Acciona Agua

Luis Castilla: "Los ataques a la desalación en España son historia"

0
1.040

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

Acciona Agua
ACCIONA Agua es una empresa líder con capacidad para diseñar, construir y operar plantas de tratamiento de agua potable, depuradoras de aguas residuales, tratamientos terciarios para reutilización y plantas desalinizadoras por ósmosis inversa.
1040

Luis Castilla, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Escuela Superior de Caminos Canales y Puertos de Madrid, es desde 2010 presidente de Acciona Agua.

Más allá de su cargo y su experiencia, Castilla es un auténtico apasionado del presente y el futuro del sector del agua, y así lo transmite en cada una de las respuestas de esta entrevista que concede a iAgua.

Pregunta.- Señor Castilla, en iAgua nos gusta comenzar las entrevistas pidiendo a los invitados que resuman brevemente su trayectoria en el mundo del agua. ¿Sería posible por su parte?

Respuesta.- Sí, claro. Llevo toda mi carrera trabajando en el sector del agua, los primeros quince años como ingeniero de diseño y construcción en depuradoras, plantas de potables y desaladoras. Hace doce años me incorporé a Pridesa como Director General. En 2006, Acciona compró Pridesa y la integró en Acciona Agua, empresa que dirijo desde entonces. Los últimos años en Acciona Agua han sido, sin duda alguna, los más gratificantes desde el punto de vista profesional, porque es cuando la compañía bajo el paraguas de Acciona ha podido desarrollarse plenamente. Para mí está siendo un trabajo muy satisfactorio.

Los últimos años en Acciona Agua han sido, sin duda alguna, los más gratificantes desde el punto de vista profesional, porque es cuando la compañía bajo el paraguas de Acciona ha podido desarrollarse plenamente

P.- ¿En esta larga trayectoria en qué cree que ha cambiado el sector del agua desde sus comienzos en la década de los ochenta?

R.- Durante los años ochenta, los noventa y los primeros años de este siglo, vivimos una época de oro en el sector de agua en España. Había muchísima inversión, procedente en una parte importante de Europa, había mucho que hacer en casi todos los campos y eso permitió a algunas empresas españolas desarrollarse, formar buenos profesionales y obtener un buen número de referencias y de capacidades técnicas que ahora estamos utilizando para nuestro crecimiento internacional. Ahora eso ha desaparecido casi completamente, y tenemos que buscar negocio fuera de España. Como puede ver, es un cambio radical.

P.- Acciona como compañía y usted en concreto hacen una apuesta muy clara por las nuevas fuentes de agua: la desalinización y la reutilización. ¿Implica esto que se han agotado las viejas?

R.- No. El agua del mar es un recurso más que va a convivir con el resto de recursos convencionales. Hay miles de plantas de desalación en el mundo, que abastecen a millones de personas y que son en muchísimas zonas la herramienta estratégica que permitirá asegurar el abastecimiento para consumo humano, industrial e incluso agrícola.

Los precios del agua desalada o reutilizada son ya muy competitivos en ciertas regiones del mundo y este hecho está contribuyendo de forma clara a su uso creciente.

P.- Vamos a profundizar un poco en el ámbito de la desalación, en el cual ustedes tienen una larga trayectoria. ¿Cómo ha evolucionado esta tecnología en las últimas décadas?

R.- Ha habido dos cambios claros. Primero en el coste: ahora mismo el coste del agua de mar desalada es realmente competitivo. Si nos fijamos en los últimos concursos internacionales de tipo BOT (Build, Operate and Transfer) de grandes plantas de desalación en los que las empresas están obligadas a incorporar todos los costes de construcción, operación y financiación de las instalaciones, podemos estar hablando en algunos casos y en plantas de un cierto tamaño, de costes en el entorno de los 0,75 dólares por metro cúbico, lo cual es un precio extraordinariamente competitivo en sitios en los que hay stress hídrico.

