar las lluvias monzónicas en la recarga de acuíferos. Otro ejemplo es el trabajo con los agricultores y los municipios locales para subsidiar eficazmente más el riego por goteo y la productividad eficiente del agua para la agricultura. El tercer ejemplo es la reforestación. Las áreas deforestadas no retienen el agua cuando llueve, así que hemos estado comprometidos en la reforestación en México, Brasil y otros lugares. La reforestación termina siendo una herramienta muy poderosa para ayudar a mejorar la salud y calidad de las cuencas hidrográficas locales. Para cada uno de estos ejemplos, hay una metodología que utilizamos para determinar qué parte del beneficio de ese agua puede acumularse hacia nuestro objetivo de reponer el agua utilizada.

P.- Han llevado la huella hídrica (una medida de la eficiencia) de sus productos desde 2,60 en 2005 a 2,12 en 2012, y su nueva meta es de 1,7 para 2020 . ¿Cómo pretenden alcanzar este objetivo de eficiencia del agua?

R.- Son un montón de cosas muy básicas, tales como asegurarse de que estamos ejecutando bien, mejorando el rendimiento operativo, el uso de mejores prácticas de gestión, y teniendo en cuenta cosas obvias como fugas y goteos. Pero también hemos introducido mejores prácticas y tecnologías. Te voy a decir un ejemplo. Tradicionalmente se hacían las botellas de PET en nuestras plantas de embotellado a través de moldeo por soplado. Antes de llenar la botella, se ponía un grifo en la parte superior de la misma, que estaba inyectando agua para asegurarse de que estaba absolutamente limpia. Eso significaba que estábamos llenando cada botella con agua para enjuagarla, ¿verdad? Y pensamos: "Podemos conseguir la misma seguridad y control de calidad mediante el uso de alta presión con aire ionizado. Por eso, pusimos enjuagadoras de aire. Eso no es ciencia de cohetes o innovación masiva, pero es sin duda un proceso más eficiente y eficaz".

P.- El Informe Water Stewardship and Replenish Report de enero de 2013 dice que Coca-Cola ha puesto en marcha 468 proyectos en más de 100 países desde 2005. ¿Podría describir uno o dos de los proyectos?

R.- Uno de mis favoritas es el proyecto de reforestación en Toluca, una zona de media montaña a las afueras de la ciudad de México, donde contamos con una planta embotelladora. Junto con Pronatura, organización no gubernamental, y el gobierno de México, nos comprometimos a reforestar 30.000 hectáreas (aproximadamente 74.000 acres). Ese proyecto hace varias cosas. Crea sustento para las personas que ven crecer, plantan y cuidan los árboles jóvenes. Los árboles ayudan a proteger las cuencas hidrográficas y proporciona un sumidero de carbono. Otro proyecto se encuentra en Kenia, donde, para abastecer de agua potable a las escuelas de la provincia de Nyanza, nos fijamos en las opciones del tratamiento del agua y la educación en torno al lavado de manos y la higiene. El impacto que tiene en cuanto a la salud de los niños - la falta de enfermedades diarreicas por el agua - es palpable. Los niños están más saludables y más fuertes, y la asistencia escolar ha mejorado en un 50%, lo que es extraordinario. Eso es un gran ejemplo. También me gustaría mencionar una tercera cosa que aún está en la fase piloto. Hemos estado trabajando con Dean Kamen, el inventor del Segway, el Freestyle , nuestra nueva máquina de micro - dosificación expendedora. Él también inventó un sistema de purificación de agua potable, el llamado 'Tirachinas' para su aplicación en los países en desarrollo. Estamos trabajando con Dean y otros, para colocar las unidades Slingshot en zonas insuficientemente atendidas a distancia. También no estamos asociando para combinarla con la energía solar, disponibilidad de las telecomunicaciones y otras ofertas en un nuevo concepto llamado EKOCENTER. Lo lanzamos en Sudáfrica con nuestro presidente el año pasado.

