Ignacio Casals: "El agua reutilizada le ha cambiado la cara a Alicante"

2
500
  • Ignacio Casals: " agua reutilizada ha cambiado cara Alicante"
    Ignacio Casals, Responsable I+D+i de Aguas de Alicante.
  • Alicante se ha convertido en pocos años en una de las ciudades a la vanguardia en materia de recursos hídricos: la ciudad consume la misma cantidad de agua que hace 25 años a pesar del incremento de población. Esto solo es posible gracias a innovadora visión de Aguas de Alicante, la compañía que gestiona el ciclo integral del agua.

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

Aguas de Alicante
Más de 115 años avalan la experiencia en la gestión eficaz del ciclo integral del agua y el compromiso con la sociedad.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
500

Desde hace más de un siglo, Aguas de Alicante es la empresa responsable de la gestión hídrica de la ciudad. Todo un desafío en un área caracterizada por precipitaciones irregulares, al que la entidad ha respondido con mejoras constantes. Para conocer en detalle los hitos e innovaciones puestos en marcha, así como los desafíos futuros, entrevistamos a Ignacio Casals, Responsable I+D+i en la compañía alicantina.

En primer lugar, Sr. Casals, nos gustaría conocer con más detalle su trayectoria profesional en el sector del agua.

Entré en el mundo del agua hace 20 años, como programador de aplicaciones de Simulación Hidráulica en la Politécnica de Valencia. Más tarde me incorporé a Aguas de Alicante, trabajando en el desarrollo de Sistemas de Información Geográfica y Modelos Hidráulicos de Redes. El punto de inflexión llegó para mí en 2007, cuando pasé a ser Responsable de I+D+i. La colaboración internacional que es base de la innovación me aportó una visión mucho más abierta y diversa de nuestro sector.

He tenido la suerte de trabajar con grandes profesionales desde el primer día, lo que me ha permitido aprender en todo momento de su experiencia. Esa suerte me sigue acompañando hoy.

Aguas de Alicante nació hace casi 120 años para dar respuesta a la falta de recursos hídricos que asfixiaba a la ciudad

Pregunta.- Comencemos si le parece por una radiografía de la actividad de Aguas de Alicante. ¿Cuáles son los principales hitos en la historia de la empresa?

Respuesta.- Aguas de Alicante es, literalmente, parte de la historia del municipio. Nació hace casi 120 años para dar respuesta a la falta de recursos hídricos que asfixiaba a la ciudad. En esa fecha, se lleva a cabo una obra de ingeniería clave: el Canal del Cid, que hace llegar a la ciudad el agua de los pozos de Sax, asegurando el suministro.

En 1953, Aguas de Alicante pasó a ser empresa mixta: de acuerdo con el Banco Mundial, la primera compañía del sector del agua en el mundo en adoptar este modelo. Podría destacar otros hitos, pero me quedo con el más reciente: la fusión de Aguas de Alicante y EMARASA en 2015, que ha supuesto la incorporación de la depuración de las aguas residuales a nuestra gestión, permitiéndonos abordar de forma integral y optimizada la gestión del ciclo urbano del agua.

P.- En la actualidad, ¿qué servicios presta Aguas de Alicante y a qué población atiende?

R.- Suministramos agua potable a los municipios de Alicante, El Campello, Monforte, Petrer, Sant Joan d’Alacant y San Vicente del Raspeig, lo que supone una población de derecho de 480.000 que crece hasta los 670.000 en verano. Esta variabilidad, y los cambios que introduce en la demanda, es uno de los retos a los que debemos enfrentarnos. Gestionamos también las redes de alcantarillado y drenaje en Alicante, Sant Joan y Monforte, además de las depuradoras de Alicante.

P.- Trasvases, desalación, aguas subterráneas, reutilización… ¿Cómo se articula actualmente el mix del abastecimiento de agua a Alicante?

