FENACORE asegura que el Gobierno hará modificaciones en la Ley de Aguas

0
187

Sobre la Entidad

Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España.
  • Andrés del Campo, presidente de FENACORE
  • El proyecto está aún en un "borrador de borrador", según ha explicado el presidente de la Federación Española de Regantes (FENACORE), Andrés Del Campo.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está preparando una serie de modificaciones en la Ley de Aguas para lo que a partir del próximo trimestre iniciará grupos de trabajo. El proyecto está aún en un "borrador de borrador", según ha explicado a Europa Press el presidente de la Federación Española de Regantes (FENACORE), Andrés Del Campo.

Así, Del Campo ha señalado que "aún no hay nada concreto" pero que el Gobierno "tiene pensado hacer algunas modificaciones" según le ha trasladado el ministro Miguel Arias Cañete en una reunión que han mantenido.

En el ámbito de este encuentro, Del Campo le ha trasladado las preocupaciones de los regantes en relación con el plan de modernización de regadíos, y le ha pedido que estudie fórmulas para que los regantes puedan reducir los costes de los avales que necesitan los agricultores así como las dificultades de estos en el acceso a la financiación.

 "Todavía falta un millón de hectáreas de regadíos por modernizarse. Pero ahora, con las dificultades económicas habrá que esperar más tiempo", ha lamentado, al tiempo que ha planteado al ministro la necesidad de soluciones a los costes energéticos actuales para los regadíos, que están llevando a agricultores a limitarse a cultivos de secano en zonas de regadío.

En este ámbito, el representante de los regantes ha explicado que Arias Cañete le adelantó que, "en breve" se modificarán las tarifas energéticas. Del Campo ha criticado que en estas modificaciones, "casi con seguridad el Gobierno ha contado muy poco con el Ministerio de Agricultura" y ha recriminado que cuando hay una modificación de tarifas, siempre implica subir costes. "Siempre sale a pagar más y nosotros pretendemos que se distribuyan mejor los costes, que ahora están condicionando la viabilidad energética de la agricultura en regadío", ha añadido.

Planes Hidrológicos

Por otro lado, el presidente de FENACORE ha añadido que, según el ministro, los planes hidrológicos de la cuenca del Ebro , Baleares, Ceuta y Melilla se estudiarán en el próximo Consejo Nacional del Agua, que será convocado para este mismo mes de julio.

En esta materia, Del Campo ha anunciado su apoyo al todos estos planes y, en concreto, al del Ebro y ha subrayado que los usuarios del agua están colaborando todo lo posible en la planificación hidrológica. "Le apoyamos en el Plan hidrológico nacional que tan necesario resulta para equilibrar los déficit existentes en varias cuencas hidrográficas", ha añadido.

Concretamente, ha criticado las pretensiones de caudales ecológicos de reserva a los que aspiraba Cataluña para la parte baja del río porque eran "anti-económicos y antisociales". De hecho, ha dicho que eran unos caudales "hipotéticos" que no los tiene ni el río y con los que se condicionaría el desarrollo general de toda la cuenca.

Por ello, ha insistido en que los planes de cuenca deben perseguir el interés común y no el localista o autonómico. "El agua es de todos los españoles, no del que la tiene más cerca. Nosotros vamos a apoyar el plan del Ebro tal cual está en el Consejo Nacional del agua y consideramos, que son necesarias las obras de regulación: embalses y trasvases en general, no solo en el Ebro, si se demuestra su viabilidad económica, social y medioambietnal", ha apostillado.

En este sentido, ha lamentado que los intereses de las comunidades autónomas, en su opinión, "son siempre egocéntricos y no buscan el interés general", por lo que cuantas más administraciones intervienen en una cuenca "mayores dificultades hay para aprobar un plan hidrológico" al no perseguir objetivos comunes. "Los planes deben tener una distribución técnica y no política del agua", ha sentenciado.

Finalmente, ha justificado la necesidad de avanzar en la regulación de los ríos porque los impactos del cambio climático provocarán mayores episodios de intensas lluvias y épocas largas de sequía. "Los impactos del cambio climático serán mucho más graves en las cuencas hidrológicas que no estén bien reguladas", ha defendido.

Comentarios