La crecida del pantano de Benívar evita posibles restricciones a los regantes del Poniente

0
24
24
  • Pantano de Benínar (Wikipedia).

Las lluvias y el deshielo de las sierras que ha tenido lugar en las dos últimas semanas ha hecho que el pantano de Benínar (Almería) haya ganado 0,2 hectómetros cúbicos de agua, de forma que ante esta crecida y la previsión de nuevas precipitaciones, la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente no prevé realizar restricciones de aportación de agua a los regantes del Poniente.

Así lo han trasladado a Europa Press fuentes de la Administración autonómica, que han especificado que desde finales de enero hasta ahora las precipitaciones y los fluidos de las sierras han hecho crecer el nivel de la lámina de agua en unos 30 centímetros, con lo que las reservas del embalse se han incrementado hasta los 8,7 hectómetros cúbicos. Asimismo, para las próximas fechas se prevén precipitaciones en la cuenca del río Adra.

El pantano de Benínar (Almería) acabó el año 2013 con 8,58 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que representa un 32,6 por ciento de su capacidad real de embalse y 6,7 hectómetros cúbicos menos que el año anterior.

Ante este cierre de año, los técnicos de la Consejería estimaron que sería necesario reducir los caudales que se suministran actualmente para riego del Campo de Dalías de 426 litros por segundo, es decir, 36.806 metros cúbicos al día; si bien la crecida del pantano en los últimos 15 días ha hecho que esta opción sea descartada por el momento.

El pasado año en el área del embalse se registraron 195 litros de agua de lluvia por metro cuadrado, 83 menos que en el año 2012, en el que se recogieron 278. Asimismo, en 2013 el embalse aportó 20,7 hectómetros cúbicos de agua a los regantes del Sector VI del Campo de Dalías, agrupados en la Junta Central de Usuarios del Poniente, para el regadío de cultivos, frente a los 11,6 hectómetros del año 2012.

Comentarios