El último episodio de lluvias deja un balance hidrológico positivo en la cuenca del Júcar

0
65
65

(CHJ) Los datos recogidos por la red de pluviómetros del Sistema Automático de información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Júcar, indican que la distribución de estas lluvias ha sido irregular, concentrándose principalmente en las comarcas de la Safor y de la Marina Alta, donde se han superado en algunas zonas los cuatrocientos litros por metro cuadrado.

Las precipitaciones caídas han incrementado el volumen embalsado en los embalses explotados por la Confederación Hidrográfica del Júcar en un 3,3%, con una entrada total de 36,7 Hm3. El mayor incremento en las reservas se ha producido en el embalse de Bellús, que ha ganado 12,3 Hm3.

Si bien el incremento global en las reservas no ha sido muy elevado, el carácter continuo y persistente de estas lluvias ha tenido un efecto beneficioso en la recarga de acuíferos. Asimismo, es necesario destacar que los embalses de Beniarrés y Bellús han ejercido un papel crucial en la laminación de los caudales recibidos, evitando daños aguas abajo. La laminación producida por estos embalses, así como el seguimiento del resto de variables hidrometeorológicas durante el episodio ha sido monitorizada por el SAIH en tiempo real, resultando una herramienta indispensable para el seguimiento de dicho episodio y la toma de decisiones por parte del equipo técnico de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

En el hecho de contar con la capacidad de almacenamiento necesaria para laminar estas avenidas ha influido de manera decisiva la gestión llevada cabo por el Área de de explotación de los embalses de la CHJ, que ha priorizado el uso de agua de los embalses próximos a la costa, dejando el máximo de agua embalsada en Alarcón y Contreras. Se ha buscado una óptima utilización de las reservas en la época intensiva de riegos que ha permitido durante el período de máximo riesgo, octubre y noviembre, mantener el resguardo suficiente a efectos de laminación de avenidas de acuerdo con los resguardos y desembalses que se estipulan en las Normas de Explotación de las presas, tal como se ha llevado a cabo en el embalse de Beniarrés.

Comentarios