La Xunta firmará después de este verano el convenio para iniciar la primera fase del túnel que conectará el lago de Meirama y Cecebre

0
36

Sobre la Entidad

La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
36
  • Presa de Cecebre
  • El proyecto significa la utilización de las aguas más superficiales del lago artificial a través del río Barcés mediante la construcción de una tubería de 1,5 kilómetros
  • La ejecución de este proyecto está condicionada al llegano del lago y deberá iniciarse antes de la finalización de esta, ya que los costes de perforación y las dificultades para la ejecución del túnel serán menores
  • Agustín Hernández explica que se trata de una gran oportunidad para los más de 400.000 habitantes que residen en A Coruña y su entorno metropolitano

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, anunció hoy que después de este verano la Xunta y el Ayuntamiento de A Coruña firmarán un convenio para iniciar en el año 2014 la primera fase del túnel que conectará el lago de Meirama y Cecebre, antes de que se complete el llenado de la antigua mina.

Esta obra supondrá multiplicar la capacidad del sistema de abastecimiento del área metropolitana de A Coruña, gracias a la construcción de una toma que aproveche las aguas del lago artificial de Meirama, que tiene una capacidad de 150 hm3, siete veces más que la capacidad de almacenamiento del embalse de Cecebre, que tiene un volumen de 21 hm3.

La ejecución de este proyecto está condicionada al llenado del lago y deberá iniciarse antes de la finalización de este proceso, ya que los costes de perforación necesarios para la ejecución del túnel serán más económicos si se hacen antes de que el nivel de agua cubra el punto en el que se instalará la conducción hidráulica de 1,5 kilómetros hasta el embalse de Cecebre a través del canal del río Barcés. Además, las dificultades técnicas y el tiempo de ejecución también serán menores.

Esta actuación permitirá duplicar la capacidad de reserva del sistema, garantizando el suministro a largo plazo.

El responsable de Medio Ambiente del Gobierno gallego aclaró que la “Xunta de Galicia trabaja para garantizar el saneamiento y el abastecimiento de la población en las mejores condiciones y esta es una solución excelente medioambientalmente, que permite aprovechar la restauración ambiental de una zona degradada, para garantizar el abastecimiento de agua a A Coruña y su área metropolitana”. Con esta actuación se garantizará el abastecimiento futuro de agua, sin necesidad de ejecutar ninguna nueva obra de regulación, con el mínimo coste y también con el mínimo impacto ambiental.

Esta infraestructura dará servicio a los ayuntamientos de A Coruña, Oleiros, Arteixo, Cambre, Culleredo, Sada y Bergondo, lo que significa una gran oportunidad para los más de 400.000 habitantes que residen en A Coruña y en su cinto metropolitano. Según las previsiones que maneja la Xunta, la programación de los trabajos de construcción finalizará en el año 2015, programándose la ejecución del túnel por ambas bocas a la vez. La inversión necesaria para la ejecución es de en torno a 10 millones de euros.

Descripción del proyecto

Los principales elementos que conforman la actuación, de 1,5 kilómetros de longitud total, son: una toma de agua a 15 metros de profundidad respeto de la lámina de agua final del lago y un falso túnel de canalización de hormigón armado con camisa de chapa de acero, de 140 metros de longitud y diámetro de 2,1 metros. Esta conducción conecta la toma de agua con una cámara de válvulas de dimensiones en planta de 10 x 11,5 metros, y 22 m de profundidad. La cámara de válvulas estará conectada con un túnel hidráulico, de 3,5 metros de sección recubierto de hormigón armado que tendrá una longitud de 1.250 metros, con una pendiente del 0,5%. En la salida, un cono redutor enlaza con la canalización forzada al río Barcés, con una longitud de 74 metros.

Gracias a esta infraestructura hidráulica se podrán derivar los caudales necesarios desde el lago de Meirama al embalse de Cecebre garantizando unos niveles idóneos según el momento del año, respetando tanto durante el período constructivo como en su explotación los parámetros ambientales necesarios para la flora y fauna de la zona. Además, esta solución es plenamente compatible con cualquiera uso adicional que se le de dé al lago.

Comentarios