Huermur afirma que el intento de silenciar a los regantes solo quiere desviar la atención

0
34
34
  • Critica que se acordara otorgar competencias a integrantes Comisión Representativa para proceder a la venta del 20% del agua de la huerta.

Huermur indica, tras los hechos ocurridos en el Juntamento General de regantes celebrado este jueves en el Salón del Plenos municipal, que el intento de silenciar la voz de los regantes, reducir su participación e incluso expulsarlos de un edificio público "no tiene más fin que desviar la atención de las verdaderas cuestiones que rodean la gestión de la actual directiva".

Y es que, denuncia en comunicado, "se acordó otorgar plenas competencias a los nueve integrantes de la Comisión Representativa de la Junta de Hacendados para proceder a la venta del 20 por ciento del agua de la huerta de Murcia, que asciende a 12 millones de m3, que probablemente terminará siendo comprada a 16 céntimos de euro el m3 a supuestos regantes de Águilas y Mazarrón".

La venta de los caudales "que por derechos inherentes a cada uno de nuestros huertos nos corresponden", no se puede llevar a cabo "sin estar reflejada en el orden del día, ser anunciada por anticipado a todos los regantes de la huerta de Murcia, e indicando expresamente aquellos terrenos que van a ver mermados su caudales y en qué cantidad", así como la cantidad exacta que se va a cobrar por ello y a qué se van a dedicar dichos fondos, expresa Huermur.

"Una decisión de tal calado no puede ser tomada por menos de 100 hacendados de los más de 20.000 que forman parte de esta Comunidad General de Regantes", sino que debe ser anunciada "informando debidamente a cada hacendado".

Teniendo en cuenta, además que lo que se pone sobre la mesa es la supervivencia de la huerta de Murcia, "que esquilmada durante años con la especulación urbanística", ahora la quieren "despojar" de lo que la mantiene viva, "que es el agua del regadío", continúa. Una cuestión que va más allá de la Comunidad de Regantes, "pues afecta a todos los murcianos que aman esta huerta y aprecian sus valores paisajísticos, culturales y ambientales".

Por último, señala que el uso de la violencia para acallar las voces contrarias a la directiva de la Junta de Hacendados "nunca puede ser la herramienta usada en una corporación pública que debería fomentar la participación, la libre expresión y la muestra de su pluralidad".

Así indica que la acción llevada a cabo por representantes de esta asociación "ha sido en todo momento pacífica y simbólica, y se ha visto respondida por una acción desproporcionada".

Desde Huermur apuntan que seguirán reivindicando la "democracia" en la Junta de Hacendados, "el acceso a su documentación por cualquier regante, la transparencia y el respeto estricto a las ordenanzas y costumbres y a la Ley de Aguas en la toma de decisiones, y el restablecimiento del funcionamiento ordinario del Consejo de Hombres Buenos".

"Nuestra asociación se reserva el derecho a defender sus actuaciones ante cualquier instancia que corresponda, así como la imagen y la labor de cada uno de nuestros socios, a los que les mueve la defensa de la Huerta, el regadío y la legalidad", concluye.

Comentarios