Giahsa no cortará el agua en situaciones de exclusión social ni procesos de desahucios

0
38

Sobre la Entidad

  • Pleno de MAS.
  • La Mancomunidad de Servicios refuerza su compromiso social con nuevas bonificaciones para los usuarios y un nuevo modelo “más cercano” a los municipios.

Los alcaldes y representantes de los ayuntamientos y de las formaciones políticas presentes en la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) han aprobado que la empresa pública de gestión, Giahsa, no ejecutará procedimientos de corte del suministro en casos en los que existan situaciones de exclusión social extrema ni cuando estén en curso procedimientos de desahucio hipotecario. La decisión adoptada por el Pleno se une a otras medidas de carácter social, entre las que destacan nuevas bonificaciones para los usuarios así como la adopción de un nuevo modelo de trabajo en el que se potenciará la cercanía a los municipios.​​​

Con estas decisiones, MAS refuerza su compromiso con los ciudadanos de la provincia y sus ayuntamientos en estos tiempos de crisis económica, de manera que la modificación de las tarifas prevista en el programa de financiación se ve acompañada no sólo de actuaciones para disminuir los gastos de la empresa, sino también de una serie de medidas destinadas a paliar el impacto sobre las economías familiares más desfavorecidas.

La modificación de las tarifas se ve acompañada de una serie de medidas destinadas a paliar el impacto sobre las economías familiares más desfavorecidas

El Pleno de MAS ha encomendado a la dirección de Giahsa el desarrollo inmediato de una norma de actuación que garantizará que nadie pueda ser privado de un bien tan esencial como el agua, ni siquiera en las situaciones más adversas. Para ello, los alcaldes han decidido que, en el contexto actual de crisis, “Giahsa no cortará el suministro a ninguna vivienda cuyos habitantes están en situación extrema de exclusión social ni en procesos de desahucio hipotecario”. Estas situaciones deberán ser avaladas mediante informe de los servicios sociales de cada ayuntamiento, y no supondrán la condonación de la deuda impagada, que será aplazada para cuando la situación de necesidad desaparezca.

Además de esta medida, se amplía la que ya se puso en vigor para acompañar el cambio tarifario implantado en noviembre, de manera que los ayuntamientos podrán bonificar una parte del recibo, entre el 60% y el 100% del incremento. Al mismo tiempo, se reducen significativamente los precios de conexión o acometidas. Es la segunda vez en los últimos meses que se aprueba una bajada de precios de este calibre, de manera que si en octubre un usuario medio tenía que abonar 993 euros al contratar el servicio de aguas, esta cantidad será de 496 a partir de la entrada en vigor de las nuevas tarifas. Entre las nuevas bonificaciones destaca también la que hace referencia a la dispersión geográfica y que establece un descuento del 20% en la factura de aquellos usuarios censados en núcleos de población menores de 500 habitantes y que, en general, cuentan con unas infraestructuras menos modernas.

En paralelo a estas medidas de carácter social, Giahsa tiene previsto intensificar durante el año próximo la lucha contra el fraude en colaboración con los Ayuntamientos. De esta forma, se pretende una mayor eficacia a la hora de detectar enganches y consumos ilegales de agua para que este tipo de conductas no revierta negativamente sobre la economía de la empresa y, por lo tanto, sobre el resto de los ciudadanos.

Además, desde la empresa pública se hará hincapié en las medidas ya existentes, como las ventajas económicas que supone para los usuarios comunicar el número de personas que habitan en su vivienda o el amplio catálogo de bonificaciones sociales, que contempla descuentos de hasta el 25% para pensionistas, personas dependientes, hogares con rentas bajas y familias con todos sus miembros en paro.

Más de 80 millones de presupuesto

Para desarrollar su actividad, Giahsa contará durante 2014 con un presupuesto de 80,4 millones de euros. De ellos, el 61% procede del servicio del ciclo integral del agua que la empresa prestará a unos 145.000 clientes en la provincia de Huelva y en el municipio sevillano de El Madroño. El 22% de los recursos se obtiene por la recogida de residuos sólidos urbanos y un 16% a través de otros ingresos y subvenciones. Por zonas, la Costa sigue siendo la comarca más activa para Giahsa (61%), seguida del Condado (14%), la Sierra (11%), el Andévalo (9%) y la Cuenca Minera (5%).

Giahsa contará durante 2014 con un presupuesto de 80,4 millones de euros

Precisamente mantener una presencia más activa sobre cada territorio es uno de los retos de Giahsa en esta nueva etapa. Se pretende que la empresa onubense tenga una mayor cercanía a las poblaciones en las que opera. Para ello, se quiere desarrollar paulatinamente un plan de comarcalización que llevará a la creación de centros territoriales. La Sierra va a ser el primer escenario de este nuevo esquema, y se está trabajando ya en el desarrollo de este nuevo modelo.

Así, la previsión es que antes de que concluya el primer trimestre del año esté abierta al público la oficina comarcal, que en principio estará ubicada en Aracena y en la que, además de un completo servicio de atención al cliente, se realizará la coordinación de todo el operativo técnico que actúe en los municipios serranos.

Pero esta estrategia de “acercamiento” no acaba ahí, sino que a partir de ahora se van a desarrollar nuevas sinergias con los ayuntamientos, puesto que son la administración que de forma más directa incide en la vida diaria de cada municipio. Desde esta óptica, se están elaborando las bases para que los ayuntamientos que lo deseen puedan conveniar con Giahsa la realización de algunos servicios, entre los que destacan la lectura periódica de los contadores o la realización de los trabajos de albañilería posteriores a la reparación de una avería.

Comentarios