El MAGRAMA y el Gobierno navarro acuerdan aumentar la superficie regable del Canal de Navarra un 11,4%

0
79
79

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y el Gobierno navarro han celebrado hoy la octava reunión de la Comisión de Seguimiento del Canal de Navarra, donde acordado aumentar la superficie regable del Canal en un 11,4%, pasando así de las 53.125 hectáreas previstas en el proyecto inicial a un total de 59.160 hectáreas, mejorando así la gestión ambiental y la competitividad de los regadíos de la zona, así como la calidad del agua de los ríos navarros.

La Comisión de Seguimiento, celebrada en Pamplona, ha contado con la presencia, por parte de la Comunidad Foral, de la vicepresidenta primera y consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea; mientras que el Ministerio ha estado representado por el director general del Agua, Juan Urbano.

En la reunión se ha aprobado la delimitación de la ampliación de la primera fase y el diseño actualizado de la segunda.

En cuanto a la ampliación de la primera fase, va a regar 15.275 nuevas hectáreas de las riberas del Arga y del Ega, después de constatarse tras los primeros años de funcionamiento de la primera fase de la zona regable que la mejora en las explotaciones agrarias llevadas a cabo por los regantes con la utilización de modernas técnicas de riego permite un menor consumo de agua por hectárea respecto a lo previsto inicialmente. En concreto, el consumo en la zona regable de la primera fase es del orden de 5.000 m3/ha, inferior a la dotación que otorgó la Confederación (6.400 m3/ha). A ello se une el interés social detectado en los regadíos de los tramos bajos de los Ríos Arga y Ega en regar por presión natural desde el Canal de Navarra.

Por otro lado, en relación al diseño actualizado de la segunda fase, se ha acordado que finalmente regará 21.522 hectáreas. Esta ha visto reducida su superficie en unas 9.000 hectáreas respecto al diseño inicial, dado que, o bien estaban siendo ya regadas del Canal de Lodosa, o bien estaban situadas a cotas muy altas y con costes de bombeo inasumibles, puesto que en los últimos cinco años el precio de la energía para riego se ha incrementado un 100%.

De acuerdo con las modificaciones aprobadas, se ampliará el número total de hectáreas regadas por el Canal de Navarra en el citado 11,4% más, sin incremento de caudal concesional establecido en 340 Hm3. La primera fase, ya finalizada, supuso una conversión de 22.363 hectáreas en regadío, mientras que la ampliación de la primera fase supondrá 15.275 hectáreas y la construcción de la segunda fase, otras 21.522 hectáreas regadas más.

Importantes Beneficios

El nuevo plan aprobado supone, además, importantes beneficios respecto al planteamiento anterior, ya que mejora el balance energético y reduce las emisiones de CO2 del conjunto del proyecto; mejora las cuentas de los agricultores y favorece unos regadíos más competitivos; mejora la calidad del agua de los ríos navarros en estiaje y permite el cumplimiento de los objetivos de calidad de la Directiva Marco de Aguas, obligatorios a partir de 2015.

La Comisión de Seguimiento ha acordado también agilizar los trámites e iniciativas necesarias para que la construcción de las obras de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra se inicie dentro del año 2013 y se concluya en el 2015. En base a ello, el Gobierno de Navarra deberá abordar en 2012 el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal de la ampliación de la primera fase y la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental. Asimismo, se encargará a INTIA la redacción del Proyecto de Construcción.

En cuanto a la segunda fase, en la reunión de hoy se ha acordado proceder al inicio de la redacción de los proyectos de construcción y realizar los trámites e iniciativas necesarias para la construcción de las obras, que previsiblemente se desarrollará en el periodo 2015-2021.

Financiación

La inversión en el ramal del Canal que abastecerá la Ampliación de la primera Fase se estima en 42,5 millones de euros. Tal y como se recoge en el convenio firmado para la realización del Canal de Navarra, en lo que respecta a la financiación de las obras se estableció de la siguiente manera: 50% con recursos públicos mediante aportación al capital social de la Sociedad CANASA (de los que el Estado aporta el 60% y Navarra el 40%), y el 50% restante mediante préstamos bancarios.

Como desarrollo de este acuerdo, para las obras de ampliación de la primera Fase se llevará a cabo una ampliación de capital en 2014 y 2015, que será suscrita por el Estado con una aportación de 12,8 millones de euros y por la Comunidad Foral de Navarra con una aportación de 8,5 millones de euros; todo ello, en función de las disponibilidades presupuestarias.

En cuanto a la cifra de inversión de la segunda Fase del Canal de Navarra, se actualizará con el proyecto constructivo redactado.

En cualquier caso, teniendo en cuenta las circunstancias actuales del mercado financiero y su evolución en el futuro, ambas administraciones analizarán de forma permanente la capacidad financiera de CANASA, de modo que el ritmo de ejecución de las inversiones se acompasará a su financiabilidad.

Tarifas

En el ámbito de la financiación, en la reunión también se ha aprobado modificar las tarifas de los usuarios. Hasta 2019 se actualizarán anualmente con el IPC. En los años 2020, 2021 y 2022 se incrementarán un 5% además del IPC, para volver a partir de 2022 a incrementos anuales del IPC. Finalmente, a partir del año trigésimo primero de contrato, se abonará solamente la tarifa que se fije para la explotación y conservación del Canal.

Por otro lado, también se ha acordado que el Gobierno de Navarra anticipará a la sociedad pública CANASA una aportación máxima de 77 millones de euros entre 2013 y 2026 por valor de los usos expectantes o usos futuros de los usuarios del Canal. CANASA devolverá esta financiación al Gobierno de Navarra en otro periodo de 14 años, entre 2027 y 2040, con un interés anual del 3%.

Antecedentes

La construcción del Canal de Navarra, en su primera y segunda fases, tiene como origen el protocolo general firmado entre el Estado y Navarra en 1988, y más concretamente en el Convenio suscrito el 19 de octubre de 1998 y su Addenda de Actualización de 17 de noviembre de 1999.

Desde entonces, periódicamente se han ido celebrando reuniones de la Comisión de Seguimiento del Canal de Navarra entre Navarra y el Estado. La última Comisión de Seguimiento se celebró el 4 de mayo de 2010. La primera fase del Canal se inauguró en marzo de 2011.

Junto a la vicepresidenta primera y consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, y el director general del Agua del Ministerio, Juan Urbano, en la Comisión de Seguimiento también han tomado parte, por parte de la Comunidad Foral de Navarra, el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza; el consejero de Fomento, Luis Zarraluqui; y el director general de Desarrollo Rural, Juan Pablo Rebolé. Mientras, la representación estatal también ha contado con el director de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Francisco Hijós; y la directora general de Aguas de la Cuenca del Ebro (Acuaebro), Aránzazu Vallejo.

Comentarios