Barrax y Balazote sufrirán recortes en las concesiones de agua, según sus alcaldes

0
85
85
  • Barrax (Wikipedia).

Los alcaldes de Barrax y Balazote, Josefina Navarrete y Francisco Belmonte, respectivamente, han asegurado que sus municipios van a sufrir "recortes" en las concesiones de agua de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) independientemente del uso de la misma, "en lo que se va a convertir en una de las principales consecuencias del plan de cuenca, que todavía se encuentra en proceso de tramitación".

Los alcaldes han rechazado el hecho de que "la Confederación limite y ponga un yugo más a los pueblos, quitándonos a nosotros concesión de agua para beber para dársela a otros", según ha denunciado la alcaldesa de Barrax y diputada provincial del Grupo Socialista.

"Se trata de una muestra más de cómo defiende Cospedal los intereses de esta región", ha dicho Navarrete, quien también ha apuntado que serán reducidos los derechos de agua que van a tener los agricultores de la provincia de Albacete, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

La alcaldesa ha explicado que fue el pasado 14 de febrero cuando ambos ayuntamientos recibieron una notificación de la Confederación Hidrográfica del Júcar en las que se les comunicada la reducción de la dotación para abastecimiento, en el caso de Barrax cuantificada en unos 60.000 metros cúbicos al año. A juicio de Navarrete, se trata "de un gran atropello, de un golpe muy duro para nuestros pueblos que ven mermadas sus posibilidades de desarrollo".

El 14 de febrero, recibieron una notificación de la CHJ en las que se les comunicada la reducción de la dotación para abastecimiento

La alcaldesa de Barrax ha adelantado que en base a la información de la propia Confederación y a su concesión de agua, sería imposible aprobar el nuevo Plan de Ordenación Municipal "pese a que ya ha pasado por un largo proceso de tramitación administrativa y de solicitud de infinidad de autorizaciones, incluyendo la concesión de agua que la propia Confederación nos indicó".

"Las actuaciones previstas, el desarrollo industrial y los usos actuales consolidados no serían cubiertos con el volumen de agua que se propone", ha concluido la alcaldesa, quien ha recordado que "el uso de abastecimiento para la población, tanto urbano como de industrias asociadas, es un uso prioritario".

Caso de Balazote

De su lado, el alcalde de Balazote ha afirmado que la reducción de la concesión de agua para su municipio influirá "gravísimamente" al polígono agroindustrial "que tenemos consolidado, en el que están instaladas más de 250 empresas y que están permitiendo que el pueblo sobreviva a la crisis".

A su juicio, la decisión de la Confederación "viene a frenar nuestro proceso de crecimiento" tanto industrial como humano". "El caso -ha apuntado- es similar al de Barrax, en el año 2012 el Ayuntamiento recibió notificación de la propia Confederación del Júcar en la que se autorizaban 389.000 metros cúbicos de abastecimiento al año para consumo humano y de las empresas; una cifra que ha sido reducida ahora en 80.000 metros cúbicos".

"Es un atentado histórico hacia un municipio que es cedente de aguas", ha enfatizado el alcalde, quien ha manifestado sentir "indefensión por parte de la presidenta Cospedal y de su gobierno ante un atropello del Plan Hidrológico del Júcar a unos derechos que nos asisten en materia de abastecimiento de agua".

Tanto el Ayuntamiento de Barrax como el de Balazote han presentado alegaciones a sus expedientes de concesión de aguas "en el intento de que todo esto sea frenado", ha finalizado Belmonte.

Comentarios