Se realizarán obras en cinco barrios de la Santander para eliminar puntos negros de abastecimiento y saneamiento

0
45
45
  • Las obras se realizarán con cargo al canon de aqualia, comenzarán la próxima semana y tendrán un coste de más de 200.000 euros.

El Ayuntamiento de Santander comenzará a realizar la próxima semanas obras en cinco barrios de la ciudad para eliminar "puntos negros" de abastecimiento y saneamiento que han sido detectados por los vecinos.

La concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, ha presentado este martes en rueda de prensa estas actuaciones que tendrán lugar en las calles Los Ciruelos, Ricardo León, Calderón de la Barca, Cobo de la Torre y Los Castaños en el tramo comprendido del número 2 al 10.

Las obras, que se realizarán con cargo al canon de Aqualia -empresa concesionaria del Servicios de Aguas-, tendrán un coste de más de 200.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. El objetivo de estas actuaciones es mejorar las instalaciones ya existentes y dar solución a los "puntos negros" y "problemas" tanto de abastecimiento como de alcantarillado comunicados por los vecinos al Consistorio.

Las obras, que se realizarán con cargo al canon de Aqualia, tendrán un coste de más de 200.000 euros 

En cuanto a la actuación en la calle Los Ciruelos, Tejerina explicó que el asentamiento del terreno ha provocado en una parte de la red de abastecimiento problemas de estanqueidad. Para resolverlo, se procederá a la renovación de los ramales de abastecimiento de las zonas norte y oeste de la manzana de edificios con acceso desde las calles Los Ciruelos -del número 32 al 46- y Los Encinares -del número 7 al 9-, con tubería de polietileno de 90 milímetros de diámetro.

"Se van a instalar 114 metros de nueva tubería de polietileno de 90 mm y la conexión de todas las acometidas existentes, junto con la reposición de bocas de riesgo existentes y se repondrán las afecciones a pavimentos que se realicen", concretó.

La edil también se refirió a la mejora de la red de abastecimiento de la calle Ricardo León, donde, según dijo, bajo el tablero del puente que comunica la calle Campogiro con la calle Cardenal Herrera Oria, salvando el trazado de la línea del ferrocarril Santander-Oviedo, discurre -anclada a dicho tablero- una conducción de abastecimiento de agua de 300 mm de diámetro, sin protección, que ha sufrido impactos procedentes del tráfico rodado y afecciones, que han provocado diversas roturas.

Tejerina precisó que, aunque la última rotura se produjo el pasado mes de octubre y actualmente se encuentra reparada y en servicio, el Consistorio se plantea su protección para evitar este tipo de problemas en el futuro.

"Vamos a instalar una chapa de protección de la tubería en acero galvanizado de 450x450 mm, con los correspondientes anclajes al tablero del puente", avanzó la responsable de Medio Ambiente, quien añadió que también se instalará a modo de aviso y protección de la anterior, una chapa colgada del tablero mediante cadena, pintada en colores rojo y blanco.

Calle Cobo de la Torre y Calderón de la Barca

También se renovará la red de abastecimiento de la calle Cobo de la Torre, una tubería de hierro fundido de 80 mm que, partiendo de la conducción de 200 mm de diámetro, que discurre bajo la acera norte de la calle Alta hasta Cobo de La Torre y se desdobla en dos tramos: una para cada acera.

"Las viviendas que se abastecen actualmente de estos tramos de Cobo de la Torre presentan, en momentos puntuales del día, problemas en el suministro", señaló la edil, quien indicó que esta zona se abastece directamente del Depósito de cabecera del Tojo, desde la red de 600 como el resto de la calle Alta y aledaños próxima, pero están servidos por una tubería de hierro fundido de 80 mm que, debido a su material y antigüedad, presenta una merma en la sección, debida a incrustaciones, lo que determina un deficiente abastecimiento a las viviendas servidas desde los tramos indicados.

Para mejorar dicha situación, se renovará la red por una nueva en Fundición Dúctil, así como cada una de las acometidas hasta la válvula de corte, por lo que se contempla la instalación de 130 ml de nueva tubería de fundición dúctil de 100 mm de diámetro.

La actuación en la calle Calderón de la Barca consistirá en la sustitución del tramo de conducción existente de hierro fundido de 80 mm de diámetro, que discurre bajo la acera sur de la calle, entre los números 12 y 18, y bajo la acera oeste de la calle Isabel II, entre los números 30 y 32, por una nueva de fundición dúctil de 150 mm de diámetro.

"Se trata de la instalación en esos tramos de 125 metros de nueva tubería de Fundición Dúctil de 150 mm de diámetro, realizando las conexiones en sus extremos oeste y sur a las conducciones existentes de 250 y 150 mm de diámetro existentes en las calles Calderón de la Barca e Isabel II -esquina a calle Castilla-, respectivamente", matizó la edil.

Asimismo, comentó que la tubería de hierro de 80 mm presenta importantes incrustaciones y reducción de la sección, y, además, se produce un estrangulamiento en la red general que pasa de diámetros de 250 y 150 a un diámetro de 80 mm.

La concejala afirmó que esta situación provoca que, en horas punta, se produzca una disminución del caudal que se pretende resolver, ya que al aumentar la sección de 80 mm a 150 y en Fundición Dúctil se podrá abastecer con garantías.

Renovación del acantarillado

Este proyecto incluirá, además, la renovación de la red de alcantarillado en la calle Los Castaños, entre los números 2 y 10, donde se va a instalar un nuevo colector de PVC de 315 mm de diámetro, que discurriendo paralelamente al actual colector -que se encuentra afectado por los asentamientos de la zanja- y, bajo la zona verde situada al sur del edificio, conectará con el colector en servicio en el mismo pozo de registro en el que lo hacía aquel

Tejerina añadió que los injertos domiciliarios se recogerán en las arquetas existentes, prolongándose hasta el nuevo colector, construyéndose los correspondientes pozos de registro en los puntos de conexión e incorporándose los imbornales existentes.

Comentarios