El alcalde de Cuenca pide a Castilla-La Mancha que no recurra la sentencia sobre la gestión del agua

0
28
28
  • Cuenca (Wikipedia).

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, ha solicitado este miércoles a la Junta de Comunidades que no recurra la decisión del juzgado de lo contencioso administrativo sobre la gestión integral del agua en la ciudad, pues considera que la sentencia es "demoledora", y ha pedido a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "que les deje vivir".

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Ávila ha explicado el contendido de la sentencia, de la que tuvieron conocimiento este martes, y ha criticado la actitud de Cospedal como "desproporcionada e improcedente".

El primer edil conquense ha explicado que la sentencia detalla que el Ayuntamiento no tiene "ninguna obligación" de pedir autorización al Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha para traspasar la gestión del agua a la empresa pública.

Además, ha proseguido, "la sentencia viene a decir que en ningún caso similar a este la Junta de Comunidades ha exigido a ningún ayuntamiento un permiso como éste". Por ello, considera que se trata de un ejemplo más de la "obsesión enfermiza" que tiene la presidenta regional con la ciudad de Cuenca.

En este sentido, ha puesto de ejemplo la intención de privatizar la gestión del agua en la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan sobre la que "la Junta no ha dicho nada, ni a favor ni en contra", por lo que no entiende por qué en el caso de Cuenca presentaron el recurso.

Critica las declaraciones de Pardo

Ávila también se ha referido a las declaraciones del delegado de la Junta en Cuenca, Rogelio Pardo, que afirmó que recurrirían la sentencia y le ha acusado "de tener una actitud más propia de un concejal de la oposición que del cargo que representa".

Para Ávila, "sorprenden" los argumentos utilizados por Pardo porque analizar el funcionamiento de la empresa pública o el precio del servicio "no son temas de su incumbencia, sino del grupo de la oposición".

Por este motivo, le ha acusado de "extralimitarse" en sus funciones de delegado de la Junta, lo que para el alcalde no es "un buen ejemplo de las buenas relaciones institucionales que deben primar entre este cargo y el Ayuntamiento".

"El daño ya está hecho"

Desde la notificación de la sentencia la Junta, dispondrá de 15 días para recurrir la decisión judicial. Ávila confía en que finalmente no lo hagan, aunque ha señalado que "el daño ya está hecho", al haber recurrido la decisión del equipo de Gobierno sobre la gestión del agua.

El primer edil conquense ha recordado que como consecuencia de este recurso, el Ayuntamiento no pudo solicitar un crédito para ponerse al corriente de las deudas que la empresa pública tenía desde hace mucho tiempo, "lo que obligó al Consistorio a acudir a las medidas extraordinarias de liquidez del Estado que ha supuesto una intervención de facto y la obligación de realizar numerosos ajustes".

Comentarios