Acuamed ha invertido 75 millones de euros en obras de prevención de inundaciones en Valencia

0
60
60

(Acuamed) Las obras de prevención de inundaciones y adecuación de cauces de ríos desarrolladas por la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas, Acuamed, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), mejorarán la seguridad de más de 130.000 personas en la comarca valenciana de La Safor. Una cifra que en época estival aumenta sensiblemente.

Este objetivo logrará a través de dos actuaciones relevantes desarrolladas por esta Sociedad, como son las obras de encauzamiento de la Rambla Gallinera así como las de prevención de inundaciones del Río Serpis, y que suponen una inversión conjunta de 75 millones de euros.

Esta es una de las principales conclusiones de la ponencia presentada por Acuamed en el marco de las jornadas que sobre tipología, evaluación y gestión de riesgos de inundación organiza hoy el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, en Valencia.

El objetivo de estas actuaciones, cuyos detalles fueron explicados a los asistentes a las Jornadas, es solucionar de forma definitiva el problema de avenidas que viene sufriendo periódicamente esta zona.

Para prevenir este tipo de avenidas, se están ejecutando azudes o presas de laminación en la parte media de las cuencas, canales de derivación de caudales, así como terraplenes y muros de protección.

La característica más destacable de las actuaciones en el río Serpis es la construcción de un azud de laminación de 423 m de longitud y 28 metros de altura desde cimientos, mientras que en la Rambla Gallinera cabe subrayar los más de 8.600 m de encauzamiento sobre los que se ha actuado.

Las inundaciones en las cuencas del río Serpis y de la Rambla Gallinera constituyen una característica fundamental de su funcionamiento hidrológico. Lacausa es meteorológica, pero sus consecuencias se ven agravadas por las características geomorfológicas de la zona y por la ocupación humana de los llanos de inundación a lo largo de los cauces. Algunos de los episodios más graves se produjeron con motivo de las inundaciones de 1986 y de 1987, en las que el río Serpis se desbordó en Gandía y la Rambla Gallinera causó graves problemas y cortes de carretera en Oliva. 

Comentarios