Se adjudica el tramo Castellar-Santisteban para renovar la red de abastecimiento de El Condado

0
54

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • Aunque las primeras averías se detectaron en 2007, además de los dos tramos que arrancan ahora, la CHG ya tiene un tercero finalizado.
  • Las tres actuaciones van a permitir poner punto y final a los problemas endémicos que sufre esta comarca en el suministro de agua.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha adjudicado por 1,31 millones de euros las actuaciones necesarias para la renovación del tramo Castellar-Santisteban del sistema de abastecimiento de la comarca de El Condado (Jaén).

Cabe recordar que el pasado viernes se adjudicó por otros 2,16 millones de euros el tramo Partidor Banderín-Partidor Castellar y ahora se adjudica el tramo Castellar-Santisteban, por lo que, en menos de una semana, el Organismo de cuenca ha procedido a la adjudicación de los tramos más importantes del sistema de abastecimiento de El Condado por un importe que supera los 3,47 millones de euros. Además, la CHG ha ejecutado obras en un tercer tramo de 500 metros por un importe de unos 220.000 euros.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir asegura que una vez ejecutados estos proyectos se pondrá fin a las permanentes averías que viene sufriendo desde el año 2007 el abastecimiento de esta comarca jiennense al solucionarse el problema en la zona en la que se detectan todas las deterioras.

La CHG ya tenía en 2004 redactado el proyecto de renovación de infraestructuras en el abastecimiento de agua a la comarca de El Condado, aunque ni el anterior Gobierno ni la Junta de Andalucía, cuando tuvo las competencias sobre el Guadalquivir, procedieron a ejecutarlo, a pesar de disponer de dotación presupuestaria para ello.

A pesar de que se trata de un problema recurrente desde hace más de siete años, el actual Gobierno de España, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se propuso desarrollar las actuaciones encaminadas a poner fin a este problema. Esta actuación se encuadra también dentro de las directrices que establece el nuevo Plan Hidrológico del Guadalquivir, que acaba de ser aprobado, y que considera prioritario lograr la satisfacción de las demandas, proteger la calidad y propiciar el ahorro de agua.

El sistema de abastecimiento con origen en el embalse de Dañador se puso en servicio en 1965 para resolver los problemas de suministro de agua potable planteados en los núcleos de población incluidos en la comarca de El Condado. Este sistema incorporó la construcción e instalación de una planta depuradora de agua potable con una capacidad de 60 litros por segundo, que se completó con la construcción de seis partidores de caudal, depósitos de regulación y ocho estaciones de elevación.

En el tramo Castellar-Santisteban, que ahora se ha adjudicado, se instalará una tubería de fundición dúctil de 8,8 kilómetros de longitud en una traza paralela a la conducción existente, adecuándose a la distribución del cultivo de olivar. En aquellos tramos en los que las pendientes longitudinales superen los máximos establecidos por los fabricantes, se procederá a la instalación aérea de la conducción sobre apoyos de hormigón.

Por su parte, el tramo Partidor Banderín-Partidor Castellar consistirá en la instalación en zanja de 13.363 metros de tubería de fundición dúctil de 400 milímetros de diámetro en una traza paralela a la conducción existente. Esta tubería dispondrá de los correspondientes desagües y ventosas a lo largo de su traza para garantizar la evacuación y admisión de aire.

En ambas actuaciones, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir va a sustituir el sistema de funcionamiento actual a base de partidores por nudos de válvulas con el fin de impedir la rotura de carga y mejorar el funcionamiento hidráulico de la conducción para, de esta forma, garantizar el llenado completo de los depósitos de regulación de las localidades de Castellar y Santisteban.

Comentarios