El segundo cambio ha sido el aumento de la fiabilidad, motivada por las mejoras técnicas, especialmente en membranas y en pretratamientos. Las plantas desaladoras de agua de mar son instalaciones muy sofisticadas que tratan en algunos casos aguas con contaminaciones muy complejas y diversas, por ejemplo contaminaciones provocadas por las llamadas mareas rojas (algas) y a las que se les exige una alta fiabilidad y garantía de funcionamiento.

P.- Antes lo comentaba usted. En España se han dicho palabras muy gruesas sobre aspectos ambientales negativos de la desalación. ¿Cree que se ha exagerado?

R.- Se ha exagerado y se han dicho muchas imprecisiones, por ejemplo sobre el impacto medioambiental de los vertidos de salmueras: están técnicamente totalmente controlados, no se produce ningún impacto ambiental y además creo sinceramente que esos ataques son ya historia.

La desalación consume más energía que otros tratamientos convencionales, pero en ese argumentario hay también muchos puntos débiles. ¿Qué hacemos cuando ya no quedan recursos naturales, cuando no queda más agua natural que extraer? ¿Qué hacemos cuando las aportaciones de agua natural son erráticas y no podemos exponer a nuestra sociedad a la falta de agua? ¿Qué hacemos cuando para seguir obteniendo agua convencional, ponemos en claro riesgo los ecosistemas naturales, como ríos, humedales, lagunas, etc.etc.?

El mar es una fuente inagotable del recurso y hay que manejarla con inteligencia, planificando adecuadamente el mix de recursos para preservar el medio ambiente. No olvidemos por otra parte que para obtener nuevos recursos convencionales sobre todo cerca de las grandes aglomeraciones, cada vez mayores y con mayor demanda de agua, es necesario buscar agua más lejos o más profunda y todo ello conlleva evidentemente incremento en los consumos energéticos para transportes y bombeos.

El mar es una fuente inagotable del recurso y hay que manejarla con inteligencia

P.- ¿Qué opina sobre la administración del agua en España, cree que está bien organizada?

Hay muchos niveles de administraciones (central, autonómica, provincial y municipal), con competencias en aguas y sin la adecuada organización, coordinación y homogeneización de criterios.

Está siendo un motivo de debate en diversos foros y muchas personas del sector creemos que es necesaria una nueva regulación nacional de forma urgente. La labor de este regulador podría tener muchos enfoques, pero creo que, al menos, es absolutamente imprescindible su existencia para homogeneizar la metodología de cálculo de los precios del agua en España.

P.- ¿Cómo se explica, desde su punto de vista, que en un país como España, donde el agua es escasa en gran parte del territorio, tengamos tarifas del agua mucho más bajas que otros países de nuestro entorno?

Pues no tiene explicación y es un grave defecto de nuestro sistema.

No se está aplicando una adecuada repercusión de los costes incurridos en los precios del agua. El precio medio del agua en España es muy bajo respecto a nuestro entorno europeo.

Además hay una segunda inconsistencia porque hay diferencias muy altas entre los precios en distintas partes de España. Precisamente para eso, para corregir las diferencias entre una zona y otra de España, resulta necesario un regulador.

Con las tarifas que tenemos actualmente en España cubrimos a duras penas los gastos operativos de todo el ciclo integral del agua. Esto provoca una clarísima deficiencia a la hora de plantear las inversiones necesarias para actualizar y para remodelar todos los activos que tenemos en agua.

Se nos están quedando obsoletas las redes de abastecimiento, las redes de saneamiento y las instalaciones de depuración y de potabilización y encima no disponemos de recursos financieros para invertir y renovar nuestros activos en el futuro. Vamos por muy mal camino, la situación será muy grave en muy pocos años si no se coge el toro por los cuernos.

Lee la segunda parte de la entrevista a Luis Castilla, presidente de Acciona Agua:

"El contrato de ATLL es muy importante para Acciona Agua"

Comentarios