La transformación del regadío de Las Puntes, en el que se invertirán 36 millones de euros, sigue su tramitación

0
78
78
  • Fraga (Wikipedia).

El proyecto de transformación en regadío de Las Puntes y del regadío Social de Torrente, en Fraga (Huesca) continúa su tramitación, según ha indicado el concejal delegado de Agricultura del Ayuntamiento de Fraga, José Ignacio Gramún, en una entrevista concedida a Radio Fraga, la emisora municipal de la ciudad.

El Gobierno de Aragón, ha explicado el edil, está analizando ahora los títulos de propiedad y las cédulas catastrales de todos los regantes expectantes que se han sumado a este proyecto. El concejal delegado de Agricultura ha destacado también que el Ayuntamiento estará "atento" para que se agilicen al máximo todos los pasos siguientes de un proyecto fundamental para el futuro económico de la zona.

El proyecto de regadío de Las Puntes ha recibido el apoyo de los agricultores con propiedades en el perímetro.

José Ignacio Gramún también se ha referido a algunas infraestructuras del regadío de Monegros, como el embalse de Valdepato, cuyas obras avanzan a buen ritmo, y se espera esté listo dentro de los plazos marcados. El responsable de Agricultura ha señalado también que desde el Ayuntamiento se hará "todo los posible" para acelerar el proyecto del Sifón de Cardiel.

El regadío social de Las Puntes permitirá una vez ejecutado la puesta en riego de 3.000 hectáreas de secano de los términos de Fraga y Torrente. Más del 50 por ciento de los 230 propietarios del perímetro afectado manifestó interés el pasado mes de julio en participar con sus propiedades en el proceso de parcelación imprescindible para la puesta en riego y previo a la misma.

José Ignacio Gramún ha agradecido el apoyo al proyecto que los agricultores han manifestado y la labor de la Asociación de Regantes Expectantes, que se ha coordinado con el Consistorio y el Gobierno de Aragón para facilitar a los agricultores afectados toda la información relativa al proceso.

Trabajo conjunto

"El equipo de Gobierno tiene una línea de trabajo, que es la del sentido común y el apoyo a los sectores económicos. Por eso, regantes y Ayuntamiento hemos trabajado en conjunto. El sector primario tiene gran potencial de desarrollo", ha dicho Gramún.

"Eso no quiere decir que los sectores secundario y de servicio no sean importantes, pero en mi opinión, el sector primario es la estrella en nuestra zona. Ahora remitiremos las solicitudes individualizadas de los propietarios al Gobierno de Aragón y seguidamente, en septiembre, se va a empezar a desarrollar la concentración parcelaria", ha apuntado el edil.

La inversión total rondará los 36 millones de euros.

El proyecto de regadío social de Las Puntes, que ha recibido el apoyo mayoritario de los agricultores con propiedades en el perímetro delimitado, unificó los antiguos proyectos de riego social de Torrente y Fraga Las Puntes y contará con una única captación de agua en el embalse de Mequinenza. Con esta decisión, se han podido salvar los escollos ambientales planteados durante el procedimiento administrativo.

Ahora, y con el apoyo de los regantes ya conseguido, se redactará un nuevo anteproyecto y estudio informativo que se someterán a evaluación ambiental. Todo ello se hará en paralelo a la concentración parcelaria y la solicitud de caudales a la Confederación Hidrográfica.

El director provincial de Agricultura, Fernando Fidalgo, apuntó en mayo que en el proceso estará completado en unos cuatro años y que la inversión total rondará los 36 millones de euros.

El 75% de esa cantidad lo aportará el Gobierno de Aragón y el resto, a razón de 3.000 euros por hectárea, los regantes. Cuando el Regadío Social de Las Puntes se complete, podrán regarse 3.000 nuevas hectáreas, lo que implica casi doblar la superficie regable de la zona. "Se trata de uno de los proyectos más importantes para Fraga durante este mandato", ha resaltado el alcalde de Fraga, Santiago Escándil.

Comentarios