El embalse de Benínar ha aportado 20 hectómetros cúbicos al regadío de la comarca de Poniente en el último año hidrológico

0
50

Sobre la Entidad

La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
50
  • Río Adra (Wikipedia).
  • El embalse del río Adra tenía a final de septiembre unas reservas de 11,4 hectómetros cúbicos, suficientes para atender las demandas actuales.

En el último año hidrológico –entre el 1 de octubre de 2012 y el 30 de septiembre de 2013-, el pantano de Benínar ha aportado algo más de 20 hectómetros cúbicos de agua para el regadío de cultivos intensivos de la comarca de Poniente. Esta aportación supone un 36% más que en el año hidrológico anterior, pero un 32% menos que en el 2010-2011, periodo en el que se estableció el máximo histórico de aportación de agua, coincidiendo con los dos años más lluviosos (854,0 milímetros en el 2009/2010 y 560,5, en el año 2011/2012).
Los datos de la pluviometría registrada indican que las precipitaciones en el pasado año hidrológico en la zona del embalse ascendieron a 325,5 milímetros, un 22% más que en el año hidrológico 2011-2012, pero un 14% inferiores a la media de la serie histórica.

Por meses, el más lluvioso fue noviembre de 2012, con una precipitación de 111 mm. Por el contrario, los meses más secos fueron diciembre de 2012 con una precipitación prácticamente cero (0,5 mm), y junio y julio de 2013, con precipitaciones nulas en el embalse.

El 30 de septiembre pasado, el embalse tenía unas reservas de 11,4 hectómetros cúbicos (un 43,4% de volumen útil), un 76% más que en la misma fecha del año pasado.
Y es que, si bien Benínar comenzó el año hidrológico con muy pocas reservas, en los últimos doce meses las ha incrementado en casi 5 hectómetros cúbicos. Todo lo contrario que en el año hidrológico 2011-2012, en el que las reservas disminuyeron en 7,28 hectómetros cúbicos.

El nuevo año hidrológico se inicia con reservas suficientes para atender la demanda de regadíos.

Comité de gestión

El 25 de junio de 2013 se celebró la reunión del comité de gestión del Poniente Almeriense en el que la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente informó de la situación hidráulica y evolución del año hidrológico 2012-2013, y se aprobó la propuesta de volúmenes asignados de riego para la campaña 2012-2013: 18,14 hectómetros cúbico –en la hipótesis más desfavorable-, y de 20,14 -considerando unas precipitaciones medias de la serie histórica-. Finalmente se ha aportado algo más de las previsiones más optimistas: 20,23 hectómetros cúbicos.

En cuanto al volumen útil de agua embalsada a final del año hidrológico, las previsiones que se realizaron en el comité de gestión oscilaban entre 9,0 y 12,0 hectómetros cúbicos, unas reservas que permitirían comenzar el año hidrológico 2013/2014 con recursos suficientes para poder afrontar el suministro para la siguiente, siempre que las precipitaciones fuesen similares e incluso levemente inferiores a las de la media histórica. Comoquiera que el volumen embalsado a 30 de septiembre era de 11,44 hectómetros cúbicos, se puede decir que el nuevo año hidrológico se inicia con reservas suficientes para atender la demanda de regadíos en espera de que las precipitaciones y, aún mejor, las nieves vuelvan en los próximos meses a descargar sobre Sierra Nevada y recarguen al río Grande.

Recuperación de los acuíferos

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, destaca la importancia socioeconómica que cumplen los recursos hídricos del pantano en el sostenimiento de la horticultura del Campo de Dalías, y por tanto, en la economía provincial y andaluza. Al mismo tiempo, destaca el papel medioambiental que desempeñan las aportaciones hídricas, por su contribución a la recuperación de los acuíferos de Sierra de Gádor-Campo de Dalías, no solo porque permiten una disminución de las extracciones de las aguas subterráneas, sino porque aporta un agua excelente que contribuye a una mejora de su calidad.

Asimismo, José Manuel Ortiz muestra su confianza en que el año 2014 el Gobierno de España ponga en servicio la desalinizadora del Campo de Dalías, de manera que contribuya de forma decisiva a dar una solución definitiva al déficit hídrico estructural del Poniente almeriense. De esta manera, según el delegado territorial, la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente almeriense -en la que deben integrarse todos los usuarios de la masa de agua de la comarca-, dispondrá de los recursos hídricos necesarios para poder atender de forma sostenible las demandas, tanto de la población como de las actividades agrícolas, turísticas y recreativas asentadas en la comarca. Los recursos disponibles se completan con la reutilización de las aguas regeneradas procedentes de las depuradoras de Roquetas, El Ejido y Adra así como el agua bombeada desde la balsa del sapo una vez tratada para mejorar su calidad.

Comentarios