El Ayuntamiento de Zaragoza responde a las dudas sobre la potabilidad del agua

0
118
118

(EP) El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Concejalía de Infraestructuras y Ciclo Integral del Agua, así como del Instituto Municipal de Salud Pública (IMSP), ha recordado que el agua de boca, servida a los ciudadanos a través de la red de abastecimiento municipal, cumple con todos los parámetros de potabilidad exigidos y tiene garantizada su calidad para el consumo humano.

La confirmación de estos estándares de calidad, avalados por los permanentes controles que se realizan a lo largo de todas las fases del Ciclo Integral del Agua y ratificados por el propio IMSP, responde a la extensión y propagación de algunos comentarios vertidos en los últimos días, a través de diferentes canales de comunicación, que ponían en duda la potabilidad del agua de Zaragoza, según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

En este sentido, el Consistorio ha desmentido "categóricamente" cualquier incumplimiento en los niveles de potabilidad del agua servida; garantiza la calidad del agua de boca y lanza un llamamiento de tranquilidad a la población respecto a esta posibilidad.

Por otro lado, ha indicado que sería el propio Ayuntamiento el primer emisor de información y alerta respecto a cualquier incidencia que pudiera afectar al servicio y supusiera el más mínimo riesgo a la población.

"Los infundados comentarios acerca de la potabilidad del agua podrían deberse a los efectos derivados de los últimos episodios de tormentas, lluvias y crecidas hidrológicas que han acontecido en la ciudad, que han provocado que transitoriamente el agua captada desde el Canal Imperial de Aragón presentará una turbidez y una presencia de fangos y materia orgánica superior a la habitual", ha explicado el Consistorio.

Esto ha hecho que, "transitoriamente y de forma puntual" en algunas zonas de la ciudad, el agua presentara un ligero olor y sabor, "sin que ello supusiera una disminución de su calidad. Es decir, que se trataba de efectos absolutamente inocuos para la salud humana".

75% del Pirineo

La constatación de este empeoramiento de las condiciones del agua captada del Canal Imperial de Aragón ha hecho que los responsables municipales de Infraestructuras y del Ciclo Integral de Agua hayan decidido aumentar la proporción de agua introducida en el sistema procedente del Pirineo, hasta alcanzar un 75 por ciento del total.

Este enriquecimiento de la mezcla, unido al adecuado tratamiento mecánico y químico del 25 por ciento de agua restante (Canal), ha hecho que, poco a poco, la red de abastecimiento haya eliminando el agua que poseía las características de olor y sabor mencionadas.

"Hay que advertir que las propias dimensiones de la red de abastecimiento de Zaragoza hace que pueda haber puntos del término municipal en el que todavía puedan detectarse estas características que comenzaron a producirse a mitad de esta semana. Se espera que en unos pocos días desaparezcan completamente del circuito", ha aclarado el Ayuntamiento.

Comentarios