El municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra recupera el manantial de Oromana

0
40

Sobre la Entidad

Alcalá es una ciudad pujante y que está inmersa en una etapa de cambios que alienta el inconformismo de su gente. Una prueba evidente sorprende nada más llegar. Para salvar el río Guadaíra se ha situado un Dragón que saluda al visitante y le...
40
  • La Delegación de Patrimonio contrata los trabajos para desatascar el arroyo subterráneo y que vuelva a aflorar en diversos puntos del parque de ribera alcalareño.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha contratado los trabajos para recuperar el curso del manantial de Oromana, un arroyo subterráneo que afloraba en diversos puntos del parque de ribera alcalareño hasta que el invierno pasado se atascó, presumiblemente por el derrumbe de algún tramo en la galería por la que discurre.

A lo largo de su curso este arroyo, que entra en el parque por su límite con la Hacienda de Oromana, discurre en diversos puntos de la superficie confiriendo al entorno un ambiente fresco y gran belleza por los saltos en cascada. Según los técnicos municipales el invierno pasado no salía una sola gota de agua por estos puntos habituales, posiblemente porque esté taponado en algún punto del interior de la que en Alcalá se conoce como galería Oromana.

Desde la pasada primavera el Consistorio alcalareño viene trabajando en solucionar este problema, contando para ello con el asesoramiento de la Sociedad Espeleológica Geos, que desde 2001 colabora con la autoridad municipal en cuanto se refiere a los acueductos subterráneos de la ciudad. Según el delegado de Patrimonio, Clemente Oliveros, “muy pronto volveremos a disfrutar de este manantial que tanta significación tiene para el paisaje del entorno natural de Alcalá y para todos los vecinos que lo disfrutamos”.

La salida principal del arroyo se produce por el Molino de Oromana, en el corazón del parque, bajo cuya acequia hay que cruzar agachados por su baja altura. Se trata de un molino de manantial con dos cubos, que aprovechaba la fuerza de la caída del agua procedente del manantial de Oromana para mover las piedras de molino.

Comentarios