R.- Alicante está ubicada en una de las zonas más secas de España; y sin embargo, la ciudad tiene asegurado el suministro, y no ha sufrido restricciones en las últimas décadas.

El secreto está precisamente en la combinación de todas y cada una de las fuentes que mencionas, porque esta diversidad es un componente clave de la receta que garantiza un abastecimiento sostenible. Las aguas superficiales, subterráneas y desaladas están presentes con peso similar y todas son necesarias. La reutilización, por su parte, ha permitido sustituir gradualmente los usos no potables del agua, reduciendo la presión sobre los recursos. El otro componente sería el uso eficiente, y ahí Alicante también se sitúa a la vanguardia, con un rendimiento del 93%.

Si hay un hilo conductor de la gran mayoría de los proyectos de I+D+i que desarrollamos, éste es sin duda la sostenibilidad

P.- Usted es responsable de I+D+i de la compañía. ¿Cuáles son las principales líneas de investigación por las que apuestan?

R.- Si hay un hilo conductor de la gran mayoría de los proyectos de I+D+i que desarrollamos, éste es sin duda la sostenibilidad. Dicho esto, entre nuestras líneas de investigación destacaría cuatro: la eficiencia energética, los sistemas de decisión para la renovación óptima de los activos, la gestión del agua en las ciudades inteligentes y la valorización de los productos en la economía circular.

P.- Aguas de Alicante es una compañía pionera en la aplicación de tecnología avanzada para la gestión del ciclo integral del agua. ¿Qué proyectos destacaría de los llevados a cabo en este ámbito?

R.- Entre los más recientes, escogería, por ejemplo, un Sistema de Riego Inteligente para las zonas verdes urbanas, que optimiza el riego en función de la meteorología y las especies vegetales presentes, detectando además fugas y otros problemas; o el proyecto de reciclaje de los materiales de excavación procedentes de nuestras obras, para disminuir su impacto ambiental. Destacaría también el desarrollo de un sistema patentado de control para captaciones subterráneas, que nos facilita una gestión mucho más eficiente. Esta última solución ha llamado la atención en Estados Unidos, donde se está adoptando.

De las iniciativas en progreso, mencionaría el proyecto DAIAD, en el que colaboramos con alemanes, griegos, suizos y británicos creando un dispositivo para dar a los usuarios un conocimiento completo sobre su consumo de agua y energía. El sistema, basado en el “Internet de las cosas”, se está poniendo a prueba en Alicante.

P.- ¿Y en el futuro más próximo, podría darnos algún ejemplo de proyectos más inmediatos?

R.- Sin duda, destacaría el proyecto NiCities, una propuesta en la que Alicante participa junto con Berlín, Praga, Lisboa y Barcelona, entre otras, en las denominadas “Nature Based Solutions”, soluciones basadas en la naturaleza para un entorno urbano más habitable y sostenible.

En este proyecto trabajaremos con el Ayuntamiento para proponer, por ejemplo, los nuevos pulmones verdes de Alicante, y mediremos su impacto sobre la calidad de vida. También elaboraremos los futuros sistemas de drenaje alternativo, que copian a la naturaleza, evitando cuando es posible la obra “dura”.

Un 80% de las zonas verdes urbanas de Alicante se riega ya con agua reutilizada

Aguas de Alicante ha puesto en marcha durante los últimos años un Plan Director para la Red de Agua Regenerada. ¿Cuáles son las principales líneas de actuación de esta iniciativa y cuáles han sido los resultados más relevantes?

El Plan Director supuso un impulso clave para el agua regenerada en Alicante. Contempla todas las infraestructuras e inversiones necesarias para ampliar la capacidad de tratamiento y llevar el agua reciclada a las grandes zonas verdes de la ciudad.

