La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Murcia presenta sus alegaciones al Plan del Tajo

0
52
52
  • Río Tajo.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de la Región de Murcia ha anunciado que va a emprender una campaña de recogida de firmas con el fin de respaldar una serie de alegaciones contra aspectos del borrador del Plan Hidrológico de la demarcación hidrográfica del Tajo como, por ejemplo, el incremento de la reservas no trasvasables en la cabecera del Tajo de los 240 hectómetros cúbicos actuales a los 400 hectómetros cúbicos.

Asimismo, presentará alegaciones contra el establecimiento de una reserva adicional de 80 hectómetros cúbicos, 60 de ellos para atender las necesidades de la Comunidad de Madrid y los 20 restantes para Castilla-La Mancha; y contra el aumento de los caudales ecológicos a lo largo del río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera.

Presentará alegaciones contra el establecimiento de una reserva adicional de 80hm3.

Por último, UPA también recurrirá la "ausencia" de inversiones y la creación de infraestructuras en la cuenca del Tajo que "eviten tener que recurrir permanentemente a las disponibilidades de agua de la cabecera del río para ir solucionando los problemas a lo largo de la cuenca y atender sus demandas".

Así lo ha hecho saber en rueda de prensa el secretario general de UPA de la Región de Murcia, Marcos Alarcón, quien ha mostrado su "enorme preocupación" ante el desarrollo de este borrador por la repercusión que tiene en el aprovechamiento del trasvase Tajo-Segura y la disponibilidad de agua de los agricultores de la Región.

Alarcón cree que "no es posible minimizar ni restar importancia o trivializar el hecho de que con el incremento de las reservas no trasvasables hasta los 400 hm3 se pierden 160 hm3 trasvasables". A su juicio, el argumento de que se pierden de una sola vez y que, después, la gestión y explotación del trasvase "se pueda realizar en términos iguales a los actuales, no deja de esconder una realidad: y es que en épocas de sequía disponer de esos 160 hm3 puede significar tanto como poder salvar una campaña".

Por tanto, ha tachado de "temeridad" el hecho de "relativizar la pérdida de 160 hm3", cuando los recursos disponibles en la cuenca del Segura para los regadíos del trasvase son "inexistentes", y "conociendo el régimen de existencias en la cabecera del Tajo, que tiene oscilaciones muy importantes, y que no son pocos los años en los que las existencias se sitúan en el límite de los 400 hm3 o menos".

Reserva de 80 hm3

También le llama "profundamente la atención" la reserva de 80 hectómetros cúbicos para Madrid y Castilla-La Mancha, porque el Plan hidrológico tiene una vigencia hasta 2015, y la evolución de las necesidades de Madrid en los últimos años ha experimentado "una caída de la demanda y del consumo".

Alarcón no entiende cómo "se van a beber 80 hm3 más entre Castilla-La Mancha y Madrid, que está reduciendo su consumo". Por tanto, añade estos 80 hm3 a la pérdida de 160 hm3 por los caudales no trasvasables, por lo que "estaríamos hablando de un total de 240 hm3 de no disponibilidad de aguas trasvasables".

El Plan hidrológico tiene una vigencia hasta 2015.

Por último, lamenta la ausencia de inversiones en regulación en la cuenca del Tajo, en depuración y en reutilización de aguas que, a su juicio, influye "de forma muy determinante" para que algunos usos del río Tajo, como los de los caudales ecológicos, "tengan que ser atendidos con aguas de cabecera del Tajo, cuando podrían ser perfectamente satisfechos con una mayor y mejor depuración de aguas residuales".

Memorándum

Alarcón ha arremetido contra el Memorándum de entendimiento entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de las Comunidades autónomas de Murcia y de Valencia sobre las aguas excedentarias del trasvase Tajo-Segura, del que UPA dice no tener conocimiento oficial, sino a través de canales "extraoficiales".

Precisamente, Alarcón ha dicho que lo primero que no le gusta es "el título del memorándum", porque él no contempla "la posibilidad de que el trasvase tenga aguas excedentarias, sino más bien al contrario, porque el trasvase tiene necesidad de disponer de la totalidad del agua que le permite la ley, que asciende a 600 hm3".

UPA ha denunciado públicamente "la falta de transparencia del Gobierno regional con las organizaciones profesionales agrarias, que somos los legítimos representantes de los agricultores, y que en todo el proceso de negociación y elaboración de este Memorándum" han estado "apartados", sin recibir información formal "alguna".

Recogida de firmas

Ante estas circunstancias, UPA se propone, en primer lugar, desarrollar una campaña interna de recogida de firmes en sus oficinas entre sus afiliados para presentar alegaciones que tienen como eje todos estos asuntos. Además, UPA va a celebrar actos testimoniales con la instalación de mesas de recogida de firmas a partir de la próxima semana.

UPA también ha anunciado que va a remitir este mismo viernes una carta al consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, pidiéndole la convocatoria de una reunión monográfica del consejo asesor de las organizaciones profesionales agrarias, al objeto de solicitarle información sobre el Memorándum, las reuniones que se han celebrado como consecuencia del mismo, los avances que se hayan podido producir y los compromisos que existan.

Solicitan a Cerdá que aclare la posición que va a mantener la Comunidad de Murcia. 

Asimismo, solicita a Cerdá que aclare la posición que va a mantener la Comunidad de Murcia "ante la inminente finalización del Plan de alegaciones al borrador del Plan Hidrológico del Tajo, puesto que no parece que antes de su finalización puedan promulgarse normas legislativas que vengan a paliar el régimen de explotación del trasvase".

Por ejemplo, UPA dice desconocer en qué se han concretado los grupos de trabajo celebrados desde junio y, de hecho, "hace pocos días se anunciaba que estaba en elaboración el borrador de una ley para recoger determinadas modificaciones en relación al funcionamiento del trasvase y no tenemos en absoluto conocimiento".

"No sabemos qué compromisos implican esos avances ni la aceptación de qué criterios por parte de los que han participado en esas negociaciones y, por tanto, estamos ante un desconocimiento muy importante de una materia vital, todo ello a 20 días de tener que presentar alegaciones de una forma responsable", asevera.

Alarcón ha señalado que, en principio, van a hacer una recogida de firmas individualizadas, aunque ya tienen un cuerpo de alegaciones que creen que es "indispensable". No obstante, no descartan presentar alegaciones conjuntas "tanto con otras organizaciones agrarias como con comunidades de regantes o el propio Sindicato Central de Regantes".

Vaivenes políticos

"De una forma u otra, o en un plazo u otro", Alarcón advierte que "habrá alternancia política, tanto en las comunidades autónomas como en el Gobierno central, y en virtud de eso habrá vaivenes políticos". Por tanto, cree que un "cierto consenso amplio" puede dar "una perspectiva más estable a la normativa", pero los vaivenes políticos "seguirán dándose" y no asegura que "no vaya a haber modificaciones".

Por ejemplo, se pregunta "cuáles son los estudios e informes técnicos que justifican el incremento en 160 hm3 los volúmenes no trasvasable en la cabecera del Tajo".

Recuerda que el fin de esta reserva "es atender demandas concretas en el ámbito de la cuenca del Tajo", pero advierte que "llevamos desde 1999 con la reserva de 240 hm3 y no hay constancia de que esa reserva haya sido usada, ni siquiera en momentos de sequía". A su juicio, la cuenca cedente "también tiene que justificar sus necesidades".

Por último, ha recordado que el compromiso del Gobierno regional es "mostrarse solidario con las alegaciones que presente el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, por lo que cree que la Comunidad "debería sumarse a las alegaciones que presenten los regantes".

Comentarios