Feragua vota a favor del Plan Hidrológico del Guadalquivir en el Consejo Nacional del Agua

0
64
64

(Feragua) La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) ha participado esta tarde en el Consejo Nacional del Agua, donde ha votado a favor del Plan Hidrológico del Guadalquivir, después de comprobar que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente había desechado en su planificación la propuesta de la Junta de Andalucía de establecer dotaciones máximas para las grandes comunidades de regantes, propuesta que Feragua consideraba ilegal y discriminatoria, y sin ninguna base jurídica y técnica.

Durante su intervención en el Consejo Nacional del Agua, la presidenta de Feragua, Margarita Bustamante, subrayó que las grandes Comunidades de Regantes están compuestas por agricultores, grandes y pequeños, que se organizan para lograr economías de escala y una mayor eficiencia, y que existen grandes Comunidades de regantes formadas sólo por pequeños agricultores, “por lo que el establecimiento de dotaciones máximas para las grandes comunidades no puede decirse que tenga siquiera una justificación social”.

Asimismo, insistió en que la limitación del agua a dichas zonas regables no tiene ninguna justificación agronómica, pues una superficie de regadío de cualquier cultivo (arroz, maíz, algodón, olivar,…), consume la misma dotación de agua, con independencia que esté dentro de una gran Comunidades de Regantes (mayor a 2.500 Has) o de una Comunidades de Regantes de menor tamaño. Finalmente, calificó la propuesta de la Junta de Andalucía como “un agravio y desigualdad” de tratamiento con el resto de Comunidades de Regantes de España y del propio litoral andaluz, que no se ven afectados con esta limitación a las grandes Comunidades de Regantes.

“La propia Junta de Andalucía en los Planes Hidrológicos del Litoral Andaluz, elaborados por ella misma, y recientemente aprobados por el Gobierno, no ha incluido ninguna propuesta de limitación a grandes Comunidades de Regantes”, señaló Margarita Bustamante.

La presidenta Feragua valoró positivamente que el Gobierno no haya cedido a las presiones de la Junta de Andalucía y destacó que, por lo demás, el voto favorable de Feragua se debe a que es un Plan “equilibrado y está bien fundamentado para alcanzar los objetivos de calidad de las aguas y de satisfacción de las demandas que demanda la Directiva Marco de Aguas, y además ha sabido recoger bastantes de los planteamientos y alegaciones que presentamos en su momento los regantes”. No obstante, en su voto favorable, Margarita Bustamante formuló una “reserva” o excepción importante, relativa a la dotación contemplada para el cultivo de la fresa, estimada en 4.500 m3/Ha y basada en los cálculos que hizo en su momento el Plan Especial de Ordenación de Regadío de la Corona Norte de Doñana.

La presidenta de los regantes andaluces señaló que la citada dotación del cultivo del fresa no está agronómicamente justificada por el Organismo de Cuenca y “casualmente coincide” con la dotación de dicho cultivo establecida en el Pan Hidrológico de la Demarcación del Tinto-Odiel-Piedras, que ya ha sido recurrida por Feragua y “pone en grave peligro la competitividad en los mercados y el empleo que generan las explotaciones agrícolas de las zonas freseras de la provincia onubense”. Margarita Bustamante advirtió que si no se modifica y se garantizan dotaciones suficientes para el cultivo de la fresa, Feragua se verá obligada a recurrir el Plan Hidrológico del Guadalquivir, como ya hizo con el del Tinto-Odiel-Piedras.

Feragua dispone de informes elaborados por la Universidad de Córdoba que estiman para la fresa en la Zona Regable Almonte-Marismas unas necesidades mínimas, como dotación neta, de 5.600 m3/Has, un valor muy superior a los 4.500 m3/Ha propuestos en el Plan. A juicio de Feragua, además, el Proyecto de Plan Especial de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte Forestal de Doñana no tiene validez jurídica alguna, pues fue elaborado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía en enero de 2011 y sometido a Información Pública durante un periodo que finalizó el 30 de mayo de 2011, no habiéndose realizando ningún trámite más por parte de dicha Consejería, “por lo que ni está aprobado ni existe en nuestro Ordenamiento jurídico”.

En consecuencia, “no tiene ningún sentido que el Plan Hidrológico del Guadalquivir fundamente la estimación de su dotación para la fresa en el Plan de la Corona Norte de Doñana, pues este es un documento sin validez alguna”, concluyó la presidenta de Feragua.

Comentarios