El primer resultado es que un 70% de las zonas verdes urbanas se riega ya con agua reutilizada, que se emplea también para baldeo de calles, riego de campos de golf e incluso jardines particulares. Quisiera destacar cómo el agua reutilizada le ha cambiado la cara a Alicante: en 15 años, se ha triplicado la superficie de zonas verdes por habitante. Partiendo de una de las ciudades menos “verdes” de España, el asfalto y el cemento han dado paso a los jardines y los parques. Todo ello sin gastar ni una gota más de agua potable en la ciudad, que sigue consumiendo lo mismo que hace 25 años, cuando la población ha crecido sensiblemente en ese mismo periodo.

P.- ¿Cómo describiría la situación de la reutilización de agua en España?

R.- La respuesta tiene que ser ambivalente. Por un lado, somos un país de referencia en reutilización a nivel mundial, aunque sólo sea por el volumen de aprovechamiento de este recurso.

Sin embargo, no podemos ni mucho menos darnos por satisfechos. Según los estudios de la UE, España es, con mucho, el país europeo con mayor potencial de aplicación del agua reutilizada; y ese nivel está aún muy lejos de alcanzarse. Esos análisis inciden en el hecho de que el estrés hídrico, ya extremadamente alto en nuestro país, no dejará de crecer en las próximas décadas. En este contexto, la reutilización está encontrando muchas dificultades para ocupar el lugar que le corresponde.

La reutilización está ahora mismo en el foco de la Unión Europea, que pretende definir un marco común en el que desarrollarla y darle un gran impulso positivo. España tiene que estar muy presente en esta oportunidad, haciendo valer la experiencia de estos años - la buena y la mala - para transmitir un enfoque realista. Sólo así podremos aprovechar ese impulso.

La reutilización está encontrando muchas dificultades para ocupar el lugar que le corresponde

P.- ¿Con qué obstáculos cree que se encuentra la reutilización para alcanzar una mayor relevancia en la gestión del agua?

R.- Es una cuestión de prioridades. Parece que todas las instancias tienen clara la necesidad de dedicar recursos a crear infraestructuras que garanticen el abastecimiento de agua; y sin embargo, parece que cuando se plantean estas inversiones, la reutilización, que es una de las opciones más sostenibles, no recibe la atención que requiere.

Esta falta de atención se ve agravada por la dificultad de conjugar la financiación de las infraestructuras de tratamiento y transporte necesarias, sin penalizar las tarifas del agua regenerada. Es fundamental aplicar el principio de recuperación de costes con visión global; la reutilización no es un hecho aislado, sino que repercute de manera inmediata en el balance hídrico, asegurando la disponibilidad futura del agua potable. En las ciudades, es todavía más claro: aunque nos empeñemos en dividirlo, el ciclo urbano del agua es único. El abastecimiento, el saneamiento, la depuración y la reutilización son precisamente eso, un ciclo; y la sostenibilidad económica tiene que garantizarse para el proceso completo, sin penalizar ninguno de sus componentes, porque si no nos cargamos el círculo.

En paralelo, sería conveniente actualizar la normativa, adaptándola a la experiencia, para crear un marco que realmente incentive el uso del agua regenerada.

La ciudad consume lo mismo que hace 25 años, cuando la población ha crecido sensiblemente en ese mismo periodo

P.- Para finalizar, Sr. Casals. Usted es profesor del Master en Tecnología y Gestión del Agua de la Escuela del Agua. ¿Cómo enfoca este programa la formación de profesionales en las habilidades básicas que demanda el sector del agua en la actualidad?

R.- Ante todo, dándole la importancia que merece. Muchos se sorprenderían de la atención y esfuerzo que dedican a su preparación un gran equipo de profesionales.

El Master tiene ya un largo recorrido. En este tiempo ha evolucionado para dar respuesta a los retos que plantean, por un lado, el propio progreso tecnológico del sector, y por otro, el nuevo marco que la sociedad de la información define para la formación. El resultado es un Master mucho más flexible, interactivo y participativo, en proceso de mejora continua.

Comentarios