P.- ¿Cómo equilibrar los roles del gobierno, el sector privado, las ONG y las organizaciones internacionales en relación con la gestión del agua?

R.- En el ámbito del agua, hay un papel absolutamente esencial para el gobierno. El agua es un bien público. Es algo que es fundamental para todos los aspectos de la salud humana y el bienestar, y para la productividad económica, la salud del ecosistema, etc. Tener un enfoque regulatorio sólido y transparente para la gestión del recurso es vital. Una vez dicho esto, el papel que la comunidad empresarial puede desempeñar mostrando diferentes formas de gestionar este recurso a través de la innovación, los mecanismos innovadores, es de vital importancia. La comunidad de las ONG, en términos de proporcionar información analítica y constantemente tratando de subir el listón en lo que respecta a la gestión de los recursos hídricos, también es muy importante. Eso refleja lo que nuestro presidente habla sobre como el triángulo de oro de la sociedad civil, las empresas y el gobierno para hacer frente a desafíos muy complejos, y el agua es sin duda uno de ellos.

P.- ¿Qué programas de Coca-Cola le hacen sentir particularmente orgulloso?

R.- Una cosa de la que estoy muy orgulloso es nuestra asociación con el Fondo Mundial para la Naturaleza, la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Programa de Desarrollo de la ONU. Hay una gran cantidad de proyectos que estamos haciendo mediante la participación de los socios y aquellas asociaciones que nos permitan tener un impacto mayor de lo que podía por sí sola. Otra cosa es nuestro requisito llamado Fuente de Protección del Agua. Un requisito en el sistema Coca -Cola es un gran problema, porque significa que todos los franquiciados tienen que seguirla. Cada operación de embotellado tiene que realizar una evaluación de su cuenca y de los usuarios comunes, y preparar un plan de acción sobre cómo participar, la dirección, mitigar y abordar esos retos y riesgos. Este requisito es auditado, y los fracasos se informan a la cadena de mando, al igual que un problema de calidad. Eso, para mí, es una muy fuerte declaración de propósito y la intención de que hemos lo integrado profundamente en el negocio.

El agua es un recurso compartido y la conservación y protección es una responsabilidad compartida.

P.- Si se pudiera agitar una varita mágica y aplicar un cambio de administración del agua , ¿cuál sería?

R.- La única cosa importante sería que los gobiernos, con la participación de las empresas y las ONG, pudieran elevar el agua a una perspectiva de economía global de manera que que no es sólo el trabajo del Ministro del Agua el pensar en el agua, sino también es el trabajo del Ministro de Hacienda y del Ministro de Planificación el pensar en esas cuestiones.

P.- ¿Cómo cree que Singapur ha contribuido a la discusión y soluciones mundial del agua?

R.- En muchos sentidos, Singapur ha sido el modelo para el mundo. Es una zona densamente poblada que ha limitado el acceso a sus propios recursos hídricos, y la búsqueda de formas de reutilizar el agua, tales como NEWater, ha sido absolutamente increíble. A medida que avanzamos, ese tipo de esfuerzos enfocados y un verdadero liderazgo de gobierno va a ser cada vez más importante en más geografías. Son realmente un faro para el mundo en términos de señalar el camino hacia la integración de la gestión de los recursos hídricos y el uso de la tecnología y la innovación en las formas que sean verdaderamente sostenibles .

P.- ¿Qué mensaje final le gustaría dejar a nuestros lectores ?

R.- Creo que tenemos que gestionar el agua de una manera mucho más comprometida, no sólo los expertos, sino también a los consumidores y a los ciudadanos de a pie. Ha llegado el momento para nosotros de estar constructivamente en descontento. Hay mucho más por hacer, y tenemos que afrontar cada día con un nuevo sentido de energía y propósito constructivo. El agua es un recurso compartido y la conservación y protección es una responsabilidad compartida.

Comentarios